Domingo, 23 de Julio de 2017
El Tiempo

ESTIBADORES

“Defenderemos nuestro sector con todos los medios”

El estibador y sindicalista cántabro Marcial Martínez sabe que “se está hablando hasta de militarizar los puertos”, pero advierte de que “nosotros no somos controladores aéreos, somos ‘currelas’, e igual no son conscientes de lo que les va a costar intentar doblegarnos”.

Estibadores levantan sus puños subidos a un contenedor
Estibadores levantan sus puños subidos a un contenedor

El Real Decreto que el Gobierno de Mariano Rajoy prevé aprobar este viernes 17 de febrero afectaría a los 6.500 estibadores que trabajan en los puertos de todo el Estado, el 90% de ellos afiliados a sindicatos federados en la Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios (CEEP). Marcial Martínez es uno de ellos y su responsable en Cantabria. De 46 años de edad, lleva 28 trabajando como estibador en el Puerto de Santander, y con el Real Decreto de Rajoy un estibador como él podría ser despedido “con 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades”.

En cada uno de la mayoría de los puertos de la denominada Zona Norte trabajan entre 40 y 60 estibadores, excepto en los de Vigo y Bilbao, donde trabajan un centenar y 400, respectivamente. Cifras muy alejadas de los 1.000 del Puerto de Barcelona, los 1.700 del de Valencia o los 2.000 del de Algeciras, que mueven muchos más contenedores.

En el Puerto de Santander trabajan 52 estibadores con contrato indefinido, todos ellos hombres y prácticamente todos ellos con edades comprendidas entre los cuarenta y muchos y los cincuenta y pocos años. También trabajan mujeres, pero son contratadas de forma eventual, normalmente para conducir coches, el producto estrella del puerto de la capital cántabra, que el año pasado batió otro récord al mover más de 490.000 automóviles nuevos. Después vienen los graneles, fundamentalmente carbón y cereales.

El trabajo de estiba no es tan duro como antes, pero sigue siendo duro y tiene un índice de siniestralidad laboral muy alto

El trabajo de estiba “no es tan duro como antes, pero sigue siendo duro y tiene un índice de siniestralidad laboral muy alto”, apunta a este diario Marcial Martínez. “En 2016 hubo ocho accidentes mortales en España, y ha habido años más trágicos, con 14 o 15 muertos”. El estibador cántabro recuerda el último accidente mortal en el Puerto de Santander, que data del año 2009. Y el último accidente grave, que se produjo hace seis meses, cuando “un elevador le reventó la pierna a un compañero que aún está intentando recuperarse”. Los accidentes menos graves –roturas de dedos, etcétera– son “el pan nuestro de cada día”.

Martínez aclara que el sueldo de los estibadores es “digno, nada más”, aunque puede ser mejorado “con muchísimas horas extras, no teniendo horarios o dejando de pasar fiestas con tus hijos”. “Y lo cobramos de empresas privadas, no del Estado”, añade. Y es que son muchas las intoxicaciones a desterrar. “En nuestro trabajo hay padres e hijos, como en muchas empresas, pero también hay gente que no lo es, y es que hay que pasar pruebas físicas y exámenes”, puntualiza.

Noatum se presenta en su página web como la “compañía líder en España en operaciones portuarias”. Antes se llamaba Dragados Servicios Portuarios y Logísticos y pertenecía a la compañía española ACS, que en 2010 se la vendió a un grupo encabezado por la compañía estadounidense J.P. Morgan. Es ‘vox populi’ en los puertos que J.P. Morgan también quiere desprenderse de ella y que la compañía más interesada en comprársela es la china Cosco Shipping Lines, la misma que hace un año compró El Pireo –el mayor puerto de Grecia, próximo a Atenas– al Estado griego después de que lo privatizara el Gobierno de Syriza. Y es ‘vox populi’ en los puertos que Cosco Shipping Lines ha puesto como condición el acometimiento de una profunda desregulación del mercado portuario español. Con ello vinculan muchos estibadores el Real Decreto que Rajoy prevé aprobar este viernes, que estaría yendo más allá de lo que estaría exigiendo la Unión Europea.

Marcial Martínez asegura que “en un sector que está creando riqueza y empleo no tiene ningún sentido” un Real Decreto que contempla modificaciones como el que las indemnizaciones por despido “dejen de pagarlas las empresas y empiecen a pagarlas las autoridades portuarias, es decir el Estado”.

La china Cosco Shippin Lines, que compró El Pireo al Gobierno de Syriza, es la más interesada en hacerse con Noatum

La Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios está integrada en el consejo internacional de estibadores International Dockworkers Council (IDC), al que están afiliados 100.000 estibadores de los cinco continentes y que ha expresado todo su apoyo a la lucha de los estibadores españoles. “Siempre que ha habido problemas serios, los estibadores hemos estado muy unidos”, asegura Martínez.

Defenderemos nuestro sector con todos los medios”, avisa el estibador cántabro. Sabe que “se está hablando hasta de militarizar los puertos”, pero advierte de que “nosotros no somos controladores aéreos, somos ‘currelas’, e igual no son conscientes de lo que les va a costar intentar doblegarnos”.

Tras el fracaso de las negociaciones de este martes entre los representantes de los estibadores y el Ministerio de Fomento, se mantienen las huelgas del lunes 20, miércoles 22 y viernes 24 en horas alternas, y todo apunta a que la aprobación del Real Decreto del PP –que no obstante necesitaría el apoyo de otros grupos, probablemente del PSOE, para salir adelante– motivaría la convocatoria de movilizaciones “algo más contundentes”.

Comentarios