Miércoles, 07 de Diciembre de 2016
El Tiempo

INDUSTRIA

La Gerencia del Grupo Bosch en Alemania da el visto bueno al acuerdo de la planta de Treto

El comité de empresa espera firmar el acuerdo con la dirección esta semana, después de que fuera aprobado en referéndum por los trabajadores.

Fábrica de Robert Rosch en Treto
Fábrica de Robert Rosch en Treto

La Gerencia del Grupo Bosch en Alemania ha dado el visto bueno al acuerdo para garantizar el futuro productivo de la fábrica de Robert Bosch de Treto hasta 2025.

El comité de empresa espera firmar el acuerdo con la dirección de la planta esta misma semana, para después remitirlo a Madrid para que lo rubriquen el presidente de Robert Bosch Iberia, Frank Seidel, y el director de Recursos Humanos, José López San Román, según ha informado el presidente del comité, Moisés Huerta.

El comité fue informado del visto bueno de Alemania en la reunión que mantuvo el viernes pasado con el jefe de Recursos Humanos de la fábrica de Treto. Previamente, la plantilla respaldó de forma masiva el acuerdo en el referéndum celebrado en la planta los días 7 y 8 de octubre.

En él participaron 666 de los 870 trabajadores en plantilla, el 76,5% del total, de los que el 95,3% apoyaron el acuerdo (635). Otros 28 votos fueron negativos, el 4,2%, y se registraron tres papeletas en blanco, el 0,45%.

El acuerdo está condicionado a la salida de la planta de Treto de Robert Bosch España del Grupo Bosch mediante la compraventa de la misma, y contempla que no se producirá ningún despido en los tres años siguientes a la compra de la factoría, en caso de que se materialice.

El acuerdo está condicionado a la salida de la planta de Treto de Robert Bosch España del Grupo Bosch mediante la compraventa de la misma

El documento recoge que los derechos y obligaciones de los trabajadores en el momento de la venta se mantendrán y respetarán mientras estén en vigor. En este sentido, la antigüedad de los trabajadores de la factoría no se verá modificada por la venta de las acciones de la empresa. Y en el caso de los trabajadores temporales cuyos contratos, tras la venta, se convirtieran en indefinidos, se fijará la antigüedad conforme a la práctica de la empresa.

Para mantener las condiciones actuales de planta líder de Treto, se asegura la actividad productiva, con asignación de productos y su emplazamiento, hasta el 31 de diciembre de 2025, como mínimo. En este sentido, el acuerdo recoge que ya están previstas las inversiones necesarias para cubrir la capacidad de producción con unos 26 millones de euros entre los años 2016 a 2018, incluyendo maquinaria y utillaje.

Además, RBFT se compromete a que, durante los tres años siguientes a la fecha de la venta de las acciones de la factoría no se produzca ningún despido por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas. "En cualquier caso, este compromiso estará vigente hasta el 31 de 2020", señala el documento al que ha tenido acceso Europa Press.

Matiza que si a partir del 1 de enero de 2021 y hasta el 31 de diciembre de 2023 se produjese una situación "estructural" de falta de trabajo que derivara en la necesidad de "reestructurar la plantilla por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas", el Grupo Robert Bosch se compromete a que la recolocación del personal sea "la vía fundamental de solución del posible excedente". También se contemplan las "medidas laborales no traumáticas de naturaleza voluntaria" como jubilaciones anticipadas.

El acuerdo recoge asimismo distintas indemnización por la extinción de la relación laboral para el periodo 2021 a 2025 en función de la edad de los trabajadores, según tengan 59 años o más, menos de 51 años y entre 51 y 58 años.

El comité de empresa podrá participar en los procesos de negociación con el Grupo Bosch España mientras la factoría pertenezca al citado grupo, y será informado por la Dirección sobre el proceso de búsqueda de un comprador o socio para la división SG.

Antecedentes

En junio de 2015, el Grupo Bosch anunció su intención de buscar para su división 'Starter Motors and Generators', en la que se integra la fábrica cántabra de Treto, un socio para la creación de una 'joint venture' o un comprador.

La división desarrolla y produce alternadores y motores de arranque para turismos y vehículos comerciales que ayudan a reducir el consumo de combustible, por ejemplo como parte del sistema Start/Stop. Tiene unos 6.500 empleados en trece emplazamientos de producción y diferentes oficinas de ventas en todo el mundo, 700 de los cuales pertenecen a la factoría de Cantabria.

Comentarios