Sábado, 03 de Diciembre de 2016
El Tiempo

CANTABRIA

¿Reindustrialización sin el puerto de Requejada?

El Gobierno de Cantabria está situado ahora en la callada como respuesta a peticiones que le vienen de diferentes organizaciones políticas, empresariales, municipales y sociales, que le piden que de pasos respecto al Puerto de Requejada.

¿Se puede hablar de reindustrialización de la Comarca del Besaya sin invertir en el Puerto de Requejada?
¿Se puede hablar de reindustrialización de la Comarca del Besaya sin invertir en el Puerto de Requejada?

La Comunidad Autónoma de Cantabria está para mejorar infraestructuras y no para desperdiciar las que tiene. En este último caso se encuentra el Puerto de Requejada, por la falta de iniciativa y soluciones que tienen que presentar las Administraciones, especialmente las de aquí, parálisis que choca frontalmente con las reiteradas peticiones que hace todo el empresariado de la Cuenca del Besaya, también ayuntamientos de la zona, en el convencimiento de que la urgente reindustrialización de esta zona trascendental para el tejido productivo cántabro queda coja sin la acogida de buques con cargas dentro del Puerto de Requejada.

Si el Puerto de Santander requiere de una atención constante para no perder competitividad frente a otros puertos, es también chocante mantener cerrado el de Requejada como aliado natural que es de todo lo que surca la bahía santanderina

El Gobierno de Cantabria está situado ahora en la callada como respuesta a peticiones que le vienen de diferentes organizaciones políticas, empresariales, municipales y sociales, que le piden que de pasos respecto al Puerto de Requejada. Si el Puerto de Santander requiere de una atención constante para no perder competitividad frente a otros puertos cercanos como el de Bilbao, Gijón o A Coruña, es también chocante mantener cerrado el de Requejada como aliado natural que es de todo lo que surca la bahía santanderina. 

Cantabria pide lo que necesita para mejorar sus infraestructuras y aumentarlas en la medida que avanzan los tiempos, salimos de la crisis, pero se han creado ya unas necesidades imperiosas en todo lo que respecta a las exportaciones. Efectivamente, mucha de la contención a la crisis económica en los peores años, ha venido de que los empresarios cántabros, y en especial los de la zona del Besaya, han abierto nuevos mercados a sus productos en el exterior. Pero no lo han tenido ni lo tienen fácil ahora en todo lo que supone una logística de fabricar, cargar y enviar. Tener como se tiene cerrado el Puerto de Requejada resulta impensable en las comunidades autónomas más competitivas de España, y nos atrevemos a decir que también en el resto de la Unión Europea. ¿Se puede hablar de reindustrialización de la Comarca del Besaya sin invertir en el Puerto de Requejada? No hace falta siquiera responder, pero si pedir a quien corresponde que se pongan manos a la obra y dejen de perder el tiempo en todo lo que compete a este asunto trascendental para Cantabria.

Comentarios