Sábado, 21 de Abril de 2018
El Tiempo

MEDIO AMBIENTE

Los peligros de la “invasión” de avispa asiática

Nace la Plataforma ‘STOP Velutina – Cantabria’, que alerta a los Gobiernos cántabro y español de que la “expansión brutal” de esta especie no afecta sólo a la apicultura, también lo hace a la biodiversidad, a la producción agraria y a la seguridad ciudadana.

“En su adaptación ven que en las zonas urbanas y aledañas es donde más cobijo y alimento encuentran, por lo que es en esas zonas donde prefieren anidar, y esto es muy peligroso”, advierte el portavoz de la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria.

Avispa asiática | FOTO: Ana Rumayor
Avispa asiática | FOTO: Ana Rumayor

En Cantabria fueron encontrados cuatro nidos –los primeros– en octubre de 2013, en agosto de este 2017 se habían retirado ya unos 2.000 y está previsto que a finales de este año se hayan retirado ya entre 3.000 y 4.000. Así se lo ha anunciado a este diario Carlos Valcuende, portavoz de la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria, que ha denunciado la “expansión brutal” de la avispa asiática en sus cuatro años de presencia en Cantabria y ha calificado la situación de “dramática”. “Ya están presentes en todas las comarcas y en casi todos los municipios de la comunidad autónoma y desde el año pasado están en el centro de Santander”, ha advertido, y ha explicado que la avispa asiática mide unos tres centímetros de largo y que sus nidos son “como un balón de baloncesto el más pequeño” y “de un metro de alto y 60 centímetros de diámetro los más grandes” y pueden aportar “entre 15.000 y 20.000 avispas asiáticas” a lo largo de toda su vida activa.

Ocho entidades apícolas, el sindicato agrario UGAM-COAG y tres colectivos ecologistas han puesto en marcha la Plataforma

Ocho entidades apícolas cántabras (Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria, Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica, Asociación de Apicultores Campurrianos, Asociación Montañesa de Apicultores, Asociación Cántabra de Apicultores, ADSG Apícola de Cantabria, Asociación de Apicultores Profesionales de Cantabria y Asociación de Apicultores Lebaniegos), el sindicato agrario UGAM-COAG –mayoritario en la comunidad autónoma– y los colectivos ecologistas Fundación Naturaleza y Hombre, Fundación Oso Pardo y Ecologistas en Acción Cantabria han anunciado este martes que ya han puesto en marcha la Plataforma ‘STOP Velutina – Cantabria’, que está abierta a nuevas incorporaciones.

La Plataforma ha alertado en un comunicado de que la “invasión” de la avispa asiática (vespa velutina nigrithorax) no afecta sólo a la apicultura, también lo hace “a la biodiversidad” –debido a su gran voracidad de insectos, que disminuye la labor polinizadora de éstos–, “a la producción agraria” –principalmente a la fruticultura– y “a la seguridad ciudadana”, es decir que afecta “a la sociedad en su conjunto”.

Un hombre de Ruente destrozó sin darse cuenta un nido cuando segaba a dalle, fue atacado y tuvo que ser atendido en el hospital

El portavoz de la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria ha informado a este diario de que las avispas asiáticas “no son más agresivas que las avispas normales o que las abejas, pero en su adaptación ven que en las zonas urbanas y aledañas es donde más cobijo y alimento encuentran, por lo que es en esas zonas donde prefieren anidar, y esto es muy peligroso”. “Unos niños pueden estar jugando en un parque y tirar uno de sus nidos con un balón; si ven amenazado su nido, ellas atacan, y este caso se ha dado ya en Euskadi”, ha apuntado. Y ha añadido que la avispa asiática también está empezando a “anidar en el suelo”, y en este sentido ha destacado el caso de un hombre de Ucieda, en el municipio cántabro de Ruente, que “destrozó sin darse cuenta un nido cuando segaba a dalle, fue atacado por ellas y tuvo que ser atendido en el hospital” y el de otro hombre que también fue atacado “en una playa de Galicia”.

La Plataforma ha avanzado que hará llegar tanto a la Consejería de Medio Rural del Gobierno autonómico como al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) cuatro peticiones “básicas, sencillas y precisas”: la de impulsar la investigación sobre la avispa asiática, la de potenciar la lucha preventiva contra la especie, la de crear un organismo único para gestionar la lucha contra la avispa asiática –una comisión de seguimiento de la que formen parte las consejerías de Medio Rural y Presidencia, la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) y la propia Plataforma– y la de potenciar la divulgación social sobre su problemática.

Las especies invasoras causan cada año daños por valor de 12.500 millones de euros en Europa, advierte la Plataforma

La Plataforma ha asegurado asimismo que sus cuatro peticiones responden a un “documento de mínimos” que ha elaborado basándose en la legislación estatal y europea sobre especies exóticas invasoras (EEI), que incluye a las avispas asiáticas y que considera a las especies exóticas invasoras “un problema medioambiental, debido a los desequilibrios que provocan en nuestros ecosistemas autóctonos”, refleja “los importantes daños causados por ellas en Europa –12.500 millones de euros anuales, además de los importantes daños medio ambientales–” y regula “las obligaciones de las Administraciones con competencia medioambiental en la gestión de la problemática”.

Valcuende ha destacado que la avispa asiática llegó a Europa en un barco procedente de China y que fue detectada por primera vez en 2004 en las proximidades de la localidad francesa de Burdeos, desde donde comenzó a expandirse por diversas comunidades autónomas del Estado español.

Comentarios