Miércoles, 20 de Junio de 2018
El Tiempo

SANTANDER

ARCA pide por escrito a Igual y a Costas que pare las obras de los espigones de La Magdalena

Trabajos en una escollera de la playa de La Magdalena
Trabajos en una escollera de la playa de La Magdalena

ARCA remitirá este miércoles, 14 de marzo, sendos escritos a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y a la Demarcación de Costas, pidiéndoles la paralización de las obras en construcción de los espigones de la playa de La Magdalena y la "reconsideración de proyecto" ante el, a su juicio, "creciente rechazo y alarma generalizada" entre la población por el "brutal" impacto de la actuación.

Así lo ha confirmado a Europa Press esta asociación ecologista, que en el escrito que remitirá, adelatado este martes a los medios de comunicación, alerta de que conforme avanzan las obras el impacto es percibido como "mucho más grande que lo que evaluaba el estudio ambiental, y muestra la "gran diferencia" existente entre las infografías y proyectos y la realidad final.

Según sostiene ARCA, este proyecto no sólo va a suponer la "mutilación del icónico paisaje de la Bahía" sino también el "emparedamiento" de la playa de La Magdalena "sin necesidad alguna".

RAZONES DE ARCA

Como argumentos para la paralización de la obra, la organización ecologista denuncia que no ha habido "participación ciudadana real" sobre este proyecto y solo una "encuesta tendenciosa" como la que, a juicio de ARCA, se realizó entre la ciudadanía sobre el futuro de la playa de La Magdalena.

Y es que, según este colectivo, esta encuesta estaba dirigida a "encubrir, disimular y orientar claramente la opinión poco documentada de los ciudadanos" y es un "engaño diseñado para colar a la opinión pública una actuación con alto potencial de rechazo y contestación social".

También alude "discrepancia de criterio" entre el estudio de impacto ambiental y la valoración final de la Demarcación de Costas ya que, según sostiene, en el primero se habla de una afección al paisaje del proyecto como "impacto significativo negativo" y el otro, "sin justificación alguna", lo califica de "asumible".

"Esta discrepancia no justificada es inaceptable, por arbitraria y carente de motivación y fundamento, ya que ignora que el proyecto va a causar un daño significativo a un patrimonio paisajístico público emblemático, que afectará a la calidad de vida de todos los ciudadanos", opina ARCA.

Además, desde este colectivo se argumenta que "existen otros planteamientos, técnicas, y soluciones efectivas mucho más blandas alternativas a la actuación de las escolleras", según el criterio manifestado por "técnicos de reconocido prestigio y experiencia en el campo de la dinámica litoral".

También alerta de que el problema del movimiento de la arena "no se solucionará completamente con las escolleras, porque la arena siempre se moverá". "Las escolleras destruirán el paisaje y no solucionarán el problema", sostiene.

"Intentar retener arena alterando la playa en sus cualidades más relevantes y características, por las que es famosa y apreciable, resulta un precio absurdo, demasiado alto para los vecinos y la imagen de la ciudad de Santander", ha apuntado ARCA.

Señala también la asociación que "es más fácil y barato" detener la obra y reconsiderar la conveniencia de las escolleras todavía en construcción, "que tener que retirarlas en el futuro cuando estén acabadas" como -dice- está ocurriendo "con otras obras y proyectos ejecutados en el pasado reciente en Cantabria".