Domingo, 24 de Junio de 2018
El Tiempo

CULTURA

Gutiérrez Aragón homenajea en una novela la resistencia de la gente de los Valles Pasiegos

Manuel Gutiérrrez Aragón
Manuel Gutiérrrez Aragón

El escritor Manuel Gutiérrez Aragón ha homenajeado la resistencia de los Valles Pasiegos y de sus lugareños en 'El ojo del cielo' (Anagrama), una novela en forma de fábula literaria ambientada en 2008 y que se sumerge en el territorio cántabro con la historia de cuatro pasiegas que se enfrentan a la crisis económica.

En rueda de prensa este miércoles, el excineasta de Torrelavega ha explicado que la novela parte de un punto de vista realista, con unas lugareñas que podrían ser de carne y hueso, y que a causa de la crisis sufren un desahucio que les obliga a trasladarse a un lugar todavía más recóndito.

Ha detallado que son una madrastra y tres hijas "que acaban teniendo una vida abismal literalmente" viviendo en una cabaña cercana a un precipicio, y las tres niñas buscarán a su padre ausente a través de una fotografía en que aparece su sombra.

Sobre el territorio cántabro en que se ambienta el texto, ha destacado que "la zona ha sobrevivido a muchas presiones a lo largo de la historia y ahora se enfrenta a los efectos de la globalización".

Y ha reflexionado sobre las características del lugar, que por su orografía ha permanecido aislado mucho tiempo, con sus habitantes muy separados entre ellos: "El espacio que rodea a las protagonistas no tiene nada que ver con la modernidad", y ha explicado que las cuatro mujeres luchan por adaptarse a esta nueva era.

No obstante, ha advertido que su novela no es costumbrista ni realista, ya que el universo familiar descrito está a caballo de lo realista y lo mágico con la aparición de personajes como Abderraman, "un narrador árabe que cuenta a las protagonistas narraciones propias de 'Las mil y una noches", y desfilan personajes como el millonario Bertie Charles Forbes, Liz Taylor y el expresidente francés Jacques Chirac.

Y la obra también recupera personajes de libros anteriores suyos, como Ludi Pelayo, que apareció en la novela 'Cuando el frío llegue al corazón' y ahora se convierte en un narrador ocasional de la historia y en amante de una de las protagonistas.

Aparecen numerosos puntos de vista narrativos, pero predomina un narrador omnisciente que "conoce casi la totalidad de los sentimientos de los personajes. Es, como indica el título de la novela, un ojo del cielo", ha dicho, y ha dicho que el título del libro también alude a la canción de Alan Parsons 'Eye in the Sky'.

"Esta canción es casi un himno para los pasiegos", según el autor, que no es la primera vez que ambienta una novela en su Cantabria natal, a la que reconoce que de alguna manera siempre vuelve

Gutiérrez Aragón, que dejó el cine hace diez años, también ha explicado que su carrera cinematográfica no le ha influido al escribir la novela, aunque reconoce que a menudo piensa en sus tiempos como director: "Como el cine no hay nada". Aun así, dice que le apasiona escribir y que "al final, tanto en el cine como en la literatura siempre se acaban contando historias".