Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
El Tiempo

SANIDAD

Fallece una joven de 32 años tras someterse a un aborto en la clínica concertada Los Lagos

La autopsia judicial determinará si ha habido mala praxis o un problema de salud. El SCS, que derivó a la mujer a la clínica, se remite al centro concertado, limitando su relación a la parte administrativa del acuerdo marco.

Clínica Los Lagos, en Santa Cruz de Bezana. Foto: Google Maps
Clínica Los Lagos, en Santa Cruz de Bezana. Foto: Google Maps

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) tiene varios acuerdos marco concertados con clínicas de todo tipo. El foco se ha puesto esta semana en uno de ellos, la Clínica Los Lagos de Santa Cruz de Bezana, donde hace aproximadamente una semana fallecía una joven de 32 años tras someterse a un aborto en este centro privado, autorizado para la “interrupción voluntaria del embarazo de bajo riesgo en Cantabria”, como se anuncia en su página web.

La joven, embarazada de menos de 14 semanas, había sido derivada desde el Centro de Reproducción Sexual y Reproductiva de La Cagiga. Según publica El Diario Montañés, la intervención se desarrolló sin complicación de ningún tipo, pero una vez en la sala de recuperación todo se torció. La joven entró en parada, y a pesar de que fue trasladada a Valdecilla en pocos minutos, finalmente falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Por ahora se desconoce si ha habido mala praxis o se ha debido a un problema de salud no detectado por los servicios sanitarios de Cantabria. El SCS no ha facilitado información a este diario sobre lo ocurrido, ni siquiera sobre las complicaciones durante el traslado a Valdecilla, asegurando que la relación con la clínica Los Lagos se limita al acuerdo marco y a los trámites administrativos, y derivando a la propia clínica para responder sobre las posibles causas. Será la autopsia judicial la que determine las verdaderas causas del fallecimiento.

En cualquier caso, el director gerente del SCS, Julián Pérez, ha lamentado lo ocurrido y se ha remitido a las palabras del propietario de la red de clínicas a la que pertenece Los Lagos, que le ha asegurado que es el segundo caso. Este tipo de intervenciones, según ha explicado Pérez a este medio, "no tienen mucho riesgo, pero siempre existe en cualquier intervención".

La Clínica Los Lagos ganó el concurso público en 2013 para realizar las intervenciones voluntarias del embarazo, como ha sido este caso. Dicho convenio está a punto de expirar.