Jueves, 30 de Marzo de 2017

POLÍTICA

Las primarias del PP de Cantabria acaban en la Guardia Civil por una supuesta compra de votos

El digital ‘Tuin’ publica un extracto bancario que confirmaría que una persona ha ingresado 8.852,73 euros al partido para que 491 afiliados puedan votar en las primarias de este miércoles, en las que podrán participar 3.365 afiliados.

Un militante del PP de Laredo denunció los ingresos la noche del martes en el cuartel de la localidad y lo hizo acompañado por quien figura como ordenante de los pagos, que aseguró que él no los realizó ni autorizó a nadie a realizarlos en su nombre.

Buruaga dice que el pago conjunto de cuotas de afiliados por transferencia bancaria es “legal” y “muy normal” y que no conoce al ordenante pero que éste acudió al cuartel “bajo coacciones” del denunciante, que “trabaja” para Diego.

El denunciante asegura que ni ha retirado la denuncia ni lo hará hasta que la Fiscalía investigue, y que las transferencias por internet “dejan huella”, por lo que el Ministerio Público “dará con el origen del dinero y la persona o personas que están detrás de los pagos”.

Detalle de la denuncia presentada por R.A.S.M. en el Puesto de la Guardia Civil de Laredo, publicada por el digital 'Tuin'
Detalle de la denuncia presentada por R.A.S.M. en el Puesto de la Guardia Civil de Laredo, publicada por el digital 'Tuin'

Las primarias que el PP de Cantabria celebra este miércoles para elegir entre Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga, previas al congreso que el partido llevará a cabo el próximo 25 de marzo en el Palacio de Exposiciones de Santander para elegir presidente, han acabado en un cuartel de la Guardia Civil por una supuesta compra de votos.

Según publicó este martes el digital ‘Tuin’, con el titular “¿Prepara el sector de Buruaga un pucherazo?”, y el diario ‘Alerta’ publica este miércoles en portada, un vecino de Laredo, con las iniciales M.L.M., “pensionista, presuntamente con pocos recursos económicos y cercano a la candidatura de María José Sáenz de Buruaga” habría pagado al PP de Cantabria un total de 8.852,73 euros para inscribir a 491 afiliados, con lo que habría abonando 18,03 euros por cada afiliado, la “cuota precisa” para que estos 491 afiliados, que representan al 15% de los 3.365 con derecho a voto, puedan participar en las primarias que el partido celebra este miércoles. En la información, el digital aporta una de las páginas del extracto de los ingresos –realizados por internet– de M.L.M. en la cuenta que el PP tiene en una sucursal del Banco Santander ubicada en la capital cántabra.

‘Tuin’ publica este miércoles que un militante del PP de Laredo, con las iniciales R.A.S.M., denunció la noche de este martes en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad que “se han realizado casi 500 transferencias de 18,03 euros a la cuenta que en el Banco Santander tiene el Partido Popular de Cantabria” y lo hizo acompañado por M.L.M. –que es quien figura como ordenante de los ingresos–, que negó haber realizado los mismos y haber autorizado a nadie a realizarlos en su nombre.

Según ha informado Europa Press, la Guardia Civil ya habría trasladado la denuncia al juzgado.

“Legal” y “muy normal”

Por su parte, María José Sáenz de Buruaga ha asegurado este miércoles que el pago conjunto de cuotas de afiliados por transferencia bancaria es “legal” y “muy normal” y que todo este ruido obedece a una campaña “perfectamente orquestada” por la candidatura de Ignacio Diego, al que acusa de “ensuciar” el proceso porque “sabe que no lo va a ganar”.

La secretaria general del PP de Cantabria ha afirmado en rueda de prensa que no conoce a M.L.M. pero cargó contra el exconcejal del PP en Laredo Ramón Arenas San Martín –cuyas iniciales R.A.S.M. se corresponden con las del denunciante–, que según Buruaga “trabaja” para la candidatura de Diego y que habría presentado la denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Laredo haciéndose acompañar de M.L.M. “bajo coacciones”, por lo que quien figura como ordenante de los ingresos no habría acudido al cuartel “ni libre ni voluntariamente”. Además, la secretaria general del PP de Cantabria ha asegurado –probablemente pensando que la denuncia la interpuso M.L.M. y no R.A.S.M.–  que la denuncia ya ha sido retirada porque M.L.M. habría acudido al cuartel no sólo a retirarla sino también a denunciar las “coacciones” a las que supuestamente lo sometió R.A.S.M.

“Hasta las últimas consecuencias”

Por su parte, el denunciante ha manifestado a Europa Press que no ha retirado la denuncia ni tiene intención de hacerlo, porque pretende que la Fiscalía “investigue hasta las últimas consecuencias” y “dé con la persona o las personas” que están detrás de los pagos. “Ni la he retirado ni lo haré hasta que la Fiscalía investigue”, ha asegurado, y ha advertido de que las transferencias por internet “dejan huella”, por lo que está seguro de que el Ministerio Público “dará con el origen del dinero, desde dónde se realizaron los pagos y la persona o personas que están detrás de ellos”.

R.A.S.M. ha destacado que para llevar a cabo las transferencias “se suplantó la identidad de una persona” sin que ésta “tuviese ningún conocimiento”, pero que “lo más grave” es que M.L.M., esa persona suplantada para poner su nombre en las transferencias, tendría “una importante discapacidad intelectual”.

Comentarios