Jueves, 23 de Noviembre de 2017
El Tiempo

POLÍTICA

La directora general de Cultura no ha tenido “ninguna notificación” y sigue trabajando “igual que lo hacía hace un año”

La comisión de seguimiento del pacto de gobierno suscrito hace dos años por PRC y PSOE se reúne este martes.

Marina Bolado
Marina Bolado

La directora general de Cultura del Gobierno de Cantabria, Marina Bolado, ha asegurado este lunes que ella continúa "trabajando como hasta ahora" y así lo seguirá haciendo "hasta que tenga alguna notificación, si es que tengo que tener alguna". Porque hasta la fecha, ha dicho, "no he tenido ninguna notificación de ningún tipo. Ni telefónica, ni escrita, ni nada". "Sigo trabajando como hacía antes, con mucha ilusión", ha manifestado a preguntas de los periodistas sobre su futuro, a propósito del cese de su jefe de departamento, Ramón Ruiz. "Nosotros, en la Consejería, trabajamos con mucha ilusión y así seguimos", ha remarcado Bolado, que podría ser destituida en el cargo tras el relevo del consejero de Educación, Cultura y Deporte, que será sustituido por Francisco Fernández Mañanes, según los cambios propuestos por la nueva Ejecutiva del PSOE en el Gobierno de coalición con el PRC, y que serán abordados este martes por ambos partidos. Entretanto, la directora general de Cultura, nombrada en el cargo en agosto de 2015 a propuesta de Ruiz, continúa "trabajando igual que lo hacía hace un año", según ha insistido al ser cuestionada por los medios.

Este martes, 12 de septiembre, se reúne la comisión de seguimiento del pacto de gobierno suscrito hace dos años por PRC y PSOE. En el encuentro, se analizarán las modificaciones propuestas por uno de los socios de Gobierno, el PSOE, a raíz del relevo de su Ejecutiva autonómica, encabezada por el sanchista Pablo Zuloaga. Dichos cambios afectan, además de a Ruiz –mano derecha de la anterior secretaria general del partido y vicepresidenta autonómica, Eva Díaz Tezanos– a dos altos cargos de la Consejería que dirige la número dos del bipartito: la directora de MARE, Rosa Inés García, y el consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco. Además, el PSOE propondrá al PRC que esta última empresa pública pase a depender de Economía, Hacienda y Empleo, y que las competencias de Investigación y Universidades se incorporen a la Consejería que dirigirá el Mañanes, por lo que de Vicepresidencia dependerían ya sólo Medio Ambiente y Política Social. Al ir estos cambios más allá de personas y afectar a la estructura del Gobierno, el otro socio, el PRC, no descarta replantear el pacto suscrito al inicio de la legislatura.