Domingo, 26 de Febrero de 2017
El Tiempo

MEMORIA

El edificio de la antigua cárcel de la Tabacalera se llena para homenajear a las víctimas del franquismo

El consejero de Cultura, Ramón Ruiz, descubre una lápida con la leyenda “Sitio de Memoria Histórica en honor de las víctimas del franquismo” en el patio de la Biblioteca Central de Cantabria y Archivo Histórico Provincial.

Lápida de piedra en memoria de las víctimas del franquismo
Lápida de piedra en memoria de las víctimas del franquismo

El patio del edificio de la antigua cárcel de la Tabacalera, actual sede de la Biblioteca Central de Cantabria y Archivo Histórico Provincial, se ha llenado en la tarde de este lunes para acoger el homenaje a las víctimas del franquismo. El momento culminante del acto ha llegado cuando el consejero de Cultura del Ejecutivo autonómico, Ramón Ruiz, ha descubierto una lápida con la leyenda “Sitio de Memoria Histórica en honor de las víctimas del franquismo. Gobierno de Cantabria. Santander, 30 de enero de 2017”, acompañado por los representantes de la decena de colectivos que han impulsado la iniciativa.

Además del propio Ramón Ruiz –que ha aprovechado para informar de que el Ejecutivo autonómico ya tiene listo el borrador de la Ley de Memoria Histórica de Cantabria, que trasladará a las asociaciones para que puedan “enriquecerla”–, al acto han acudido la vicepresidenta autonómica, Eva Díaz Tezanos; el consejero de Economía, Juan José Sota, y la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga, todos ellos del PSC-PSOE; estaba prevista la asistencia de algún consejero del PRC, pero finalmente ninguno de ellos ha acudido a la cita. En cualquier caso, los auténticos protagonistas del acto han sido los cientos de personas que han abarrotado el patio del edificio público para homenajear a los miles de presos políticos que a partir de 1937 pasaron por la antigua cárcel de la Tabacalera.

Díaz Tezanos ha destacado que la antigua cárcel de la Tabacalera es “sinónimo de dolor en el imaginario colectivo” de Cantabria y que los presos políticos que pasaron por sus naves “defendieron un Gobierno democráticamente constituido”, y ha recordado emocionada una frase del poeta comunista recientemente fallecido Marcos Ana, que pasó 23 años en las cárceles franquistas: “La única venganza a la que aspiro es la de ver un día triunfantes los ideales por los que he luchado y por los que tantos hombres y mujeres de este país perdieron su vida o su libertad”.

También han hablado los representantes de la decena de colectivos que han impulsado la iniciativa, que han coincidido en pedir al Gobierno de Cantabria que el de este lunes haya sido sólo un primer paso y que continúe apoyando la labor de recuperación de la memoria de las víctimas del franquismo. Sus intervenciones han sido breves, pero claras:

Carolina Hernaiz, de Desmemoriados, ha lamentado que hayan tenido que pasar “35 años desde la aprobación del Estatuto de Autonomía para Cantabria” para que el Ejecutivo autonómico haya dado el paso de este lunes.

Marisol González, de Archivo Guerra y Exilio, ha insistido en que “ya era hora pero bienvenido sea” este paso y ha recordado que algunos de los presos políticos que pasaron por la cárcel de la Tabacalera “aún no se sabe dónde están enterrados”.

Con una bufanda tricolor al cuello, Beatriz Sainz, de la Plataforma Ciudadana de Cantabria por la III República, ha recordado que “en junio se cumplirán 80 años de la toma de Santander por los franquistas y sus aliados fascistas italianos” y ha reclamado que el paso que el Gobierno de Cantabria ha dado este lunes “tenga continuidad”.

Marisa Calzada, de la Logia Masónica Luz del Norte, ha insistido en la “deuda” de todos los demócratas con los presos políticos del franquismo.

Antonio Ontañón, de Héroes de la República y la Libertad, ha destacado que muchas de los presos políticos que pasaron por la cárcel de la Tabacalera siguen “enterrados en cunetas de Cantabria” y ha denunciado que “las autoridades no están haciendo prácticamente nada” para remediarlo.

Carlos Sánchez, de CCOO, ha asegurado que “la reconciliación no terminará hasta que recuperemos la memoria histórica”.

Fidel Manrique, de CNT, ha recordado que “España es el segundo país del mundo en número de desaparecidos, sólo por detrás de Camboya” y ha insistido en que el franquismo intentó acabar no sólo con las vidas sino también con las ideas de sus víctimas, pero no lo consiguió, “porque aquí estamos nosotros hoy”. Manrique ha celebrado que, cuatro décadas después de la muerte de Franco, “parece que se inicia un periodo de reconocimiento y dignificación de la vida y la lucha de aquellas personas”.

Asunción Villalba, de UGT, se ha comprometido a continuar “abriendo los caminos de la memoria, la verdad, la reparación y la justicia”.

Miguel Saro, de PCE e IU, ha animado a “insistir a los poderes públicos” para que continúen apoyando la labor de recuperación de la memoria de las víctimas del franquismo porque el de los vencedores no debe ser el único relato de la guerra civil y la posguerra.

“Ellos mismos puestos en pie”

Ha puesto fin a las intervenciones de los representantes de los colectivos Isidro Cicero, del Grupo de Memoria Histórica del PSC-PSOE, que ha agradecido al Ejecutivo autonómico que haya “atendido” la petición de estos y ha recordado que cuando el franquista general Dávila tomó Santander, convirtió la Tabacalera en la “centralidad de su sistema represor”, pues en ella eran almacenados, clasificados y distribuidos a otras prisiones o campos de concentración, a los batallones de trabajadores esclavos o directamente a la muerte los presos políticos. “Pero ahora nosotros somos ellos mismos puestos en pie para defender y luchar cada día por sus ideas”, ha finalizado.

Tras el descubrimiento de la lápida de piedra y la interpretación de tres piezas por parte del dúo de violín y violoncelo Arcos, los centenares de asistentes han ido abandonando el edificio, muchos de ellos no sin antes echar la vista atrás para comprobar que la lápida con la leyenda “Sitio de Memoria Histórica en honor de las víctimas del franquismo. Gobierno de Cantabria”, un primer paso esperado durante cuatro décadas, ya es una realidad.

Comentarios