Martes, 24 de Abril de 2018
El Tiempo

POLÍTICA

Pepe Álvarez: “En Cataluña no hay ninguna fractura”

El secretario general de UGT, que este martes se encuentra en Santander con motivo de una reunión de delegados del sindicato, niega bajas de afiliación “significativas” en UGT Cataluña y asegura que “en España no hay presos políticos”, aunque los políticos catalanes encarcelados a raíz del proceso soberanista podrían “estar en su casa”, preparando el juicio, en vez de en prisión.

Pepe Álvarez, este martes en Santander junto al secretario general de UGT Cantabria, Mariano Carmona
Pepe Álvarez, este martes en Santander junto al secretario general de UGT Cantabria, Mariano Carmona

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha negado divisiones en el seno del sindicato en Cataluña, y ha asegurado que tampoco ha habido bajas de afiliación "significativas". "En Cataluña no hay ninguna fractura", ha sentenciado el secretario general de UGT, para aclarar al respecto que lo que ha sucedido en Cataluña a raíz del procès y del respaldo de CCOO y UGT a la manifestación en apoyo de presos y exiliados es que "dos" organizaciones sindicales –las dos mayoritarias en España– han dado su "opinión", lo que le parece "razonable" ante un tema "de estas características". Álvarez, cuestionado por este asunto este martes con motivo de una reunión de delegados en Santander, ha defendido al respecto que UGT Cataluña se "parece bastante" a los catalanes, por lo que ante una sociedad "dividida", una organización "transversal" como este sindicato también "se expresa" así. Pero "es razonable", ha defendido el líder de UGT, que ha indicado al respecto que desconoce reuniones en las que se hayan votado "cosas diferentes" a las acordadas por el sindicato. Y a renglón seguido ha pedido no confundir una asamblea con una sección u organización sindical y sus posturas con las adoptadas a nivel federal. Y son los comités –el catalán o el federal– los que "hacen y deshacen, ponen y quitan", ha remarcado Álvarez, que hasta el día de hoy no tiene ninguna noticia –ha insistido– de que haya sucedido nada al respecto ni tampoco previsión de que vaya a ocurrir en los próximos días, "para disgusto de algunos", a los que "seguro que les gustaría", ha apostillado. De todos modos, no ha querido quitar "importancia" ni "peso" a la opinión y debate generados dentro del sindicato en Cataluña a raíz del procès, con miembros a favor y en contra de la independencia, ya que "aunque sea un solo afiliado el que padezca por este tema, me preocupa extraordinariamente". Así, para Álvarez, el asunto es lo suficientemente importante como para intentar que ese militante no se sienta "incómodo" con la posición de UGT.

"No se puede decir que hay presos políticos, otra cosa es discrepar con las decisiones judiciales"

Aunque en este punto –y tras pedir que no se "mienta" en un tema "tan serio" para "intentar destruir" al sindicato– su líder cree que en las bases están "más incómodos" por lo que se publica que por lo que dice la propia organización, que "ni ha participado, ni participa, ni participará" en ninguna acción bajo el criterio de que en España "hay presos políticos". "En un país democrático como el nuestro no se puede sostener que hay presos políticos", ha sentenciado. "No se puede decir que hay presos políticos", ha insistido, antes de aclarar que otra cosa es "discrepar" con las decisiones judiciales, partiendo de la base de que la libertad es para el sindicato una cuestión "de primera magnitud". "La justicia no es más justicia porque se exprese con más radicalidad", ha argumentado Álvarez, que cree en este sentido que los políticos catalanes encarcelados a raíz del proceso soberanista podrían "estar en su casa", preparando el juicio, en vez de en prisión. Pero esta "posición" de UGT no supone calificarles de "presos políticos", ha insistido. Con todo, el secretario general de UGT ha abogado por abrir un procedimiento que permita llegar a una situación de normalización en Cataluña, a partir de una mayor participación, ha dicho. Así, apuesta por iniciar un "camino" que lleve a un Govern estatutario y constitucional, al que el Estado "retorne" sus competencias para gestionar los problemas de los catalanes. Para ello cree que hay que "empezar a restañar las heridas" e iniciar a "medio plazo" un proceso de diálogo entre los Ejecutivos central y autonómico. "Nosotros creemos que merece la pena pelear" porque, como ha advertido, "si no somos capaces de normalizar la situación en Cataluña", la economía de esta comunidad y del conjunto del Estado no va a "mejorar" al ritmo previsto, ni tampoco van a figurar en la agenda otros asuntos como salarios o pensiones. A este respecto, y para finalizar, Pepe Álvarez ha recordado que se han vivido recientemente unos meses de "tranquilidad", en los que se ha puesto el foco sobre cuestiones como la igualdad o las prestaciones a los jubilados, con manifestaciones y reivindicaciones en todo el Estado, pero ha lamentado que "se ha vuelto a caer en el monotema".

La renuncia al máster de Cifuentes "llega tarde"

Por otro lado, Pepe Álvarez, cree que la renuncia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP), a su polémico máster "llega tarde". En este sentido, ha opinado que si lo hubiera hecho hace unas tres semanas –teniendo en cuenta que este "episodio" se inició hace más o menos un mes–, habría sido "mucho más efectivo", porque desde que trascendió la noticia se ha "sometido" a la universidad pública a "un desprestigio absolutamente gratuito". El líder de UGT ha respondido así a preguntas de los periodistas, tras conocerse que Cifuentes ha escrito una carta al rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, en la que entre otras cuestiones le ha adelantado su pretensión de renunciar al Máster en Derecho Autonómico que curso en 2011/12. Ante este paso, Álvarez ha sido preguntado además por si la presidenta madrileña debería dimitir de su cargo por este asunto, a lo que el sindicalista ha respondido que esta cuestión corresponde a los dirigentes de la comunidad. "Me gusta chapotear en todos los charcos del mundo, pero dejemos éste para que chapoteen los responsables de Madrid", ha zanjado. De todas formas, el secretario general de UGT ha considerado que "en política, muchas veces dar un paso adelante con tanto tiempo de retraso no es la mejor manera" de hacerlo. Según se ha sabido este martes, Cifuentes ha enviado la citada misiva a Ramos después de que éste adelantara la semana pasada que se habían encontrado "irregularidades" en la impartición del título en cuestión, desarrollado en el Instituto de Derecho Público. El rector advirtió de que en el caso de que una sentencia declarara que había habido falsedad documental se procedería a retirar el título.