Martes, 24 de Abril de 2018
El Tiempo

SANIDAD

ATI anuncia movilizaciones ante la “inminente privatización” de los celadores de Valdecilla

Vista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Vista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

La Agrupación de Trabajadores Independientes ha denunciado la "inminente privatización" del colectivo de celadores del Hospital Valdecilla y ha anunciado movilizaciones.

Así, el sindicato "no va a consentir que se mueva a un solo celador sin que el juzgado previamente lo diga", es decir, sin que haya una sentencia, que "hasta el momento ni existe ni hay visos de ello".

En un comunicado, ATI achaca dicha privatización -que podría afectar también a auxiliares de enfermería- al director gerente del centro sanitario, Julio Pascual, y le acusa de hacerlo "de manera atropellada y saltándose a la torera el poder judicial", basándose en un informe del Consejo de Estado, que no es vinculante al ser un órgano de consulta.

Por eso ATI entiende que dicha privatización de celadores carece de "base legal" que la "sustente" y de sentencia que la "avale", y la considera una "escabechina". "Lo que prima es intentar que, poco a poco, lo público se convierta en privado, y a los trabajadores ponerlos en brazos de la empresa privada", asegura la formación sindical al respecto.

Asegura además que el gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Julián Gil, y la consejera de Sanidad, María Luisa Real, conocen esta privatización, pese a lo cual "actúan como auténticos consentidores de tal descalabro".

ATI asegura que dicha privatización "está a la vuelta de la esquina" y se está haciendo, además, "al más puro estilo caciquil, con tintes de avasallamiento, y sin pasar tan siquiera por la Mesa Sectorial de Sanidad". Creen que la única pretensión es "ir cargándose al personal no sanitario, y también de soslayo al sanitario, e ir sumando más y más servicios privatizados, hasta enfocar el hospital hacia lo privado".

Recuerdan para finalizar que los celadores se sumarían así al personal de otros servicios "privatizados": mantenimiento, archivo, cocina, informática y los almacenes, en los que "la convivencia entre el personal público y el privado se hace complicada".