Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
El Tiempo

LABORAL

El TSJC condena a Solvay a contratar al médico de empresa a jornada completa

La empresa recurrió la sentencia del Juzgado de lo Social de Santander, pero la magistrada fija que una Unidad Básica Sanitaria ya constituida no puede reducirse.

Fábrica de Solvay en Barreda
Fábrica de Solvay en Barreda

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha condenado a la empresa Solvay a contratar al médico de empresa a jornada completa mediante una novedosa interpretación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL).

El conflicto judicial mantenido entre el sindicato USO y Solvay ante la pretensión de la empresa de reducir a la mitad la jornada laboral del médico, ha deparado una novedosa sentencia de la cual es ponente la magistrada Mercedes Sancha Saiz.

Solvay había recurrido la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Número 6 de Santander, que condenaba a la química a la contratación a jornada completa del médico de empresa que previamente había reducido a media jornada.

Según Solvay, la estimación de la demanda de USO tuvo lugar por un defecto de forma, consistente en el deber de información previa de la medida reductora al comité de prevención, sin que el Juzgado de lo Social en su sentencia hubiera entrado al fondo del asunto. El recurso fue rebatido por el letrado de USO, Eduardo Porcelli, tanto en la forma como en el fondo y ha sido estimado en su totalidad.

La ponente, Sancha Saiz, ha hecho una interpretación novedosa de la LPRL que impide que aquellas empresas con más de 250 trabajadores, que estén sujetos a actividades con intervención de diferentes riesgos, como el químico, puedan reducir jornada a su facultativo.

La magistrada fija que una Unidad Básica Sanitaria (UBS) ya constituida no puede reducirse y debe estar compuesta como mínimo por un médico y un enfermero, ambos a jornada completa.

USO ha destacado que esta sentencia es extrapolable en su aplicación a todas las empresas de Cantabria y abre la puerta al resto de empresas de España que cuenten con más de 250 trabajadores y que estén registradas en el Anexo I del RD 39/1997 (empresas químicas, construcción, siderometalúrgica, eléctricas, etcétera).

De igual manera, el sindicato ha resaltado que esta sentencia es de "gran utilidad" para el colectivo médico especialista en medicina del trabajo, al que abre mayores expectativas de empleo por cuenta ajena en las medianas y grandes empresas, tanto en Cantabria como en el resto del Estado.

USO ha remarcado que esta "importante victoria para la salud de los trabajadores" ha sido posible "a pesar" de los sindicato UGT y CC.OO. que compartieron y aceptaron la decisión de reducción del servicio médico en la empresa.