Sábado, 23 de Septiembre de 2017
El Tiempo

CANTABRIA

Cantur, “despropósito infinito”

Después de los problemas denunciados por una escuela de fotografía del País Vasco en una reserva realizada en el Hotel Áliva, Cantur no emitió un informe oficial hasta un mes antes de la fecha prevista para la visita, que finalmente no se realizó.

Entre las alternativas, la empresa pública ofreció a FotoGasteiz menos plazas de las inicialmente reservadas y otras fechas que no convenían al proyecto fotográfico que motivó la reserva.

Hotel Áliva, en Fuente Dé
Hotel Áliva, en Fuente Dé

A mediados del pasado mes de mayo el director de la escuela de fotografía FotoGasteiz, Gustavo Bravo, denunciaba el “despropósito” de la empresa pública Cantur a la hora de gestionar una reserva en el Hotel Áliva, en Fuente Dé, para un viaje de fin de curso para 20 personas que estaba previsto para el 24 de junio de este año, y que finalmente no pudo realizarse en Cantabria a pesar de haber pagado la reserva por “falta de disponibilidad”.

Según ha podido saber eldiariocantabria, no fue hasta el 23 de mayo cuando se emitió un informe oficial, varios días después de que se publicase la carta abierta en este medio firmada por el propio Bravo y unos 15 días desde que se abonara la reserva y el equipo de Promoción de Cantur echara atrás la misma por problemas informáticos que derivaron en esa falta de disponibilidad. En dicho informe, que la escuela califica de “vergonzante por los términos en los que está escrito” y el poco contenido informativo del mismo, se explica someramente que el problema se produce por el cruce de “todos los datos que nos llegan a través de todos los puntos de recepción”, produciéndose un “fallo interno”.

Cantur ofreció a la escuela de fotografía vasca varias alternativas, entre ellas otra forma de alojamiento para el 24 de junio

Es en ese momento, según el Departamento de Promoción y Reserva de Instalaciones de la empresa pública, cuando se comunica a FotoGasteiz la imposibilidad de realizar su reserva. Según la carta abierta, dicha fecha es el 10 de mayo, dos días después de realizar el pago y casi un mes después de que “la persona encargada de gestionar nuestra reserva” pidiera a la empresa escoger el día.

Cantur ofreció a la escuela de fotografía vasca varias alternativas, entre ellas otra forma de alojamiento para el 24 de junio. La reserva original estaba pagada por habitaciones dobles, pero en el nuevo reparto la empresa pública plantea dos habitaciones séxtuples, una quíntuple y una doble. Más allá de que, como denunció Bravo en la carta abierta, “nos hacinemos” en estas habitaciones, la propuesta además “solo posibilitaba dormir a 19 personas en lugar de 20”, como matiza FotoGasteiz, que ha recordado que todas estas opciones se presentaron “una vez abonada y confirmada la reserva”.

Cantur ofreció a la empresa varias alternativas, aunque ninguna de ellas encajaba en el proyecto de FotoGasteiz, por lo que finalmente se cambió el destino de la visita a los lagos de Covadonga, en Asturias. La primera de dichas opciones era cambiar la reserva para “cualquier otro sábado de junio”, dando como alternativas el día 3, el 10 y el 17. En este caso, el problema estaba en que el día elegido era “Luna Nueva y cielo sin luz lunar, ideal para captar las estrellas” con las cámaras de los estudiantes. Tampoco era factible retrasar la visita a julio, como se propone en otra de las opciones, por lo que finalmente se les devolvió el dinero.

PARQUE DE CABÁRCENO

En el informe de situación de Cantur se señala también que desde la Dirección de Promoción y Reservas de Instalaciones ofrecía a FotoGasteiz una visita al Parque de la Naturaleza de Cabárceno con un precio especial para el grupo, propuesta que la empresa rechazó, que en declaraciones a este diario ha recordado “menores despropósitos” ocurridos en otra visita al Parque, gestionado igualmente por Cantur, a la que definía en la carta abierta como “despropósito infinito”.

Según ha explicado, en dicha visita estaba “todo pagado”, pero al llegar a las taquillas “nos tuvieron retenidos” porque en sus ficheros “no estaba pagado”. Ni siquiera los justificantes de pago que presentó FotoGasteiz fueron suficientes, y durante 15 minutos estuvieron esperando a que se confirmara la reserva desde su sistema.

Comentarios