Viernes, 09 de Diciembre de 2016
El Tiempo

TECNOLOGÍA

Zetta, ¿el primer móvil extremeño o la presunta estafa de la bellota mordida?

Varios internautas han denunciado un posible fraude de esta empresa que ha imitado a Apple en el logo y que ha cerrado su página web “por ataques”.

La compañía extremeña Zetta podría ser un fraude. Foto: Facebook Zetta
La compañía extremeña Zetta podría ser un fraude. Foto: Facebook Zetta

Lo que parecía ser una alternativa a los grandes smartphones, podría convertirse en una estafa. Según han destapado numerosos internautas, el móvil extremeño Zetta, creado en Zafra por dos españoles y un chino, podría tratarse de un engaño: al parecer, se compraban terminales chinos de la marca Xiaomi y se vendían como si fueran Zetta.

Este smartphone, creado en Extremadura por dos jóvenes españoles y uno chino, parecía toda una revolución y estaba destinado a competir con las primeras marcas. Las cifras así lo indicaban: en tan solo dos meses habían vendido 1.200 unidades. Su secreto era el precio, entre los 145 y los 155 euros. Los creadores contaron con el respaldo del gobierno extremeño y poco a poco, se convirtieron en los grandes emprendedores de la zona.

Sin embargo, tras una entrevista en el diario El Español, numerosos internautas empezaron a denunciar a través de ForocochesThegeekhammer que se trataba de un fraude. Después de esto todo se precipitó. La empresa anunció vía Facebook que su página web y las redes sociales no estaban disponibles ya que habían sufrido "un ataque".

Poco después, FACUA también alertaba a los consumidores a través de su Twitter del posible fraude y advertía que en caso de que se comprobara, Zetta tendría que devolver el dinero a todos los que compraron sus terminales.

Ahora, el smartphone que presumía de tener una interfaz muy parecida a la del iPhone (incluido su logo, una bellota mordida), pero costaba menos de 200 euros, tendrá que dar explicaciones sobre este posible fraude.

Por su parte, queda ver qué postura toman la Fiscalía y la Junta de Extremadura.

Comentarios