Martes, 24 de Octubre de 2017
El Tiempo

SUCESOS

Detenida una pareja en Santander por robar dinero y joyas a una anciana en el piso donde trabajaba

La familia de la anciana denunció el pasado mes de mayo la desaparición de varias joyas, prendas de vestir y dinero en metálico.

La mujer trabajaba como empleada doméstica, cuidando de la anciana
La mujer trabajaba como empleada doméstica, cuidando de la anciana

La Policía Nacional ha detenido a una pareja como presuntos autores del hurto de 50.000 euros, joyas y otros objetos, en el domicilio de Santander donde la mujer trabajaba como empleada doméstica, cuidando a una anciana.

Los detenidos son un hombre de 35 años, con iniciales B.Q.D., y una mujer de 43, V.P.M.. El detenido, con antecedentes, fue puesto a disposición judicial, mientras que la mujer, que carecía de ellos, quedó en libertad con cargos tras prestar declaración en las dependencias policiales.

Según han informado fuentes de la Policía, a finales del pasado mes de mayo los familiares de una mujer de avanzada edad que vivía sola en su domicilio denunciaron la desaparición de varios efectos de oro, joyas, prendas de vestir y dinero en metálico, de la que se habían percatado en la última visita que realizaron.

Ambos habían vendido varias joyas por importe de 3.000 euros, pertenecientes a la anciana, en establecimientos comerciales de compro-oro.

Los denunciantes explicaron que empezaron a sospechar cuando se dieron cuenta de que la anciana no tenía puestas las joyas que habitualmente llevaba. Por tal motivo decidieron ver si faltaba algo en la casa, comprobando que faltaban joyas, dinero, un juego de cubiertos de plata, juegos de cama y de toallas, una batería de cocina, un juego de sartenes, un abrigo de piel y varios bolsos.

En su denuncia, facilitaron los datos de la mujer que había sido contratada para cuidar a la anciana, ya que era la única persona ajena a la familia que poseía llaves del domicilio.

Las investigaciones llevaron hasta la empleada de hogar, así como a su pareja, un hombre que también frecuentaba la vivienda, comprobando que ambos habían vendido varias joyas por importe de 3.000 euros, pertenecientes a la anciana, en establecimientos comerciales de compro-oro.

Por tal motivo, se procedió a detener a la pareja la tarde del pasado miércoles por un delito de hurto.