Sábado, 21 de Octubre de 2017
El Tiempo

URBANISMO

La denuncia de Ganemos Santander por el derrumbe de la calle del Sol recae en el Juzgado de Instrucción 5

La formación anuncia que la magistrada Mercedes Compostizo, que instruyó el caso Racing y se ocupa del de Ecomasa, “se encuentra ya estudiando la causa”.

Imagen del edificio parcialmente derrumbado en la santanderina calle del Sol
Imagen del edificio parcialmente derrumbado en la santanderina calle del Sol

La denuncia de Ganemos Santander Sí Puede por el derrumbe parcial de edificio número 57 de la calle del Sol ha recaído en el Juzgado de Instrucción 5 de Santander. Ganemos, que interpuso la denuncia una semana después del derrumbe del edificio y fue el primer partido en llevar el siniestro a los juzgados, así lo ha indicado este miércoles en un comunicado. La formación, que está representada en el Ayuntamiento de Santander por la concejala Tatiana Yáñez, ha destacado que “durante el mes de agosto el sistema judicial solo tramita las causas penales urgentes”. Y ha asegurado que, una vez que el Juzgado de Instrucción número 5 de Santander ha recibido la denuncia interpuesta por Ganemos el pasado 26 de julio, la magistrada Mercedes Compostizo, que instruyó el caso Racing y se ocupa del de Ecomasa, “se encuentra ya estudiando la causa”.

Yáñez interpuso esta denuncia al considerar que pudo haber "presuntos delitos de trato de favor y negligencia"

Yáñez interpuso esta denuncia al considerar que pudo haber "presuntos delitos de trato de favor y negligencia" en la tramitación de los expedientes y licencias de obras del pub Masters que se estaba reformando en el bajo del edificio que se derrumbó parcialmente en la tarde del 19 de julio. La denuncia, de la que Ganemos informó la misma tarde que se interpuso, consta de diez páginas y otras más de 400 de anexos de documentación aportada tanto por los vecinos como recabada en el Ayuntamiento de Santander por la edil Tatiana Yáñez. Con el apoyo de tres expertos en urbanismo y dos abogados, Yáñez explicó entonces que presentaba la denuncia al considerar que el equipo de gobierno (PP) del Consistorio “permitió obras irregulares a un empresario”.

En la denuncia, Ganemos afirmó que advierte de que se ha podido incurrir en delitos de “trato de favor y negligencia” en la tramitación de los expedientes y permisos concedidos al empresario para las obras de reforma del pub situado en el bajo del edificio. Ganemos detalló que en la denuncia se indica que, tras el estudio correlativo de los hechos y actuaciones llevadas a cabo desde la administración municipal, “se observa un evidente trato de favor en la tramitación de las licencias de obra”, concedidas en “pocos días” o “prácticamente en horas” cuando los plazos para ello suelen ser de “varios meses”. Además de la “sospechosa rapidez en conceder las licencias”, Ganemos señala que “se ignoran las alarmantes y reiteradas denuncias de los vecinos, que las acreditan mediante los impecables informes técnicos de un experto y con un mes de antelación”.

El derrumbe se produjo la tarde del 19 de julio y el edificio ya se había desalojado por la mañana gracias, según Ganemos, a “la anticipada, desesperada y persistente lucha de los vecinos contra su propia administración local que debió protegerles”.