Viernes, 09 de Diciembre de 2016
El Tiempo

POLÍTICA

Revilla reconoce que no podrá aprobar los Presupuestos de Cantabria para 2017 dentro del plazo previsto

El presidente autonómico avanza que el Ejecutivo intentará que sean una realidad "a inicios del año que viene" y trata de quitar hierro a algo que no ocurría desde 1995: "Quince días de ‘impasse’ no significan gran cosa".

Podemos dice que "ya no hay prisa", insta a negociar las cuentas “punto a punto, con el tiempo que eso conlleve" y sin "chantajes”, denuncia la "incapacidad" de Sota y asegura que “quien controla este Gobierno es el PSOE”.

Imagen de archivo de Miguel Ángel Revilla en el Parlamento
Imagen de archivo de Miguel Ángel Revilla en el Parlamento

El presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, ha reconocido que no tendrá aprobados los Presupuestos Generales de Cantabria para 2017 dentro del plazo previsto, es decir que no estarán vigentes el 1 de enero –algo que no ocurría desde 1995–, aunque ha asegurado que el Gobierno autonómico intentará que sean una realidad "a inicios del año que viene". "Quince días de ‘impasse’ no significan gran cosa", ha tratado de quitar hierro el presidente autonómico, que no obstante hasta la semana pasada confiaba en la aprobación de las cuentas dentro del plazo previsto.

Revilla se ha expresado así este lunes ante los periodistas tras presentar el borrador en la Mesa General del Diálogo Social, cuyos miembros volverán a reunirse el próximo lunes, 5 de diciembre, para presentar sugerencias. En este sentido, el texto no será aprobado este jueves en el Consejo de Gobierno, que sólo podrá dar el visto bueno al borrador después de negociarlo con los agentes sociales y sobre todo con los grupos políticos, pues el bipartito PRC/PSOE no dispone de mayoría absoluta.

Los sindicatos UGT y CCOO han realizado una primera valoración "positiva" del borrador porque gana peso la política industrial y porque Ejecutivo y patronal han visto con buenos ojos su reclamación de salarios ajustados a convenio y de que no se subvencione a empresas que no sean socialmente responsables, según han expresado. Por su parte, la patronal CEOE ha coincidido en la importancia de la inversión industrial, pero ha cuestionado el capítulo de ingresos y se ha mostrado contraria a la subida de ciertos impuestos autonómicos.

El presidente autonómico ha confiado en que el Gobierno sea “capaz de articular una mayoría en el Parlamento” para sacar adelante unos Presupuestos que ascenderán a 2.621 millones de euros y que a su juicio son “los mejores que se pueden hacer en estas circunstancias”.

En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta autonómica, Rosa Eva Díaz Tezanos, que ha asegurado que el borrador podrá ser modificado en función de las negociaciones que se producirán tanto en la Mesa del Diálogo Social como en el parlamentaria, pero ha insistido en que se trata de “el mejor Presupuesto que puede tener la comunidad autónoma en estas circunstancias".

Por su parte, el consejero de Economía, Juan José Sota, ha explicado que lo que se ha entregado a los agentes sociales es el Presupuesto pero no la Ley de Acompañamiento, porque ésta ha tenido que ser modificada, al no poder estar vigente el Presupuesto el próximo 1 de enero.

Podemos insta a negociar “punto a punto, con el tiempo que conlleve”

El grupo parlamentario de Podemos Cantabria, que ya había destacado horas antes que no es materialmente posible aprobar los Presupuestos Generales de Cantabria para 2017 antes de fin de año, que Revilla no los tendría "a tiempo" y que los Presupuestos para 2016 se prorrogarán “irremediablemente”  durante el tiempo que transcurra “hasta la aprobación de los nuevos”, ha considerado en un comunicado que “ya no hay prisa” y que es el momento de negociar “punto a punto, con el tiempo que eso conlleve” el borrador de los Presupuestos que la formación morada ha recibido en la mañana de este mismo lunes, y ha advertido de que no admitirá “ningún chantaje en este sentido de ningún socio de gobierno”.

La formación morada ha asegurado que tendrá que analizar el borrador a fondo, pero que según lo analizado a bote pronto “en base a las informaciones aparecidas en un medio este fin de semana”, el Gobierno autonómico primero “ha fijado un nivel de gasto” y después “ha querido cuadrar los ingresos como sea”, porque “a priori, los ingresos parecen claramente sobredimensionados”. “Es la estrategia a la que nos tiene acostumbrados PSOE y PP: anunciar, celebrar y prometer inversiones que a final de año, cuando los ingresos reales no son los deseados, se traducen en recortes sociales”, ha añadido.

Podemos se ha quejado de no haber recibido el borrador hasta la mañana de este mismo lunes y ha considerado que “no es admisible” que el documento llegara antes a un medio de comunicación que a los grupos parlamentarios e incluso parece que antes que al mismísimo presidente Revilla".

La formación Morada ha asegurado que “Revilla no tendrá los Presupuestos a tiempo” y ha considerado que han quedado “patentes” dos cosas: por un lado, la “incapacidad” del consejero de Economía, Juan José Sota, “para elaborar unos Presupuestos a tiempo”, y por otro lado, que “quien controla este Gobierno es el PSOE”.

PP y C's denuncian haber recibido un Presupuesto “incompleto”

PP y Ciudadanos también han coincidido en criticar al Gobierno bipartito, al que han achacado que ha entregado a los grupos un documento “incompleto”.

El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, ha asegurado en un comunicado que lo que el Ejecutivo ha facilitado este lunes a los grupos es un documento "incompleto" en el que ni siquiera se encuentra la Ley de Medidas Fiscales y Financieras. "Lo que nos han dado es nada, carente de interés para poder sacar conclusiones y llegar a un análisis que merezca la pena", ha señalado, y ha añadido que “no se recuerda un ridículo igual".

Por su parte, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Rubén Gómez, también ha criticado que los Presupuestos se hayan entregado a la oposición "de forma incompleta", lo que a su juicio es una "falta de respeto y de profesionalidad" por parte del Gobierno. Gómez ha lamentado haber conocido “datos y cifras” del Presupuesto "por medio de una filtración” –que ha achacado a la Consejería de Economía– a un medio de comunicación, ha pedido a Revilla que dé “explicaciones públicas” por ello y ha vuelto a mostrar su “voluntad de negociar y hablar" con el Ejecutivo sobre los Presupuestos, aunque ha advertido de que "la paciencia también se termina".

 

Comentarios