Jueves, 26 de Abril de 2018
El Tiempo

REDES SOCIALES

Ante la decisión del Ayuntamiento, Guillermo Vega, gerente de Mouro Producciones, ‘incendia’ las redes

Publicación en Facebook de Música en Grande Santander
Publicación en Facebook de Música en Grande Santander

Tras conocer la decisión de la mesa de contratación del Ayuntamiento de Santander, que ha propuesto adjudicar a la UTE La Campa la organización de los conciertos de la Semana Grande en la Campa de la Magdalena y a Santander Live Producciones el festival de música independiente que se celebrará en la primera semana del mes de agosto en el mismo recinto, el anterior organizador de estos conciertos ha publicado un 'incendiario' mensaje a través de su página de Facebook.

"La semana que viene os daremos todo tipo de explicaciones de por qué no hemos llegado a la décima edición. 15.000 amigos queréis un festival con continuidad y que crezca en el tiempo. Buscaremos otra ciudad, aquí es imposible...", afirman desde el perfil de Música en Grande Santander, evento que se ha celebrado durante los últimos nueve años.

"Así nos reconoce el Ayuntamiento nuestro 9 años de trabajo por hacer crecer un festival", respondía a uno de los comentarios de la publicación.

Música en Grande SAntander
Lo cierto es que en 2007 el Ayuntamiento de Santander, entonces dirigido por el actual ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, inició los conciertos de la Semana Grande, organizados en la Campa de La Magdalena. Desde aquel año, y durante los ocho siguientes, estos eventos musicales fueron adjudicados, sin ningún tipo de licitación pública, a Mouro Producciones, propiedad de Guillermo Vega.

Los dos últimos años el Consistorio decidió ‘vestir’ este acuerdo sacando a concurso la ocupación especial de la Campa y otorgando la licitación a Vega. Sin embargo, este año dichos conciertos han ido a parar a Delfuego Booking, empresa de Javier Palacios que gestiona Escenario Santander. Un ‘castigo’ que se produce meses después de que otra empresa de Vega, Dos Imanes Producciones, provocara el derrumbe parcial de un edificio en la Calle del Sol de Santander por un exceso de obra en el antiguo pub Masters.

Desde que en julio de 2017 se produjera el derrumbe que dejó sin vivienda a 27 personas el foco se ha puesto sobre las irregularidades cometidas durante las obras en el local, que según el expediente sancionador abierto por el Ayuntamiento han sido el origen del suceso, al realizarse actuaciones fuera del amparo de las licencias otorgadas por el Consistorio.