Jueves, 14 de Diciembre de 2017
El Tiempo

LIÉBANA

Más de 60 entidades se unen en una manifestación por un Desfiladero "digno y seguro"

La marcha se celebrará el próximo viernes, 8 de diciembre, y recorrerá la N-621.

Una enorme roca cortó el paso en el Desfiladero de la Hermida hace unas semanas
Una enorme roca cortó el paso en el Desfiladero de la Hermida hace unas semanas

Más de 60 entidades, entre partidos políticos, sindicatos, empresas o asociaciones, han convocado para el próximo viernes, 8 de diciembre, una manifestación para exigir el acondicionamiento del Desfiladero de la Hermida y por la "dignidad y seguridad" de los vecinos de Liébana.

La marcha partirá a las 16 horas de la entrada de esta vía en su vertiente lebaniega, y recorrerá la N-621 hasta los aparcamientos de Sotama, cercanos a la localidad de Tama, donde se leerá una manifiesto.

Con esta iniciativa, sus promotores pretenden reclamar una carretera "segura y digna, acorde a las necesidades del siglo XXI", señalan en un comunicado en el que consideran "desafortunado" que el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, haya "intentado desinflar" esta convocatoria "con un anuncio de 60 millones de euros de inversión".

La marcha recorrerá la N-621 hasta los aparcamientos de Sotama

Anuncio que ven "completamente inmoral", más si se tiene en cuenta que la Defensora del Pueblo concluyó en un informe hace meses que quedaban pendientes de ejecutar 67,11 millones de partidas presupuestarias aprobadas para esta vía. "Sin embargo -lamentan- el ministro insiste en realizar un nuevo proyecto el año que viene antes de ejecutar las obras, para las que no ha señalado una fecha de conclusión".

Al margen de esto, los convocantes, que esperan que se sumen algunos de los ayuntamientos de Liébana o la Mancomunidad a la marcha, avisan que "será la primera de todas las manifestaciones que sean necesarias hasta que las administraciones públicas asuma su responsabilidad a la hora de solucionar este problema", en alusión a los desprendimientos que afectan a esta vía.

"Tener unas comunicaciones dignas y seguras es un derecho constitucional", sentencian los organizadores de la manifestación, que alertan de la "falta de igualdad de oportunidades que generan estas comunicaciones" respecto al resto de españoles.

"No queremos seguir pasando miedo cada vez que atravesamos una carretera que es trayecto obligado para acudir a puestos de trabajo, hospitales o dependencias judiciales", expresan los lebaniegos que están detrás de la marcha, para quienes el Desfiladero "no reúne ningún requisito de seguridad".

"No hay anchura suficiente, contiene curvas de 90 grados y hay desprendimientos constantes en la calzada", señalan entre otros ejemplos.