Jueves, 21 de Septiembre de 2017
El Tiempo

CULTURA

El ‘Monólogo del Beato’ y un concierto protagonizan las actividades del Camino del Norte

El 'Monólogo del Beato' se representa este fin de semana en Peñarrubia
El 'Monólogo del Beato' se representa este fin de semana en Peñarrubia

Peñarrubia y el Centro de Estudios Lebaniegos de Potes acogerán este sábado, día 20, la obra teatral 'Monólogo del Beato' y el primer concierto en la exposición 'La música de los crucenos', respectivamente, dentro del programa de actividades organizadas por la Consejería de Cultura en torno al Camino Norte de Santiago.

Así, la Torre de Linares, en Peñarrubia, acogerá a las ocho de la tarde la obra el 'Monólogo del Beato', una producción de Anabel Díaz Teatro, original de Carlos Troyano.

'Beato' es una obra que, por encima de todo, pretende presentar de forma "rápida y efectiva" a uno de los personajes "más desconocidos y con mayor influencia" en la historia de España, Beato de Liébana, ha indicado el Gobierno de Cantabria en nota de prensa.

"Buceando en sus textos, nos encontramos con un hombre comprometido, valiente y seguro de sus creencias, alguien capaz de luchar contra la herejía adopcionista aunque eso le supusiera ponerse enfrente de personajes tan importantes como el obispo de Toledo, Elipando".

Concierto

Por su parte, el Centro de Estudios Lebaniegos acogerá a las 18:30 horas el primer concierto programado dentro del marco de la exposición titulada 'La música de los crucenos'.

En esta ocasión se interpretará con los instrumentos expuestos en dicha muestra, composiciones de la época de los beatos hasta la promulgación de la bula papal de 1512.

El concierto estará interpretado por Crispín d'Olot, comisario de la exposición y miembro del Museo del Juglar dedicado a la divulgación de la cultura medieval en su vertiente musical, teatral y literaria.

'La música de los crucenos' es una muestra de instrumentos musicales del pasado que abarca del siglo X al siglo XVI y que trata de ilustrar el paisaje sonoro y organológico de la historia de Liébana. La exposición se llama así porque con este apelativo se conocía a los peregrinos de Santo Toribio de Liébana, crucenos, cruceros o peregrinos de la cruz.