Miércoles, 21 de Febrero de 2018
El Tiempo

LABORAL

Las cántabras cobran un 29% menos que los hombres y ocupan el 64% de los empleos peor remunerados

Podemos denuncia que la brecha salarial “es un boquete en la vida de las cántabras” y cree “más necesaria que nunca” la huelga del 8 de marzo.

Además, el 78% de los contratos a tiempo parcial están desempeñados por las mujeres cántabras.

La presencia laboral de las mujeres se centra, sobre todo, en puestos de comercio, hostelería y limpieza
La presencia laboral de las mujeres se centra, sobre todo, en puestos de comercio, hostelería y limpieza

Podemos ha denunciado a través de un comunicado que las mujeres cántabras cobran “un 29% menos que los hombres” y que su presencia se centra, “sobre todo”, en puestos de comercio, hostelería y limpieza, “demostrando que el techo de cristal es aquí más grueso que nunca”.

Tras conocer los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la formación morada considera que esta brecha salarial “es un boquete en la vida de las cántabras” y por ello cree “más necesaria que nunca” la huelga del 8 de marzo.

Considera que esta brecha salarial “es un boquete en la vida de las cántabras”

Además, los datos revelan que el 64% de los empleos peor remunerados son ocupados por mujeres, y que el 78% de los contratos a tiempo parcial están desempeñados por las cántabras.

Asimismo, la encuesta desvela que el 92% de las excedencias y el 96% de las reducciones de jornada son solicitadas por mujeres, unos datos que, a su juicio, “explican porque tenemos una de las mayores brechas salariales de todo el Estado”.

Para Podemos esta situación viene provocada porque “siguen recayendo sobre las mujeres sistemáticamente el cuidado de las personas”. Así, consideran que “necesitamos que la sostenibilidad de la vida esté en el eje de las políticas” y que también “necesitamos que esas políticas vayan acompañadas de recursos”.

Para finalizar, aseguran que “la brecha salarial es una brecha en la vida de las cántabras” y que es necesaria la igualdad ya que esta “es la base de la democracia, y si en Cantabria los hombres y las mujeres no tienen los mismos derechos no hay democracia”.