Lunes, 23 de Octubre de 2017
El Tiempo

HUELGA DE ESTIBADORES

“Todo es negociable, menos la garantía del empleo”

Los estibadores del Puerto de Santander cumplen la segunda jornada consecutiva de 24 horas de huelga en los puertos españoles.

“Nuestra unidad siempre ha sido total, de ahí viene lo que algunos llaman los privilegios que tenemos, que no son privilegios sino derechos”.

Los estibadores del Puerto de Santander, este jueves
Los estibadores del Puerto de Santander, este jueves

Noatum se presenta en su página web como la “compañía líder en España en operaciones portuarias”. Antes se llamaba Dragados Servicios Portuarios y Logísticos y pertenecía a la compañía española ACS, que en 2010 se la vendió a un grupo encabezado por la compañía estadounidense J.P. Morgan. Es ‘vox populi’ en los puertos que J.P. Morgan también quiere desprenderse de ella y que la compañía más interesada en comprársela es la china Cosco Shipping Lines, la misma que hace un año compró El Pireo –el mayor puerto de Grecia, próximo a Atenas– al Estado griego después de que lo privatizara el Gobierno de Syriza. Y es ‘vox populi’ en los puertos que Cosco Shipping Lines ha puesto como condición el acometimiento de una profunda desregulación del mercado portuario español. Con ello vinculan muchos estibadores el Real Decreto que Rajoy prevé aprobar este viernes, que estaría yendo más allá de lo que estaría exigiendo la Unión Europea.

El Congreso aprobaba el Real Decreto tres días después de que Rajoy y De la Serna regresaran de su viaje a China

Así lo publicaba ‘eldiariocantabria’ el pasado 14 de febrero. El Congreso de los Diputados aprobaba el Real Decreto ley sobre la reforma de la estiba del Gobierno español (PP) el pasado 18 de mayo, tres días después de que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y su ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, regresaran a España de su viaje a China. Y el pasado lunes, 12 de junio, Cosco comunicaba oficialmente que ha comprado a JP Morgan el 51% de Noatum, operación que incluye las terminales de contenedores de Valencia y Bilbao y las terminales ferroviarias o ‘puertos secos’ de Madrid y Zaragoza.

“Estaba todo premeditado”, coinciden los estibadores del Puerto de Santander, que este jueves, 15 de junio, cumplen la segunda jornada consecutiva de 24 horas de huelga en los puertos españoles. José Loreto y Pedro García (SCAT), José Antonio Ibáñez (Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar), Pablo Gutiérrez (UGT) e Ibán Vegas (CCOO) ejercen de portavoces de sus compañeros y todos coinciden. Como todos –los 48 estibadores fijos del puerto cántabro– están participando en la huelga. Su unidad no tiene fisuras.

“Los chinos han pagado por el 51% de Noatum el mismo precio que pagó JP Morgan por comprarlo entero”, destaca José Loreto, que añade que “JP Morgan ha hecho un negocio redondo” y que “los chinos han pagado eso porque les resulta muy atractivo por el abaratamiento de la mano de obra”. Y aporta un dato demoledor: “Todas las terminales de contenedores de España ya son propiedad de empresas extranjeras”.

La patronal de la estiba “se ha fracturado, se ha partido en dos”

El Real Decreto ley sobre la reforma de la estiba que el Gobierno español logró aprobar –al segundo intento– remite la subrogación o garantía del empleo de los estibadores a la negociación entre los representantes de éstos y Anesco, la patronal de la estiba. Los estibadores aseguran que esa negociación se encuentra en “un momento desconcertante”, pues Anesco “se ha fracturado, se ha partido en dos”, en el sentido de que una parte está “más dispuesta a cumplir los preacuerdos alcanzados delante del propio mediador del Consejo Económico y Social, Marcos Peña, y que en parte figuran como anexo al Real Decreto” y la otra parte “dice ahora que no quiere subrogar al personal, quiere ir a la liberalización pura y dura”. Esa “línea dura” de la patronal está formada por cuatro grupos: Algeposa, Ership, Bergé y Noatum; los dos últimos operan también en el Puerto de Santander. Esas empresas de la línea dura acaban de conseguir modificar los estatutos de Anesco para que todas las decisiones de la patronal tengan que ser aprobadas por al menos dos tercios de los votos de la asamblea de Anesco. “Se han convertido en unos empresarios asamblearios, en esa situación absurda estamos”, ironizan los estibadores, conscientes de que la “línea dura” no es mayoritaria pero también de que sólo Algeposa, Ership y Bergé controlan conjuntamente más de un tercio de los votos de la asamblea de la patronal, por lo que se han asegurado un “derecho de veto”. “Estaba todo premeditado, como lo de Cosco”, asegura José Antonio Ibáñez. No obstante, los estibadores no descartan “la posibilidad de que Anesco se fracture como patronal”, lo que desconocen es “las consecuencias” que podría tener esa fractura, por lo que el futuro ya es “imprevisible”.

estibadores03

Los estibadores quieren negociar con Anesco un acuerdo marco de ámbito estatal que garantice el empleo de los 6.150 estibadores que trabajan en los puertos españoles y sólo entonces negociar puerto por puerto –como se ha venido haciendo hasta ahora–, mientras que la patronal quiere negociar la subrogación directamente puerto a puerto. “Nosotros no nos cerramos a la negociación puerto a puerto, pero esa negociación no puede ser ni anterior ni simultánea a ese acuerdo marco”, apunta Ibán Vegas. “Todo es negociable, pero hay una parte que para nosotros es innegociable: la garantía del empleo”, añade Loreto.

“Tarde o temprano a algún acuerdo tenemos que llegar”

“La pelota está en su tejado”, advierten los estibadores. “No nos queda más remedio a todos que llegar a un acuerdo, porque los dos primeros paros completos están paralizando los puertos, no hay ninguna actividad, y las huelgas se van a ir endureciendo, así que tarde o temprano a algún acuerdo tenemos que llegar”, destaca Pedro García. Anesco se reúne en asamblea este viernes, 16 de junio, y en función de lo que decida la patronal, los sindicatos volverán a la negociación o preavisarán “con algo más contundente, en la línea de jornadas de huelga enteras”.

El 100% de los estibadores apoya los paros y participa en ellos. Y su unidad es total. “Siempre lo ha sido, de ahí viene lo que algunos llaman los privilegios que tenemos, que no son privilegios sino derechos ganados a base de huelgas y de unidad, por eso no hay otro sector, quitando la minería, que tenga estas condiciones, pero eso se ha ganado año a año y huelga a huelga”, asegura Pedro García mientras cae la lluvia sobre el Puerto de Santander, totalmente paralizado por segundo día consecutivo.

Unidos y animados. “Estamos muy de bien de moral, con la sensación de que no nos queda otra que luchar por esto, pero con mucho ánimo”, aseguran. Una vez por la mañana y otra por la tarde dan una vuelta por los muelles “para comprobar que no hay instrusismo, en este caso esquirolaje”, aunque no sería fácil que lo hubiera, pues “la maquinaria de la estiba es compleja y no puedes traer a cualquiera a manejarla; además, enseguida se ve si mueves una grúa, da mucho el cante…”. Entremedias, comen todos juntos en el mismo puerto.

“Desde que ha entrado Cosco en El Pireo, no pueden ni ir al baño”

Allí narran la historia de un estibador compañero suyo que “lleva 15 años trabajando en el Puerto del Pireo” y cuenta que “desde que ha entrado Cosco, no pueden ni ir al baño”, que “a los que quieren organizarse sindicalmente les echan directamente a la calle” o que “cuatro hombres de negro se pasean por los muelles para solucionar ellos los problemas que pueda haber, como en las películas”. “Hemos ido más de cien años para atrás”, apunta un estibador. “Por lo menos ellos allí, sí”, añade otro.

Los puertos de El Pireo y Tesalónica, los dos mayores puertos de Grecia, han sido privatizados por el Gobierno griego (Syriza) y vendidos el primero a Cosco y el segundo, el pasado mes de abril, a un consorcio de empresas liderado por la alemana Deutsche Invest Equity Partners. “Ése será el precio que habrá puesto Merkel a Tsipras: El Pireo se le vendes a quien te dé la gana para sacar dinero y el otro me lo vendes a mí, que para eso soy la cacique de Europa”, ironiza un estibador. Comentarios que después se demuestran muchísimo más próximos a la realidad que la mayoría de las versiones oficiales.

Comentarios