Jueves, 26 de Abril de 2018
El Tiempo

EDUCACIÓN

Las familias que no lleguen al Salario Mínimo tendrán gratis todos los recursos de Primaria el próximo curso

La Consejería asigna una cantidad al centro en función de los alumnos matriculados, por lo que el centro no podrá pedir aportaciones a las familias en este sentido.

El presupuesto del departamento de Mañanes se incrementa en 125.000 euros para afrontar esta iniciativa.

Las familias con pocos ingresos tendrán gratuidad en todos los recursos de Primaria
Las familias con pocos ingresos tendrán gratuidad en todos los recursos de Primaria

Las familias con hijos en Educación Primaria cuyos ingresos no lleguen al salario mínimo interprofesional alcanzarán la gratuidad total del banco de recursos en el próximo curso 2018-2019, de forma que tampoco el centro podrá pedirles la cuantía que sí pagan el resto de alumnos adscritos a este medio educativo.

Se trata de la principal novedad del "impulso" que este año ha dado la Consejería de Educación al banco de recursos a través de las nuevas instrucciones 2018-2019, como ha indicado este lunes en rueda de prensa la directora general de Innovación y Centros Educativos, Isabel Fernández, quien ha manifestado que estas medidas han supuesto un avance hacia la gratuidad del material escolar y permitirán conseguir uno de los objetivos principales del banco de recursos como es la "equidad y la igualdad" entre escolares.

El presupuesto de la Consejería se ha incrementado este año en 125.000 euros, con lo que alcanza los 2.125.000 euros

Además, a preguntas de la prensa sobre el compromiso que los partidos del Gobierno, PSOE y PRC, suscribieron con Ciudadanos en 2016 para que los libros de texto fueran gratuitos para todas las familias de Primaria, Fernández ha afirmado que "este objetivo puede ser realidad este curso" próximo, puesto que el año pasado han ido implementado medidas con este fin.

Una de ellas es la citada de haber conseguido la gratuidad total en el banco de recursos específicos para las familias con ingresos inferiores al salario mínimo (10.302 euros anuales), que supondrá además que el próximo curso el centro no pueda pedirles aportaciones en este sentido.

Para ello, el presupuesto de la Consejería se ha incrementado este año en 125.000 euros, con lo que alcanza los 2.125.000 euros (frente a los 2.000.000 de euros del pasado curso, de los que se venían a gastar 1,8 millones).

En el banco de recursos educativos, la Consejería asigna una cantidad al centro en función de los alumnos matriculados. Las familias con pocos recursos recibirán 155 euros por este concepto, quince más que el pasado, cuando percibían 140.

En primero y segundo de Primaria cada alumno adscrito al banco de recursos recibe una ayuda de 100 euros; los de Educación Especial, 50 euros; y los del resto de Primaria (de tercero a sexto) y Secundaria, 30 euros.

Se trata de un banco para centros públicos, del que todos los alumnos entrar a formar parte, a no ser que firmen lo contrario. Los centros concertados deben solicitar a la Administración su inclusión en esta iniciativa.

Otra de las novedades es que se incluye la posibilidad de otorgar "cantidades excepcionales" para situaciones específicas, como los colegios alejados y con pocos alumnos.

Fernández ha destacado la importancia de alcanzar acuerdos con los ayuntamientos de cara a alcanzar la gratuidad total de los bancos de recursos

Además se ampliará el número ayuntamientos que tienen suscritos convenios para el banco de recursos con la Consejería de Educación. A los convenios existentes en Camargo, Los Corrales de Buelna, Polanco, Campoo de Yuso, Campoo de Suso, Pesquera, Reinosa, Las Rozas de Valdearroyo, San Miguel de Aguayo, Santiurde de Reinosa, Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible se sumarán en breve los ayuntamientos de Bezana, Cabezón de la Sal y Campoo de Enmedio.

En este sentido, Fernández ha destacado la importancia de alcanzar acuerdos con los ayuntamientos de cara a alcanzar la gratuidad total de los bancos de recursos, que no solo incluyen libros sino otros materiales y recursos digitales asociados a proyectos innovadores.

"Es difícil gestionar este programa; lo que se hace, con estas medidas nuevas, es intentar subsanar para que ese objetivo pueda ser real este curso", ha declarado la directora general, que ha destacado que la Consejería "va en la buena dirección". "Se está trabajando aumentando la dotación para llegar poco a poco al gasto cero de las familias", ha apostillado.

"¿Que la realidad ha sido que ha estado pagando y se ha estado incumpliendo el acuerdo? Sí. ¿Que se están poniendo medidas nuevas para llegar a la gratuidad total? Sí. ¿Que se va a corregir en muchos casos? Sí. ¿Podemos asegurar al 100% que no va a pasar en algún sitio, que se nos escapa algún sitio? Pues no, porque seguro que se nos escapa", ha señalado.

Y ha afirmado que con el "retorno" de este año la Consejería "seguirá avanzando" para conseguir la gratuidad total.

Además, se implantará un órgano de gestión en cada centro que coordinará el coordinador de biblioteca; y se editará un Manual de Buenas Prácticas de los centros.

El banco de recursos no sólo acoge libros de texto, si no también otro tipo de recursos como son materiales fungibles, vinculados a proyectos de innovación, y recursos digitales, por tanto, se trata de algo "más ambicioso", ha puntualizado Fernández.

CALENDARIO ESCOLAR

Por otra parte, a preguntas de la prensa sobre el informe del Consejo Escolar sobre el calendario del próximo curso, Fernández ha reiterado que la Consejería lo "tendrá en cuenta", algo que ya dijo el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, y se ha remitido a la reunión que tendrá lugar el próximo viernes 13, en la que Educación presentará los resultados de la encuesta sobre el calendario escolar y su valoración sobre el informe del Consejo.

Fernández ha subrayado que el punto de partida del calendario escolar es "pedagógico" y no tiene que ver con "otros tintes". Y ha remarcado que la distribución de los descansos "no han tenido controversia más allá de la conciliación laboral y familiar, que ya es importante, y no con tintes religiosos".

En este sentido se ha referido a la semana de Pascua, cuyas vacaciones se han eliminado este año, y ha señalado que cuando la Semana Santa cae en abril, el último trimestre escolar "queda bastante corto".