Jueves, 23 de Noviembre de 2017
El Tiempo

SANTANDER

El PP asegura que no negociará con los concejales no adscritos González y Vielva, sus principales apoyos en el Ayuntamiento

El equipo de Gobierno ha anunciado que “solo” se sentará a dialogar con los grupos municipales.

La Corporación ha aprobado en un Pleno extraordinario, con el apoyo a favor de todos salvo de Tatiana Yánez-Barnuevo, el voto ponderado en el funcionamiento de las comisiones.

Cora Vielva y David González ya son concejales no adscritos del Ayuntamiento de Santander
Cora Vielva y David González ya son concejales no adscritos del Ayuntamiento de Santander

El equipo de gobierno del PP de Santander "solo" se sentará a dialogar y negociar con los grupos municipales (PSOE, PRC, Mixto-IU y Ganemos), pero no con los concejales no adscritos, es decir, Antonio Mantecón, expulsado de Ganemos, y con David González y Cora Vielva, que han abandonado Ciudadanos pero no han renunciado al acta.

"Dialogaremos solo con las fuerzas que tengan grupo municipal", ha asegurado el portavoz 'popular', César Díaz, algo que ha ratificado después la alcaldesa, Gema Igual, este lunes en el Pleno extraordinario convocado con carácter de urgencia para introducir el voto ponderado en el funcionamiento de las comisiones.

La propuesta ha salido adelante con el voto a favor de todos a excepción de la representante de Ganemos Santander Sí Puede, Tatiana Yánez-Barnuevo, que ha sido la única que no ha intervenido en la sesión y que, además, ha votado en contra.

Según ha explicado al término del Pleno a los medios, ha declinado hacer uso de la palabra al considerar que no hacía falta, toda vez -ha dicho- que en su formación es la "única" que ha sido "coherente" y que ha mantenido "la misma postura" ante concejales no adscritos, mientras otros "mienten y cambian de criterio".

La alcaldesa ha manifestado que no quiere "contribuir al circo" que a su juicio genera el concejal expulsado de Ganemos

Cree que el nuevo Pleno viene a "parchear" otro anterior, que fue "vergonzoso", en el que se dio una "patada" al Pacto Antitransfuguismo, que es "la antesala de la corrupción". Además, a su juicio, el Ayuntamiento se ha convertido en la "barra de un bar", donde el apoyo de los adscritos -o tránsfugas- se usa en función de "si caen bien o mal", ha dicho.

La sesión se ha celebrado tras la que tuvo lugar el pasado miércoles a raíz de la desaparición de Cs, en la que se aprobó, también sin consenso -con el 'sí' de PP y los ya exediles naranjas, la abstención de Yánez-Barnuevo y el 'no' de todos los demás- una propuesta que fijaba en 15 el número de miembros de las comisiones, de los que dos serían no adscritos (de modo que los tres que hay no podrían asistir a todas, y se les daba un plazo de tres días para ponerse de acuerdo o decidir el reparto por sorteo).

A la salida de ese Pleno, González y Mantecón reconocieron las dificultades para llegar a una acuerdo, y este último amenazó además con impugnar un acuerdo que no tenía "ningún soporte jurídico" y se pasaba "por el arco del triunfo" la doctrina del Tribunal Constitucional, que reconoce el derecho de todos los ediles no adscritos a estar en todas las comisiones con voz y voto, por lo que veía "una prevaricación de libro".

BRONCA DE MANTECÓN CON EL PP

A propósito de estas declaraciones, durante el desarrollo de la nueva sesión plenaria se ha producido una 'bronca' entre el portavoz del PP y Mantecón, que ha interrumpido a Díaz en su intervención pese a las llamadas al orden -hasta "cinco veces"- de la regidora, que le ha afeado después su actitud.

El también primer teniente de alcalde ha tachado de "barbaridades" las palabras de Mantecón, y ha considerado que con ellas se refería a la labor del secretario municipal, extremo que ha negado desde su asiento el edil no adscrito.

Esa irrupción ha generado un cruce de acusaciones entre ambos, en el Díaz le ha reprochado que "no respeta nada", le ha dicho que solo "se representa a sí mismo" y le ha llamado "tránsfuga"; en tanto que Mantecón le ha replicado que "no se sabe el reglamento ni la ley" y le ha acusado de "mentir por milésima vez".

La alcaldesa ha manifestado que no quiere "contribuir al circo" que a su juicio genera el concejal expulsado de Ganemos. "Continúe así, que se está retratando", ha advertido Igual a Mantecón.

En el cierre de la sesión, la regidora ha explicado que la nueva propuesta traída al Pleno obedece a que los tres concejales no adscritos "no se han entendido", y a la necesidad de mantener el Ayuntamiento "ordenado dentro de las circunstancias", en alusión a los problemas en los partidos.

Y tras recordar la "gran diferencia" entre los 'populares', que tienen 13 ediles, y el resto de formaciones, Igual ha aseverado que van a seguir con su programa electoral, pero no se van a "sentar" ni van a "negociar" con nadie que no pertenezca a un grupo político municipal.

Sin embargo, para Mantecón "todo indica" que el PP va a seguir apoyándose "en los mismos", tras el respaldo "incondicional" que ha recibido de Cs en lo que va de legislatura. Así, está "impaciente" por ver cómo los 'populares' desempeñan su labor a partir de ahora, con quién se reúnen, negocian y votan --si lo hacen con Cs, serían "supertránsfugas", ha dicho--.

Este concejal -que ha valorado la subsanación del "error tremendo" del pasado pleno y ve "coherente, racional y razonada" la propuesta del voto ponderado- ha destacado su capacidad de acuerdo, que es "el triple" que la de los 'populares', que solo han consensuado iniciativas con Ciudadanos.

La exedil de este último partido, Cora Vielva, no ve "coherente" que si "toda" la oposición se pone de acuerdo con Mantecón entonces esté todo "perfecto" y no así si es el PP el que negocia con los otros dos ediles no adscritos, esto es, con ella y David González, que ha rechazado por su parte el "ataque gratuito" del PSOE a estos concejales, de los que se vale, por ejemplo, la Alcaldía socialista de Piélagos.

El portavoz del grupo mixto, Miguel Saro, ha valorado la "rectificación" y que se haya hecho además de forma "muy rápida", y se ha preguntado "qué buscaban" los exrepresentantes de Cs cuando apoyaron la anterior propuesta, con la que a juicio del edil de IU "limitaban sus derechos".

El portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, cree que "sale a cuenta en este momento ser no adscrito", ya que tienen tres representantes en las comisiones -uno por cabeza- mientras que el PRC cuenta con dos, la mitad que el número de concejales que tiene.

Su homólogo del PSOE y líder de la oposición, Pedro Casares, que también ha saludado la "rectificación" realizada, ha preguntado a la alcaldesa si se va a apoyar "en dos tránsfugas" para sacar adelante los acuerdos. El socialista ha acusado a los exediles de Cs de "manchar" el nombre del Ayuntamiento al mantener el acta, y de poner la política "a la altura de una indecencia".

ACUERDO APROBADO

Con el nuevo acuerdo se persigue, según el Ayuntamiento, garantizar la representación de los grupos y concejales no adscritos sin aumentar el número de miembros, y respetar la proporcionalidad del Pleno y el informe de la Secretaría General.

La propuesta se ha realizado tras explorar las posibilidades que ofrece el voto ponderado para que los grupos políticos y los concejales de la oposición estén representados en las comisiones, que continuarán compuestas por 15 miembros: 6 concejales del grupo popular (anteriormente eran 7), 2 concejales del grupo socialista, 2 concejales del grupo regionalista, 1 concejal del grupo Ganemos Santander Sí Puede, 1 concejal del grupo Mixto y 3 concejales no adscritos (en lugar de 2).

Se establece también un voto ponderado, de tal manera que cada voto de un concejal no adscrito tendrá un valor de 1, lo mismo que el del grupo mixto (compuesto por un concejal de Izquierda Unida) y el de Ganemos Santander Sí Puede (compuesto por un concejal). Por su parte, cada uno de los votos de los concejales del PRC tendrá un valor de 2, cada uno de los del PSOE un valor de 5/2 (2,5) y cada uno de los del PP un valor de 13/6 (2,17).