Miércoles, 07 de Diciembre de 2016
El Tiempo

PIÉLAGOS

Una decena de empresas optan a urbanizar la parcela en la que se ubicará el nuevo colegio de Renedo

Los trabajos son un requisito previo para que Educación construya el centro.

La previsión del equipo de gobierno es que la Consejería de Educación saque a licitación la construcción del colegio en 2017
La previsión del equipo de gobierno es que la Consejería de Educación saque a licitación la construcción del colegio en 2017

Un total de 10 ofertas se han presentado para acometer los trabajos de urbanización de la parcela del nuevo colegio de Renedo, que cuentan con un presupuesto base de licitación de 279.722 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de seis meses, según ha anunciado la alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio.

Ha recordado que estos trabajos son un "requisito previo e imprescindible" para que, posteriormente, la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria construya el citado centro en un terreno ubicado en el barrio Sorribero, fruto de un convenio urbanístico suscrito en 2014 por el anterior equipo de gobierno (PP).

Samperio ha explicado que dicho convenio preveía la modificación de la clasificación asignada a la parcela para calificarla como suelo urbanizable, con un sistema general que permitiera no sólo el uso residencial -para los propietarios del terreno- sino educativo para esa parcela que recibió el Ayuntamiento de forma gratuita y anticipada y que puso a disposición de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, responsable de las obras del proyecto.

Asimismo, ha reiterado que fue la propia Consejería la que advirtió de que las parcelas rústicas "no son válidas porque carecen de los servicios esenciales para poder ejecutar las obras".

En la misma línea, se ha referido al escrito que la ex directora general de Personal y Centros Docentes, María Luisa Sáez de Ibarra, remitió al Consistorio en el que ponía de manifiesto que la Consejería de Educación aceptó de buena fe la citada parcela ya que el Ayuntamiento de Piélagos adquirió el compromiso de dotarla de servicios, aunque finalmente dichos servicios aparecieron bajo la forma de condiciones de la licencia para que fuera la propia Consejería la que ejecutase la urbanización.

Samperio ha incidido en que Sáez de Ibarra señaló en su escrito que "para la construcción de un centro escolar se precisa una parcela libre de cargas, esto era lo solicitado" y, por ello, añadió, que no puede aceptarse que sea la Consejería la que se ocupe de dejar la parcela libre de ellas porque, "en definitiva, lo que la resolución de Alcaldía de 20 de mayo de 2015 pone rotundamente de manifiesto es que la parcela cedida no era la adecuada para la construcción del colegio".

Dotación de todos los servicios

La alcaldesa de Piélagos ha afirmado que, a la vista de lo expuesto anteriormente, el actual equipo de gobierno (PSOE-PRC) "no ha tenido más remedio que acometerla la urbanización de la parcela para dotarla de todos los servicios, además de crear un vial de acceso al futuro centro educativo".

De hecho, ha precisado que las obras, que se adjudicarán próximamente a una de las diez empresas que han presentado sus ofertas, incluirán movimiento de tierras, rellenar e igualar la parcela, la creación de aceras y un paso de peatones, la dotación de saneamiento de fecales y aguas pluviales al terreno o la modificación de la tubería de abastecimiento de agua existente.

También, ha apuntado, el soterramiento de las líneas de telecomunicaciones y una nueva instalación para el suministro eléctrico tanto para el nuevo colegio de Renedo como para lo que se construya, en el futuro, en la otra parte del terreno.

Por último, ha avanzado que la previsión del equipo de gobierno es que la Consejería de Educación saque a licitación la construcción del colegio en 2017 para que las obras puedan comenzar a ejecutarse ese mismo año, "de forma que los anuncios y las infografías del pasado den paso, de una vez por todas, a la realidad de los hechos".

Comentarios