Lunes, 24 de Julio de 2017
El Tiempo

CABEZÓN DE LA SAL

El Pleno debate la posibilidad de que el municipio sea laico

Cabezón Puede Sal considera que el Ayuntamiento incumple la Constitución, mientras que el PP ha mostrado su rechazo a la propuesta por considerarlo una “falta de respecto a ciudadanos e instituciones”.

El Pleno de Cabezón de la Sal decide si el municipio se declara laico
El Pleno de Cabezón de la Sal decide si el municipio se declara laico

Cabezón Puede Sal defenderá en el Pleno de este martes, 31 de enero, convocado a las 20:00 horas, una moción que propone la definición de municipio laico y la incorporación de Cabezón de la Sal a la red de municipios por un estado laico, así como la "independencia efectiva con respecto a cualquier confesión religiosa o ideología particular".

Cabezón Puede Sal recuerda que la propia Constitución establece que "ninguna confesión tendrá carácter estatal", por lo que esta moción "no debería ser necesaria", sin embargo, "nuestro Ayuntamiento sigue incumpliéndola", afirma en una nota de prensa.

"Queremos vivir en un municipio ejemplar en el respeto a todas las sensibilidades religiosas y por supuesto en el respeto de aquellas personas que no tienen adscripción a ningún credo. Para nosotros es muy sencillo y sólo se trata de actuar de acuerdo a la Ley y en la búsqueda de una mejor convivencia", afirma Cabezón Puede Sal.

El PP ha mostrado su rechazo a la moción, que en su opinión, constituye "una falta de respeto a ciudadanos e instituciones", y afirma que Cabezón Puede Sal "no puede coartar la libertad de nuestros vecinos ni buscar apoyos en el Pleno para ello".

La moción pide que no haya simbología religiosa en dependencias municipales o que no se promuevan ritos ni celebraciones religiosas por parte del Ayuntamiento

Recuerda al respecto que la Constitución consagra "la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley".

En la moción se solicita que los reglamentos municipales de honores y protocolos y de sus entes públicos se adecuarán a la "no confesionalidad del Estado". El PP señala que ningún reglamento hace mención expresa a ninguna confesión religiosa.

"Otra cosa es que a lo largo de los años se haya reconocido a personas o entidades vinculadas a la Iglesia Católica, pero ha sido por méritos propios, por su labor y dedicación a los demás en este Ayuntamiento. Y si la mayoría de personas o instituciones que han recibido honores de nuestro Ayuntamiento han estado vinculadas a la Iglesia Católica, eso lo dice todo", afirma el PP en un comunicado.

La moción solicita también que los miembros de la corporación local y el personal al servicio de la administración municipal no mostrarán, en el ejercicio de su cargo o de sus funciones, "ningún gesto de sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas, ni participarán en función de su cargo en dichas manifestaciones religiosas".

Los concejales del PP señalan que acudirán "a todos aquellos actos sociales, culturales, deportivos, religiosos o de cualquier otra índole a los que se nos invite y tengan que ver con la vida municipal, la de sus vecinos y la de todas aquellas instituciones que convivan en nuestro municipio".

Y añaden que Cabezón Puede Sal "no es nadie para prohibir a los empleados municipales su libertad de culto, y si llevan símbolos religiosos en el desempeño de sus funciones, lo hacen con la libertad de expresión individual de cada uno".

La moción también pide que no haya simbología religiosa en dependencias municipales; que no se promuevan ritos ni celebraciones religiosas por parte del Ayuntamiento; que ni el Consistorio ni la Corporación se encomienden a santoral, imágenes o rituales religiosos; y que se elabore un censo público de locales, viviendas o espacios rústicos exentos del IBI, lo que para el PP constituye "un ataque sin tapujos contra la Iglesia Católica".

El PP defiende que el ayuntamiento "debe ser fiel a sus tradiciones y potenciarlas porque son la esencia misma de su entidad municipal. Y si esas tradiciones tienen carácter religioso y gozan del favor de nuestros vecinos no solo habrá que mantenerlas si no que habrá que potenciarlas", añade.

Además, interpreta que Cabezón Puede Sal "pretende cargarse nuestros patrones y nuestras fiestas patronales, nuestras tradiciones más arraigadas". El PP espera que la alcaldesa, Isabel Fernández (PSOE), no apoye dicha moción, "máxime cuando ella ha sido maestra de religión. En caso de apoyarla opinan que "su credibilidad en la enseñanza quedará en entredicho, porque no se puede estar en misa y repicando", dice.

Además, piden a Cabezón Puede Sal que "dejen de confrontar a los vecinos, que eso afortunadamente ya pasó a la historia y que empiecen a trabajar de una vez en aquellas cosas que sean realmente importantes para los vecinos y su bienestar".

Comentarios