Martes, 24 de Abril de 2018
El Tiempo

METEOROLOGÍA

La Guardia Civil organiza convoyes de turismos después de auxiliar a los conductores en la A-67

La Guardia Civil ha trabajado durante la noche para auxiliar a los conductores
La Guardia Civil ha trabajado durante la noche para auxiliar a los conductores

La Guardia Civil de Cantabria y especialmente los componentes de la Agrupación de Tráfico, se encuentran desde la tarde de este lunes auxiliando a conductores en las carreteras principales de la comunidad, como la A-67, donde trabajan para evitar que ésta se quede bloqueada y donde, a lo largo de la mañana y por primera vez, organizarán convoyes de turismos para garantizar la seguridad de los conductores.

Desde la tarde del lunes, cuando las condiciones climatológicas empeoraron, la Guardia Civil está en alerta para evitar que las carreteras de Cantabria, y especialmente las vías principales, puedan quedarse bloqueadas, con personas atrapadas, y se produzcan accidentes.

Según ha informado este martes el Instituto Armado en un comunicado, el principal problema se encuentra en la autovía A-67, entre Molledo y el límite con Palencia (desde el punto kilométrico 157 en Arenas de Iguña al 117, en Mataporquera) donde debido a las intensas nevadas y ventiscas es necesaria la restricción del tráfico a determinado vehículos.

Se han realizado más de 15 auxilios de vehículos que, aunque pueden circular con neumáticos de inviernos, se han salido de la vía. Las patrullas que se están desplazando constantemente por este tramo de la A-67 les están ayudando para que puedan reintegrarse a la vía, incluso con la utilización de palas para desbloquear los vehículos.

Ha sido necesario emboolsar camiones y autobuses en la A-67

CAMIONES EMBOLSADOS

Camiones y autobuses permanecen embolsados en Arenas de Iguña desde la medianoche debido a la circulación difícil (nivel rojo) por la nieve y el hielo que se registra en la A-67 a su paso por Cantabria. Además, en dicha vía los turismos deben circular con neumáticos de invierno o cadenas.

Según información de la Dirección General de Tráfico, los autobuses y vehículos articulados están embolsados en Molledo, en el kilómetro 157 en sentido decreciente de la kilometración hacia Palencia. Las condiciones difíciles de circulación se prolongan desde el punto 157 al 117, en Mataporquera, en ambos sentidos.

Por su parte, en el puerto de San Glorio (N-621) desde el kilómetro 150 a 121,8, en ambos sentidos, es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno, y las condiciones difíciles circulación prohíben el tráfico de autobuses, camiones y articulados.

Además, al igual que ayer lunes, toda Cantabria está en nivel verde (circulación condicionada) por circulación difícil debida al granizo.

En cuanto a la red secundaria, permanecen cerrados los puertos de La Matanela (CA-633), Palombera (CA-280) y Lunada (CA-643) además de los tramos Reinosa-Brañavieja (CA-183) y Vega de Pas-Estacas de Trueba (CA-631). Se necesitan cadenas en los puertos de Piedrasluengas (CA-184), Alto del Bardal (CA-284), Collado de Ozalba (CA-282) y Alto del Carcol (CA-264), así como en otros seis tramos de carreteras autonómicas (www.carreterasdecantabria.es).