Miércoles, 21 de Febrero de 2018
El Tiempo

LABORAL

Indignación en la plantilla de Bonsabor tras la impugnación de UGT para anular el proceso electoral

El Sindicato Unitario de Cantabria acusa a UGT de anteponer sus intereses numéricos en el sector de Detallistas de Alimentación.

Fábrica de Bonsabor
Fábrica de Bonsabor

El pasado 13 de septiembre, el Sindicato Unitario de Cantabria “que cuenta con un nutrido número de afiliadas entre la plantilla” de Bonsabor --empresa dedicada a la venta de carnes y embutidos, incluida en el sector de Detallistas de Alimentación de Cantabria-- presentó en la oficina de elecciones sindicales el preaviso para iniciar un proceso electoral, fijando la fecha de inicio del proceso electoral para el 17 de octubre. 

Sin embargo, explica la organización en un comunicado de prensa, “la alegría y satisfacción de toda la plantilla por tener representación sindical después de 20 años se ha visto frustrada por la impugnación del proceso electoral por parte del sindicato UGT”.

Durante los 20 años en los que llevan abiertas las tiendas de Bonsabor nunca se han celebrado elecciones sindicales

En este sentido, continúa el escrito, las 22 trabajadores que actualmente conforman la plantilla “no alcanzan a entender como un sindicato intenta evitar que se celebren las elecciones sindicales, alegando que el sindicato convocante no es el más representativo en el sector para convocarlas”. “Es el mundo al revés”, afirman las trabajadoras.

El Sindicato Unitario explica que la empresa no se ha inmiscuido en este proceso electoral, y que es únicamente UGT quien pretende impedir “que tengamos una representación sindical que no represente ante la empresa y que defienda nuestros intereses”.

De esta manera, la organización sindical entiende que UGT “antepone sus intereses numéricos en el sector de Detallistas” y asevera que se está comportando “como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer”. “Como no tienen afiliadas ni candidatas en la empresa, pues que nadie convoque elecciones sindicales”, critican.

En la actualidad, el sector de Detallistas de Alimentación, que engloba alrededor de 4.000 trabajadores en Cantabria, así como a las principales cadenas de supermercados de la región (Lupa, BM, El Árbol), está representado de forma mayoritaria por los sindicatos UGT (52%), CC.OO. (28%) y Sindicato Unitario (17,5%). Una representación que UGT –afirman desde Sindicato Unitario- se está esforzando en que no cambie, “con actuaciones impropias para un sindicato que dice defender los intereses de todos los trabajadores y trabajadoras”.

El Sindicato Unitario de Cantabria ha sido emplazado el próximo lunes, 25 de septiembre a las 17:30 horas, al laudo arbitral que tendrá lugar en el edificio de la Facultad de Derecho, donde defenderá la legalidad del preaviso electoral presentado.