Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
El Tiempo

INFRAESTRUCTURAS

Acabar con los problemas y retrasos en los trenes de cercanías de Cantabria costará 530 millones de euros

El Ministerio de Fomento invertirá esta cantidad hasta 2022 para mejorar la red, renovando y modernizando la infraestructura, ampliando la capacidad, modernizando los vehículos e incrementando la seguridad.

Según datos de 2016, se produjeron 271 en la red de ancho ibérico (Santander-Reinosa), de las que solo la mitad ocasionaron retraso y con un tiempo medio de 35 minutos; y 446 incidencias en las tres líneas de ancho métrico, de las que el 40% derivaron en un retraso, en su mayoría inferior a los 7 minutos.

Tren de Cercanias de Renfe
Tren de Cercanias de Renfe

El Ministerio de Fomento, a través de las empresas Adif y Renfe, invertirá hasta 2022 casi 530 millones de euros en mejorar la red de cercanías en Cantabria, en la que, a través de múltiples actuaciones, se renovará y modernizará la infraestructura, se ampliará la capacidad y se incrementará seguridad.

Además, en el marco del plan diseñado por Adif y Renfe, se prevé renovar el parque de vehículos, con la incorporación de 28 nuevos trenes en la Comunidad Autónoma; la mejora de las estaciones (imagen, accesibilidad, señalética, mobiliario y sistemas de información, ventas y control) o el aumento de las circulaciones entre Santander y Torrelavega.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado este lunes el Plan de Cercanías de Cantabria en un acto en el Palacio de La Magdalena, en Santander, al que han asistido el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; el consejero de Obras Públicas, José María Mazón; y la alcaldesa de la capital cántabra, Gema Igual, así como representantes de instituciones, entidades y empresas.

Renfe afrontará un proceso de modernización y renovación de la flota, también hasta 2022

De la Serna ha ensalzado que este plan, en el que Adif y Renfe llevan trabajando "bastantes meses", es el "más ambicioso, más completo y más importante de la historia de las cercanías en Cantabria por el grandísimo esfuerzo inversor que va a suponer para el Gobierno de España".

Un "esfuerzo inversor" en la Comunidad que, ha reivindicado, ya se está poniendo de manifiesto a través de algunas "obras importantes" ya en ejecución y las numerosas licitaciones de actuaciones en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que, en su conjunto, ascienden a un total de 243,5 millones de euros.

En cuanto a las inversiones que prevé el Plan de Cercanías, éstas se distribuyen en función del tipo de ancho de la línea. Así, en Cantabria la línea Santander-Reinosa, de 88 kilómetros, es de ancho ibérico, y las líneas Santander-Cabezón de la Sal, Santander-Orejo y Orejo-Liérganes, que suman 73 km, son de ancho métrico.

En la primera, el Ministerio, a través de Adif, invertirá hasta 2022 un total de 247,5 millones de euros (128,65 en la infraestructura, 113,1 en ampliar capacidad y 5,75 en seguridad e integración urbana). Dentro de esa inversión, De la Serna ha destacado algunas actuaciones, como la mejora del túnel de Montabliz o la sustitución del carril en zonas de curvas de radio reducido.

En las líneas de ancho métrico, se prevé una inversión global de 122,65 millones de euros (66,48 en renovación y modernización de la infraestructura, 44,3 en ampliar la capacidad, 3,7 en extender la red y nuevas estaciones y 8,17 en aumentar la seguridad). Entre las actuaciones, el ministro ha ensalzado el refuerzo de algunos puentes y el paso inferior de La Remonta y, como actuación "prioritaria", la construcción de un bypass de mercancías a las afueras de Santander.

En las líneas de ancho métrico, se prevé una inversión global de 122,65 millones de euros

Además de todo ello, Renfe afrontará un proceso de modernización y renovación de la flota, también hasta 2022. En la modernización se estima una inversión de 19,2 millones, mientras que la renovación de trenes, con la adquisición de 28 nuevos, alcanzará los 133 millones de euros. También desde Renfe se plantea una renovación de estaciones por 7,15 millones.

En total, en el marco de este Plan de Cercanías, que mejorará "la vertebración territorial y la cohesión social", De la Serna ha ensalzado que Adif invertirá 370 millones y Adif 159,6, casi 530 millones.

Cantidad que, ha reivindicado el ministro, "nunca en la historia jamás, ni de lejos, se había planteado un programa de inversiones tan ambicioso y con medidas tan concretas" como las que recoge este plan para Cantabria y que también se está elaborando para otras comunidades, siendo el próximo en presentarse el de Asturias, ha avanzado.

SITUACIÓN DE LA RED

El Plan de Cercanías, que se podrá consultar en la web del Ministerio a partir de mediados de diciembre, también hace un análisis de la situación actual de la red, que recorre 23 municipios y atiende a 383.000 habitantes, lo que supone un "grado muy alto de cobertura", con dos tercios de la población (66,2%) y la mayoría de ella se corresponde con los municipios de Santander, Torrelavega, Camargo, Piélagos, Astillero y Santa Cruz de Bezana.

La red cántabra de cercanías está dividida en cuatro líneas, que suman un total de 160,5 kilómetros. Santander-Reinosa consta de 88 kilómetros y es la única de ancho ibérico, en la que se circula a velocidades entre los 60 y los 160 km/h; mientras que las líneas Santander-Cabezón de la Sal, Santander-Orejo y Orejo-Liérganes son de ancho métrico (antigua Feve), suman 73 km y la velocidad oscila entre los 40 y los 100 km/h.

La red cántabra de cercanías está dividida en cuatro líneas, que suman un total de 160,5 kilómetros

Todas estas líneas están declaradas, al menos hasta este año, de Obligación de Servicio Público (OSP), una condición que el ministro ha confiado en que se renueve de cara a 2018 pero, ha dicho, es una decisión que está pendiente de pasar por el Consejo de Ministros, que deberá abordar estas declaraciones antes de final de año.

Esa condición es la que obliga al Estado a prestar el servicio aunque sea "deficitario", como ocurre en el caso de las cuatro líneas de Cantabria ya que la línea Santander-Reinosa, con 639.000 pasajeros anuales, solo genera en ingresos un 10,5% del total de los costes de mantenimiento y funcionamiento. En el caso de las tres líneas de ancho métrico, con poco más de tres millones de viajeros, esa cobertura de costes alcanza el 31,9%.

En cuanto a las incidencias de las líneas, con datos de 2016, De la Serna ha detallado que se produjeron 271 en la red de ancho ibérico, de las que solo la mitad ocasionaron retraso y con un tiempo medio de 35 minutos; y 446 incidencias en ancho métrico, de las que el 40% derivaron en un retraso, en su mayoría inferior a los 7 minutos.