Martes, 24 de Octubre de 2017
El Tiempo

ENTREVISTA

"Los medios debemos saber si en nuestra estructura queremos a un comunicador social o a un periodista"

Cumplimos dos años con retos a corto plazo, lo cuenta nuestro director Luis Barquín en una entrevista para la plataforma Opennemas.

Luis Barquín, director de eldiariocantabria.es
Luis Barquín, director de eldiariocantabria.es

"Ya ves cómo voy, a la carrera".Luis Barquín le ha llegado agosto con la redacción a mínimos y ruedas de prensa por cubrir. No es nada nuevo, porque así es la realidad de las oficinas de un periódico en la temporada estival. Tras asistir a una comparecencia, y casi a contrarreloj, el director de El Diario Cantabria nos atendió amablemente en la mañana de este jueves para contarnos cómo le va tras más de dos años con el CMS Opennemas.

No fue lo único. También explicó el porqué de su alianza con el medio nacional Público, y qué novedades barajan en su equipo de cara a la temporada de otoño-invierno. Los digitales regionales también se mueven, y este autonómico de Cantabria es ejemplo de ello. Esto fue lo que nos contó Barquín.

 

Pregunta: En El Diario Cantabria señalan que “todos somos comunicadores desde el primer momento en el que utilizamos una red social”. ¿Cómo diferenciarse de esa otra masa para hacerlo como periodistas?

¿Cómo nos diferenciamos los medios? Estructurando contenidos. Separando el grano de la paja. No todo es noticiable

Respuesta: Las redes sociales han transformado nuestra forma de comunicarnos. Los medios apostamos por tener más seguidores y más 'me gusta'. Hemos pasado de compartir en pandilla a tener miles de 'amigos' que nos leen y nos siguen ávidamente, y que quieren ser escuchados y participar: comentar, apostillar, aclarar o simplemente dar su opinión. Las redes nos permiten comunicarnos a cualquier hora del día con cualquier persona, aunque viva en otro hemisferio y en otro huso horario. En eldiariocantabria.es hemos puesto al servicio de nuestros lectores un número de WhatsApp para que contacten directamente con nosotros. Nos envían denuncias, fotografías, cotilleos…

¿Cómo nos diferenciamos los medios? Estructurando contenidos. Separando el grano de la paja. No todo es noticiable. Pero entendiendo que el mensaje debe ser bidireccional y debemos escuchar y respetar las opiniones de nuestros lectores siempre y cuando no insulten, maltraten o desprecien. La interacción es positiva, siempre que sea bien gestionada.

Los medios debemos saber diferenciar si dentro de nuestras estructuras queremos un comunicador social o un periodista. Nosotros apostamos por lo segundo, por alguien que escriba con sujeto, verbo y predicado. Fácil y entendible. Contrastando noticias y huyendo de bulos.

 

P: ¿Por qué cree que los medios nacionales buscan alianzas editoriales en los nativos digitales autonómicos?

R: No es nada novedoso. Las cadenas de radio llevan trabajando ese modelo desde hace décadas. Existe un medio central que necesita tener presencia local y a los medios locales nos interesa tener una mayor visibilidad nacional. Es trasladar el modelo radiofónico al periodismo digital. También te permite intercambiar contenidos, enlazar, vincular,… y lo que es más importante: crecer, además de ofrecer mejores y más variados contenidos a los lectores, que al final son los que te eligen por la oferta informativa que les das.

Hoy hay muchos digitales en todos los municipios, provincias y comunidades; y habrá más. Para un medio regional, en un mundo tan global, su fortaleza y supervivencia radicará en su crecimiento horizontal.

 

P: En el caso de El Diario Cantabria, decidieron unirse a Público de Ana Pardo de Vera. ¿Qué balance hace de este acercamiento?

R: No puede ser más positivo. Yo creo que Ana ha aportado a Público la renovación que todo medio de comunicación precisa. Es necesario ofrecer, en un diario líder, contenidos renovados y de actualidad, y eso se puede conseguir con experiencia, conocimiento, profesionalidad y con un equipo que entienda, apoye y comparta las iniciativas.

Nosotros, humildemente, intentamos poner nuestro granito de arena y generar contenidos de interés. Nuestra consolidación está clara. Dentro de nuestro top-3 de noticias durante este año figuran noticias generadas por nuestra redacción y que posteriormente formaron parte de la portada de Público. 

 

P: Un dato llamativo: más del 33% de su público en España proviene de ciudades notablemente alejadas de Cantabria. ¿Qué opina sobre ello?

Sin periodismo no hay democracia y sin periodistas no hay periodismo

R: No se pueden poner puertas al campo. Hoy subes un vídeo sobre Cantabria, lo enlazas con un perfil de Facebook de 'Cántabros en el mundo' y, lógicamente, el tráfico nacional e internacional se multiplica; y más con una región tan bonita y con tanto para enseñar como la nuestra. Añadido, no olvidemos todo el talento humano y joven, que utiliza básicamente medios digitales para informarse, que ha salido de su región o de su país para sencillamente buscarse la vida y que no olvidan en ningún momento y no quieran apartarse de la realidad de su ciudad. Necesitan tener cercanía desde el lugar en el que residan. Es una realidad, unido a contenidos propios relacionados con informaciones de interés general, como una sección que publicamos todos los meses que se llama 'Los que se echaron al monte' y que afronta la realidad de guerrilleros con posterioridad a la finalización de la Guerra Civil. Otra sección que hemos trabajado, y ha tenido mucha repercusión, ha versado sobre la reconversión industrial, que titulamos 'Primavera del 87'.

Todos esos factores hacen que crezcas no sólo en tu influencia regional natural, sino también a nivel nacional e internacional.

 

P: Recientemente, el periodista colombiano Mauricio Jaramillo nos comentaba que “hay alternativas más allá de la publicidad en el periodismo”. ¿Es factible pensar en ellas a medio plazo como vía para la sostenibilidad de medios regionales?

R: En medios tan jóvenes como el nuestro trabajamos en el corto plazo. Vivimos instalados en el tráfico con el objetivo de monitorizar al máximo los contenidos. Ese es nuestro día a día.

Nuestra obligación es equilibrar al máximo la noticia viral y los memes con el periodismo de investigación, con tratar temas propios que nos diferencien y que fidelicen a nuestros lectores. Sin periodismo no hay democracia y sin periodistas no hay periodismo.

 

P: ¿Qué estrategias de difusión de contenidos se han planteado desde El Diario Cantabria para incrementar su alcance en términos de audiencia?

R: Al comienzo de cada temporada intentamos afrontar nuevos retos. Todos los que hacemos eldiariocantabria.es opinamos y apostamos porque nuestras ideas cristalicen. El ensayo y el error forman parte de nuestro ADN, quizás en exceso, pero concretando te adelanto que haremos una apuesta clara por tener más contenidos audiovisuales. El vídeo va a ser un valor añadido diferenciador de nuestro medio en referencia a nuestra competencia local. Hemos comenzado haciendo pequeñas cosas durante este verano y seguimos efectuando pruebas en duración de las piezas, comportamiento en redes e interactividad de lectores y, lo que es más importante para nosotros, personalizar los contenidos para hacerlos más atractivos.

 

P: Ya son dos más de dos años usando Opennemas como plataforma. ¿Por qué la eligieron en su momento como CMS?

R: Varias circunstancias concurrieron. Estuvimos barajando diferentes opciones. Al final, la que más se ajustaba a nuestros gustos, al personal con el que contábamos, a lo que pretendíamos realizar, era Opennemas y, la verdad, una vez que contactamos con vosotros todo fueron ventajas y facilidades. Conseguimos en un tiempo récord hacer un digital que vio su primera portada en tan sólo 40 días, y eso se llama compromiso y dedicación.

 

P: Para los que aún no la conocen y buscan una herramienta de comunicación digital, ¿la recomendaría?

R: Ya lo he hecho. Algunos medios que han decidido cambiar de plataforma y me han consultado sobre Opennemas han migrado.  Durante estos dos años hemos puesto en marcha otro medio digital -eldiariotorrelavega.es- y hemos seguido apostando por utilizar la misma herramienta. Nos parece fácil de manejar y nos ofrece todo lo que buscamos.