Jueves, 21 de Junio de 2018
El Tiempo

SUCESOS

Detenidos dos grupos dedicados a robos en bares de Cantabria

Se han esclarecido varios robos ocurridos en Loredo, Somo, Pedreña, Mioño y Oriñón y no se descartan la relación con otros, aún en fase de investigación.

Algunos de los objetos intervenidos por la Guardia Civil
Algunos de los objetos intervenidos por la Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido esta semana a seis integrantes de dos grupos dedicados a robos en establecimientos, principalmente en bares, de donde se apoderaban del dinero que había en las cajas registradoras y en alguna máquina recreativa, así como de cualquier otro efecto de valor, causando daños para entrar en los locales.

Por el momento, se han esclarecido así dos robos en Loredo, en un bar y una tienda; uno en una tienda-bar de Somo, y tres bares más en Pedreña, Oriñón y Mioño, este último en grado de tentativa al ser sorprendidos por la Guardia Civil.

Además, desde la Benemérita "no se descarta" que uno de los grupos detenidos pudieran estar relacionados con otros robos en establecimientos de la zona de Castro Urdiales por lo que continúa la investigación, según ha informado en un comunicado el Instituto Armado.

A LA FUGA TRAS CUATRO ROBOS EN LA MISMA NOCHE

Dentro del dispositivo que la Guardia Civil tenía dispuesto la madrugada del pasado 8 de enero contra robos en establecimientos, sobre las 2.00 horas se alertó que en un bar de Pedreña se podía estar cometiendo un robo con fuerza por varios individuos encapuchados.

De inmediato, este dispositivo estableció un cierre de los posibles puntos de huída, al tiempo que se trasladaban hasta el lugar del robo varias patrullas de seguridad ciudadana.

Poco después una de las patrullas de cierre detectó en la entrada en la autovía A-8 en la localidad de Hoznayo a un vehículo que infundió sospechas, ocupado por varios jóvenes que tomaban dirección a Vizcaya.

Comenzó un seguimiento sobre este vehículo y al verse sorprendidos por la Guardia Civil, observaron como por una ventanilla arrojaron diferentes efectos, consiguiendo interceptar el turismo en la propia autovía.

Identificados los cuatro ocupantes, hallaron en el interior del vehículo numerosos objetos con indicios evidentes de haber sido sustraídos, entre ellos una bolsa de basura oculta bajo un asiento con una gran cantidad de monedas, en concreto más de 1.200 de diferentes valores.

Tras la práctica de unas primeras gestiones, entre otros efectos encontraron unos característicos mecheros sabiendo que procedían del bar asaltado en Pedreña, por lo que se procedió a la detención de los cuatro varones.

Posteriormente y recopilados los efectos hallados se puedo establecer que procedían de un total de cuatro robos cometidos esa misma noche, tras forzar puertas o ventanas de los establecimientos, apoderándose del dinero existente en los establecimientos, entre otros lugares de las cajas registradoras, un ordenador portátil, relojes, material de precisión para reparación de los mismos, así como piezas y maquinarias de estos, diferentes comestibles y otros efectos, procedentes de dos robos en Loredo, en un bar y una tienda, una tienda-bar de Somo, y un bar de Pedreña.

Los detenidos son cuatro varones, de edades comprendidas entre los 21 y 31 años, que fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Medio Cudeyo.

SORPRENDIDOS INTENTANDO UN ROBO EN UN BAR DE MIOÑO

El otro grupo detenido formado por dos varones de 28 y 20 años de edad y vecinos de Castro Urdiales y Bilbao respectivamente, han sido detenidos la madrugada del pasado jueves 11 de enero, como presuntos autores de la tentativa de robo a un bar de Mioño, así como un robo consumado el 19 de noviembre en otro bar de Oriñón.

Dentro del mismo Plan de Mejora de la Seguridad del Comercio implantado en Cantabria por la Benemérita, y gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil fue alertada sobre las 3.00 del pasado jueves, de un posible robo en un bar de Mioño.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Guardia Civil de Castro Urdiales, sorprendiendo a un varón forzando la puerta del establecimiento y otro oculto entre unos vehículos, procediendo en ese mismo instante a la detención de ambos por la tentativa de robo e intervención de las herramientas que estaban utilizando para la comisión del mismo.

Una vez en dependencias de la Guardia Civil de Castro Urdiales, los agentes han podido determinar que los detenidos son los presuntos autores de otro robo en un bar de Oriñón cometido en noviembre, donde se apoderaron de unos 600 euros procedentes de la máquina recreativa que fue forzada, así como de la caja registradora.

Tras las detenciones, la Guardia Civil ha agradecido la colaboración ciudadana, como en este último caso, y la necesidad de que la misma continúe en cuanto vean algo sospechoso (personas o vehículos), independientemente del horario, y que se avise de inmediato al teléfono de emergencias 062 de este Cuerpo. Las citadas llamadas serán utilizadas de forma anónima.