Domingo, 18 de Febrero de 2018
El Tiempo

EMPRESAS

La Gallofa, de nuevo en el centro de la polémica

Establecimiento de La Gallofa en Santander
Establecimiento de La Gallofa en Santander

La Gallofa, una de las compañías en expansión en Cantabria –sus empresas emplean a 166 trabajadores en 28 centros de trabajo– vuelve a verse en el centro de la polémica.

El sindicato Comisiones Obreras ha manifestado en un comunicado que La Gallofa ha reincorporado a su puesto a Ana María Teruel, la delegada de CCOO “que fue despedida por su actividad sindical”, pero lo ha hecho “de forma irregular”. En diciembre de 2017, una sentencia del Juzgado de lo Social Nº6 de Santander declaró nulo el despido de Teruel y obligó a la empresa a reincorporar a la trabajadora, que cinco meses antes había sido despedida de La Gallofa por sus denuncias sobre las presiones de la compañía a los miembros de su sindicato. Comisiones Obreras ha denunciado que Teruel ha sido reincorporada a su puesto “de forma irregular”, por lo que el sindicato “ha iniciado un nuevo procedimiento, así que el caso está otra vez en los juzgados”. El sindicato ha denunciado asimismo que actualmente “otra delegada de CCOO está siendo sometida a sanciones y presiones por parte de La Gallofa”.

Por otro lado, okdiario, el digital que dirige Eduardo Inda, publica este lunes que el Gobierno de Cantabria ha dado “más de un millón de euros públicos a un grupo empresarial ligado a un testaferro de Urdangarin”, en referencia a La Gallofa. Según publica okdiario, el Ejecutivo autonómico “ha dado un contrato público de 200.000 euros y una subvención de 860.344 euros a varias empresas del grupo La Gallofa”, que “incluye dos sociedades que fueron constituidas por Ramón Cerdá Sanjuan, considerado como uno de los testaferro de Iñaki Urdangarin y pieza clave en la trama Gürtel”. Por un lado, “la mesa de contratación del Año Jubilar Lebaniego adjudicó a la empresa LGA Studio Design SL un contrato por valor de 200.000 euros, cuyo objeto fue ‘la realización del diseño, la producción, la comercialización y distribución de los productos promocionales y merchandising oficial’”, una adjudicación “cargada de polémica, ya que la empresa fue la única aspirante al contrato público”. Por otro lado, “la empresa Panbelia SL (también perteneciente al grupo La Gallofa) recibió una subvención de 860.344 euros del Gobierno de Cantabria para poner en marcha una planta de masas congeladas en la ciudad de Santander”, una subvención “concedida en el año 2009 por parte de la Consejería de Ganadería, siendo el regionalista Miguel Ángel Revilla el presidente del Gobierno autonómico”. El digital dirigido por Inda destaca que tanto LGA Studio Design SL como Panbelia SL pertenecen a Óscar Díaz Mazón, propietario de La Gallofa y que “figura como administrador único de más de una decena de sociedades”, entre ellas Actum Distribuidora 21 SL y Actualidad & Gestión SL, constituidas en 2013 en Barcelona y en 2012 en Murcia, respectivamente, por Ramón Cerdá, “un conocido creador de sociedades fantasmas, que ha sido condenado a 13 años de prisión por la Audiencia Nacional por delitos de fraude, asociación ilícita, falsedad continuada en documento público y falsedad en documento mercantil, por su implicación en una trama de fraude y evasión de IVA de 3,2 millones de euros”.

Según publica okdiario, Cerdá creó también las sociedades Good & Better, “que sirvió a Francisco Correa para facturar contratos adjudicados por la Comunidad de Madrid a la trama Gürtel”, y De Goes Center for Stakeholder Management, “la empresa que compró Mario Sorribas Fierro, testaferro de Iñaki Urdangarin, para evadir dinero a Belice”.

Comentarios