Martes, 16 de Enero de 2018
El Tiempo

COMERCIO

Los comerciantes del Casco Viejo reclaman acabar con las “rebajas continuas”

Advierten que debido al "desastre" que está generando la liberalización de los periodos de rebajas, muchos pequeños negocios están cerrando poco a poco.

Anque la tradicional campaña de rebajas de enero acaba de comenzar, esta asociación considera que no es tal porque "las rebajas son ya continuas"
Anque la tradicional campaña de rebajas de enero acaba de comenzar, esta asociación considera que no es tal porque "las rebajas son ya continuas"

La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Santander, integrada en la Confederación Española de Cascos Históricos, reclama acabar con "urgencia" con la liberalización de los periodos de rebajas que fomenta la "competencia desleal" y está promoviendo la "muerte" del pequeño comercio.

Y es que, aunque la tradicional campaña de rebajas de enero acaba de comenzar, esta asociación y sus integrantes consideran que no es tal porque "las rebajas son ya continuas", principalmente en grandes negocios y las cadenas comerciales o franquicias, lo que genera "problemas" al pequeño comercio.

"Entendemos que la competencia desleal, el ciberespacio y las importaciones sin normativa ni aranceles, está llevando al tejido comercial a la banca rota", han considerado en un comunicado desde la asociación, que ha advertido que en los últimos cinco años "paulatinamente ha ido agravándose la situación del pequeño comercio" para el que la competencia frente a ello es "imposible".

La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Santander ha salido así en defensa, además de estos pequeños negocios, de "un estilo de vida", ya que sus comercios están ubicados en barrios y en centros históricos de las ciudades, manteniendo así la "esencia" de estos lugares de convivencia junto a sectores como la cultura o la hostelería.

Pero ha advertido que, debido al "desastre" que está generando la liberalización de los periodos de rebajas, muchos de esos negocios están cerrando poco a poco, ya que les es imposible competir contra las grandes cadenas y franquicias.

"No hace falta más que pasear por cada calle de nuestras localidades para ver persianas de comercios de toda la vida cerradas", ha lamentado la asociación.

Además de esa libertad en los periodos de rebajas, los comerciantes del Casco Viejo de la capital cántabra también creen que está influyendo la "educación del consumidor actual" que, a su juicio, "se mueve solo por el impulso de la rebaja y no por un consumo necesario, ni de calidad-precio y mucho menos de excelencia".

"Somos víctimas indefensas de la promoción del consumismo", ha añadido, al tiempo que también ha apuntado a las políticas de venta low cost que dejan pequeños márgenes de beneficio y frente a las que los pequeños comercios tampoco pueden competir, lo que les sume en una "cadena de empobrecimiento y miseria".