Detenido con una navaja de 18,5 centímetros de hoja un implicado en una pelea en Año Nuevo en Santander

Arrestado un conductor que dio positivo en alcoholemia tras colisionar contra seis vehículos estacionados en la capital cántabra.

Torrelavega no registra incidencias reseñables en las celebraciones de fin de año.

La Policía Local de Santander ha detenido a un hombre que estuvo implicado en una pelea que tuvo lugar en la mañana de Año Nuevo en la calle Santa Lucía y en la que intervino portando una navaja de carraca de 18,5 centímetros de hoja. En la pelea, según ha informado este martes la Policía Local, estaban implicados varios jóvenes, y el detenido y otro trataban de agredir al resto con navajas.

Los hechos tuvieron lugar en la confluencia de la calle Santa Lucía con el paseo de Menéndez Pelayo a las 08:50 horas del lunes, día de Año Nuevo, y al llegar la Policía los presuntos agresores emprendieron la huida a pie. Sólo uno de ellos fue interceptado en la cercana calle Gándara por un agente, al que intentó agredir con la navaja de 18,5 centímetros de hoja que portaba, por lo que tuvo que ser reducido. Además de incautarle la navaja, se le detuvo y se le instruyeron diligencias judiciales por un delito de amenazas con arma blanca y atentado a agente de la autoridad.

La Policía Local de Santander también detuvo este lunes al conductor de un turismo que dio positivo en alcoholemia tras colisionar contra dos vehículos y cuatro motocicletas estacionados. Según han informado este martesfuentes policiales, la detención se produjo a las 08.45 horas en la calle Lope de Vega, confluencia con la calle Santa Lucia, donde el turismo se salió de la vía y colisionó contra los seis vehículos estacionados en el lugar. Los agentes realizaron la prueba de alcoholemia al conductor implicado, que superó en más del doble la tasa permitida de alcohol, por lo que fue detenido.

El vídeo que encabeza este artículo, grabado por un ciudadano anónimo y al que ha tenido acceso este diario, muestra a un miembro de la Policía Local aporreando a una persona con su porra reglamentaria en la madrugada de Año Nuevo precisamente en la misma zona.

Por otro lado, la Policía Local de Santander está tratando de identificar al hombre que la madrugada de Año Nuevo se colgó de una farola de la plaza de Cañadío y la rompió, para reclamarle la reparación de la misma. Así lo ha detallado este martes la alcaldesa de Santander, Gema Igual, a preguntas de la prensa sobre esos hechos, de los cuales hay innumerables vídeos circulando por las redes sociales.

Por su parte, Torrelavega no ha registrado incidencias reseñables durante las celebraciones de fin de año, que se han saldado con denuncias por consumo de alcohol, incumplimientos de horarios de cierre y ruidos. Así lo ha indicado este martes en un comunicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Pedro Pérez Noriega, que ha realizado un balance "positivo" en cuanto a infracciones y actuaciones en contra de la convivencia que, según ha dicho, "no han excedido en líneas generales a las que se pueden registrar en otros fines de semana a lo largo del año". Según ha explicado el edil, el sábado 30 y domingo 31 "tan sólo se han registrado dos casos positivos de alcoholemia en todos los controles realizados". Asimismo, se han detectado tres infracciones relativas al horario de cierre de establecimientos y otras tres infracciones por excesivo volumen en el interior de otros tantos locales. El concejal ha destacado asimismo que no ha habido que lamentar ningún herido, ni se han producido casos de intoxicación etílica que hayan requerido atención médica.