Sábado, 21 de Octubre de 2017
El Tiempo

VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

Un Sitio de Memoria Histórica en la calle Ruiz de Alda

La dedicada al cofundador de Falange Española es una de las 18 calles que el órgano asesor Comisión de Historia y Patrimonio ha propuesto al Ayuntamiento de Santander cambiar de nombre para cumplir la Ley de Memoria Histórica.

Entrada principal de la Biblioteca Central de Cantabria y Archivo Histórico Provincial, en la calle Ruiz de Alda de Santander
Entrada principal de la Biblioteca Central de Cantabria y Archivo Histórico Provincial, en la calle Ruiz de Alda de Santander

De estilo neomudéjar, el edificio de la antigua cárcel de la Tabacalera fue construido en el año 1900, sobre un área de 12.000 metros cuadrados, como Depósito General de Tabaco en Rama de Tabacalera. Ubicado en plena zona portuaria de Santander, recibía –de barcos transatlánticos– y almacenaba en sus ocho amplias naves la mitad del tabaco importado en España, que después era distribuido –en barcos de cabotaje, por ferrocarril o por carretera– a las once fábricas de Tabacalera en España. Durante la guerra civil y la posguerra, los franquistas reconvirtieron el depósito de tabaco en un depósito –a medio camino entre una cárcel y un campo de concentración– de presos políticos, y entre 6.000 y 8.000 de estos llegaron a pasar por sus naves. Años después, volvió a su actividad original hasta que en 1986 quedó en desuso.

Una vez rehabilitado y convertido en un ejemplo de mantenimiento y reutilización de la arquitectura industrial, el edificio –propiedad del Estado, declarado Bien de Interés Cultural y que ahora ha sido declarado también Sitio de Memoria Histórica– abrió sus puertas al público en 2010 como sede de la Biblioteca Central de Cantabria y del Archivo Histórico Provincial, separados por un patio central apto para acoger exposiciones y otras actividades culturales y en el que desde este lunes luce ya la placa en memoria de las víctimas del franquismo en Cantabria.

La placa en memoria de las víctimas del franquismo ha quedado instalada en el interior del gigantesco edificio, que da a cuatro calles, con sus correspondientes placas: por el norte, a Marqués de la Hermida; por el este, a Ruiz Zorrilla; por el sur, a Antonio López, y por el este –donde está ubicada la entrada principal–, a Ruiz de Alda. El aviador Julio Ruiz de Alda (1897-1936) fundó Falange Española –el partido único del franquismo– junto a José Antonio Primo de Rivera en 1933 y Ruiz de Alda es una de las 18 calles que el órgano asesor Comisión de Historia y Patrimonio ha propuesto al Ayuntamiento de Santander cambiar de nombre para cumplir la Ley de Memoria Histórica. Las otras 17 calles son Alcázar de Toledo, Alto de los Leones, Alféreces Provisionales, Belchite, Brunete, Camilo Alonso Vega, Capitán Cortés, Carlos Haya, Columna Sagardía, División Azul, García Morato, General Díaz de Villegas, General Dávila, General Moscardó, Montejurra, Sargentos Provisionales y Zancajo Osorio.

El Ayuntamiento de Santander comenzó este 10 de enero los trabajos para la retirada de los monumentos franquistas a las Legiones Italianas –en la plaza de Italia– y a los Caídos en la IV División de Navarra –en el paseo de Reina Victoria–, como había propuesto también la Comisión de Historia y Patrimonio, acordado el Consejo Municipal de Cultura y ratificado el Pleno del Consistorio de la capital cántabra en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Comentarios