Lunes 16.07.2018
PESCA

¿Cuál es uno de los pescados más caros?

El precio de la angula se debe a un trabajo duro y arriesgado que se realiza durante la noche y con temporales de lluvia, granizo y viento, y a la escasez del producto.

El precio de las angulas supera los 1.000 euros por kilo
El precio de las angulas supera los 1.000 euros por kilo

El trabajo que requiere la pesca de la angula es duro y muy arriesgado. Nuestros anguleros conocen el peligro al que se exponen a la hora de hacer este trabajo, que normalmente se realiza de noche y a veces aguantando temporales de lluvia, granizo y viento. Estos temporales hacen que aparezcan crecidas en el río con fuertes corrientes, que pueden ser la causa de graves accidentes para nuestros pescadores, accidentes que a veces la fatalidad, hace que incluso pueda llegar a costarles la vida.

En el municipio de Miengo siempre hemos contado con buenos anguleros. Algunos de ellos pescan las angulas para su propio consumo, y otros, para poder venderlas y sacar un sobresueldo que añadir a la economía familiar. Suco Perales y el Grillo… de Mogro. Rufino, Jamín, Pepe el cachonero, Butano y Pacho… de Cudón, todos fueron grandes pescadores. Luis Nieva, de Gornazo, uno de los mejores. Citurri, Martin el trueno, Ivan… de Carriazo. Milio Galván, Lechuguín, de Mogro. Juan el chato, Cotoño, Cesar Quintano, Iván Crespo, de Cudón, todos auténticos anguleros de raza.

Nuestros anguleros con el ceazo (una especie de colador de red de 8 metros de diámetro) al hombro, el candil y un caldero, esperan que se aproxime la hora de la marea para ir a la orilla de las rías de Mogro y Cudón, donde en silencio y con una gran paciencia, confían en tener suerte y conseguir sacar del agua muchos de estos animalitos que valen su peso en oro.

Primero recorren la orilla buscando un buen puesto donde quedarse, para después empezar a arrastrar sus ceazos en el agua, a contracorriente, utilizando el candil para que las angulas salgan a la luz y queden atrapadas, aunque la mayoría de las veces no se quede ninguna, o en el mejor de los casos, no sean más de dos o tres las que se puedan pillar de una sola vez. Algunos pescadores de angulas también hacen la pesca desde una barca por el centro del río.

Según los anguleros, la mejor época para la pesca de la angula es la de noviembre a marzo. Aseguran que en las noches de luna en menguante y también después de tormentas con lluvias y con viento del sur, son noches muchas más propicias para la pesca de la angula.

Hace muchos años, un hombre podía llegar a pescar en las rías de Cudón y Mogro, unos 2-3 Kilos cada noche. En la memoria de muchos de nosotros está el recuerdo de una espectacular captura ocurrida en una noche de diciembre del año 1980, en la que Rufino y Vidal, dos hermanos de la recta de la Gandara, de Cudón, batieron todos los records habidos y por haber, pescando en la ría, entre Mogro y Puente Arce, alrededor de 200 kilos de angulas. Llegando a tener que pedir ayuda a los empleados de Las Queserías Cántabras, edificio ubicado en Oruña de Piélagos, para que les prestaran varias ollas de la recogida de la leche,(ollas de 40 litros.) donde poder depositar toda esa barbaridad de kilos que pescaron en esa madrugada.

200 kilos de angulas… angulas de las de verdad, de las que tiene ojos… las que se preparan en una cazuela de barro con aceite, unos ajos y un trozo de guindilla. Las que calentucas, recién hechas, desprenden un reguero de delicioso aroma y exquisito sabor.

Los que por desgracia no podemos llegar a degustar las auténticas angulas de nuestras rías, dado el precio al que se venden, no tenemos más remedio que conformarnos con las “gulas", ese sucedáneo fabricado con harina de pescado, al que pintan el lomo con la tinta de un calamar. Pero, como suele decirse: A falta de pan…

Comentarios