Miércoles, 28 de Junio de 2017
El Tiempo

LABORAL

El absentismo laboral aumenta, mientras que en Cantabria se registran más horas de trabajo

La práctica del absentismo en el trabajo ha supuesto durante el último año 5.993 millones de euros a la Seguridad Social en concepto de prestaciones económicas y de 5.065 millones de euros a las empresas.

El absentismo laboral vuelve a sufrir un aumento
El absentismo laboral vuelve a sufrir un aumento

El absentismo laboral ha aumentado durante el último año en nuestro país, coincidiendo con los primeros síntomas de mejora económica a finales de 2013, siendo más pronunciado incluso que el aumento del PIB, tal y como publica salamanca24horas.com

La importancia de este fenómeno y el compromiso adquirido por la empresa de recursos humanos Adecco con su análisis y prevención ha llevado a publicar por sexto año consecutivo el informe sobre absentismo, realizado en colaboración con Garrigues, AMAT, FREMAP, la Universidad Carlos III de Madrid, la UNED y la Asociación española de especialistas en Medicina del Trabajo.  

Por tercer año consecutivo se obtienen los mismos resultados, lo que reafirma la necesidad de racionalizar los horarios laborales y mejorar los sistemas y prácticas de flexibilidad horaria y de calendario laboral que faciliten la conciliación de vida laboral y personal.  

De este informe se deprende que Cantabria, junto a Comunidad Valenciana, Canarias y Asturias, son las únicas comunidades autónomas en las que aumentaron las horas efectivas trabajadas. Además, la región es una de las comunidades que registró más horas, junto a Baleares, Madrid, Canarias, Galicia y Murcia.

En 2016 en Cantabria se pactaron 1.818 horas de trabajo, de las cuales 1.578 fueron efectivas. Por contra, 247 horas no fueron trabajadas.

La práctica del absentismo laboral ha supuesto durante el último año 5.993 millones de euros a la Seguridad Social en concepto de prestaciones económicas y de 5.065 millones de euros a las empresas por el abono de la prestación económica en los primeros días de baja.

Los sectores en los que más ha repuntado el absentismo son el de servicios y la industria, reduciéndose en la construcción. El factor determinante son las bajas por incapacidad temporal, que se redujeron de forma importante durante los primeros años de la crisis.

Por tercer año consecutivo se obtienen los mismos resultados en este campo, lo que reafirma a los autores del estudio en la necesidad de racionalizar los horarios laborales y mejorar los sistemas y prácticas de flexibilidad horaria y de calendario laboral que faciliten la conciliación de vida laboral y personal.   

Ante este panorama, para Javier Blasco, director jurídico de Adecco, “sería interesante contar como medida de mayor calado y eficacia para controlar esta preocupante tendencia creciente de las bajas, el que las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social puedan emitir altas médicas en los procesos de ITCC, garantizando absolutamente los derechos de los trabajadores”.  

“Otra medida, subsidiaria a la anterior, sería que las Mutuas tuvieran la posibilidad de prestar asistencia sanitaria, simplemente con el consentimiento del trabajador, sin necesidad de la autorización del Servicio Público de Salud, y dar el alta en los procesos de incapacidad temporal por contingencias comunes, al menos de las patologías traumatológicas”, añade.