Lunes 23.07.2018
LABORAL

La Dirección de Unitono y la mayoría de los sindicatos llegan en el Orecla a un acuerdo que CCOO no firma

Protesta de trabajadoras de Unitono
Protesta de trabajadoras de Unitono

La Dirección de la empresa Unitono SAU –ubicada en el municipio de Camargo– y los sindicatos UGT, STC, USO y CGT han alcanzado este jueves un acuerdo en el Orecla (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales) sobre condiciones laborales, que sin embargo CCOO no ha firmado porque considera que “precariza aún más” el empleo de las trabajadoras, que son mayoría en la compañía.

En un comunicado, CCOO –que ha informado del acuerdo– considera que el acuerdo hace que cada vez sea “más difícil” que las trabajadoras de Unitono puedan conciliar su vida laboral y su vida familiar. Según recuerda, el acuerdo ha llegado tras nueve reuniones de negociación entre los sindicatos y la Dirección de la empresa y es “absolutamente insatisfactorio” para la sección sindical de CCOO en la empresa. Explica que el “conflicto” comenzó el pasado 22 de mayo, cuando Unitono SAU notificó su intención de modificar los turnos de trabajo de 71 trabajadoras y trabajadores en plantilla. Tras el acuerdo alcanzado este jueves, finalmente serán 42 trabajadoras (el 99% son mujeres) las afectadas por una modificación de su turno de trabajo hasta ahora desempeñado dentro de la franja horaria de las 09:00 a las 15:00 horas pasando a tener que desempeñar las funciones en el turno de tarde entre las 16:00 y las 22:00 horas.

“A la ya precaria situación laboral del sector, en este caso con jornadas mayoritariamente parciales, ahora sumamos un cambio de turno que modifica profundamente la situación y organización de las personas afectadas, a quienes este cambio supone un grave perjuicio”, ha asegurado la secretaria general de la Federación de Servicios en CCOO e integrante de la sección sindical de CCOO en la empresa, Marta Careaga. Según Careaga, el acuerdo “precariza aún más unos empleos ya de por sí precarizados, con bajos salarios, bajas jornadas y condiciones que hacen casi imposible que las mujeres, las principales empleadas del sector de teleoperadoras y de Unitono, puedan conciliar su vida laboral y familiar”. Así, ha explicado que alguna de las propuestas del sindicato para paliar las modificaciones de las personas afectadas eran la ampliación de jornadas para las jornadas parciales –algunas inferiores a 18 horas–, así como que los fines de semana no formen parte del calendario laboral para estas personas, posición que Careaga ha mantenido en el Orecla tras consultar con los afiliados.