Viernes, 22 de Junio de 2018
El Tiempo

POLÍTICA

El PP saca adelante su moción contra la retirada de la estatua del ‘negrero’ con el apoyo de PRC y Cs

Los regionalistas y el PSOE, socios del Gobierno de Cantabria, han roto su habitual sintonía de voto en el Parlamento autonómico.

Podemos dice que el I Marqués de Comillas representa “el esclavismo y el tráfico de personas” y “a la rancia burguesía que sigue lavando a base de donaciones las cosas que hace mal”.

Retirada de la estatua del I Marqués de Comillas de las calles de Barcelona
Retirada de la estatua del I Marqués de Comillas de las calles de Barcelona

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes en una votación dividida la proposición no de ley del PP que rechaza la retirada de la estatua del I Marqués de Comillas de Barcelona, el negrero Antonio López, y solicita a la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, que rectifique. Una moción que ha hecho que los dos socios del Gobierno de Cantabria –PRC y PSOE–, rompan su habitual sintonía de voto. El texto ha recibido el apoyo del PRC –partido de la alcaldesa de Comillas, la también parlamentaria autonómica Teresa Noceda– y de Ciudadanos, mientras que el PSOE ha votado en contra junto con Podemos y el diputado del Grupo Mixto Juan Ramón Carrancio. En total, 26 votos a favor y nueve en contra de una iniciativa a la que se ha incorporado una enmienda del PRC para solicitar el traslado de la estatua del esclavista Antonio López a su localidad natal en el caso de que el Ayuntamiento de Barcelona no la restituya.

Noceda dice que la retirada de la estatua “pone en la picota a toda la burguesía catalana de la época”

El ponente de la proposición no de ley, Íñigo Fernández (PP), ha asegurado que se trata de “reconocer lo bueno” que hizo el I Marqués de Comillas, al que “Cantabria, y también Barcelona y Cataluña, le deben mucho”, “sin entrar a revisar la historia”, porque en su opinión “es peligroso”. Ha opinado que la decisión del Ayuntamiento de Barcelona “huele a revisión histórica, a tratar de reescribir la historia con criterios distintos a los de hace 200 años”. En la misma línea, la alcaldesa de Comillas y parlamentaria del PRC Teresa Noceda ha dicho que “no podemos mirar con los ojos del siglo XXI lo que ocurrió en el siglo XIX”, y que las ciudades "no pueden estar a merced de un constante revisionismo”. De hecho, ha dicho que la retirada de su estatua “pone en la picota a toda la burguesía catalana de la época”. Noceda ha asegurado que “no está demostrado el pasado esclavista” de Antonio López, que “no hizo su fortuna con los esclavos sino con sus negocios navieros” y que fue víctima de un “libelo” fruto del “resquemor del cuñado por la herencia”, tal y como ha apostillado el portavoz de Cs, Rubén Gómez, quien ha situado al I Marqués de Comillas como “uno de los empresarios más importantes de España” en aquella época.

Por el contrario, el parlamentario del Grupo Mixto Juan Ramón Carrancio –exparlamentario de Cs– ha opinado que se trata de un debate “absolutamente prescindible” que no entiende que se produzca en el Parlamento de Cantabria, puesto que se trata de una decisión que entra en el ámbito de la autonomía municipal. “Es un error reescribir la historia, pero hay una cosa que se llama autonomía municipal”, ha defendido Carrancio tras asegurar que el I Marqués de Comillas fue un “filántropo” pero que su figura es “muy controvertida”. También ha defendido la autonomía municipal la portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, quien por el contrario, entiende que sí es necesario revisar la historia. Ordóñez ha defendido que el I Marqués de Comillas representa “el esclavismo y el tráfico de personas” y “a la rancia burguesía que sigue lavando a base de donaciones las cosas que hace mal”. Asimismo, ha subrayado que la retirada de la estatua atiende a una reivindicación de los sindicatos y de “un montón de colectivos que desde hace muchos años venían pidiéndolo”. Tanto la portavoz de Podemos como el del PSOE, Víctor Casal, han criticado el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica por parte del Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy.

El PSOE dice que se trata de una propuesta “cargada de demagogia y acorde con aquello de 'consejos vendo que para mí no tengo'”

La iniciativa del PP ha hecho que se rompa la sintonía de voto que tienen normalmente en el Parlamento de Cantabria el PRC y el PSOE, los dos socios en el Gobierno autonómico, presidido por Miguel ángel Revilla. Así, mientras el PRC ha apoyado la propuesta del PP tras enmendarla para que la estatua venga de Barcelona a Comillas, el PSOE ha defendido que “la estatua es de su propiedad, y pueden hacer con ella lo que deseen”. “Nos podrá gustar más o menos, en este caso menos”, ha admitido Casal, “pero no podemos exigirles”. En su opinión, se trata de una propuesta “cargada de demagogia y acorde con aquello de consejos vendo que para mí no tengo”. Así, ha dicho al PP que si tiene interés en defender el legado del I Marqués de Comillas, “hágalo donde y como corresponda”, y le ha instado a “insistir al Ministerio de Fomento”, que dirige el excalde de Santander y exparlamentario del PP Íñigo de la Serna, “para que se comprometa de verdad con Comillas y su patrimonio” y financie a través del 1% cultural la última fase de la rehabilitación del Seminario Mayor.