Miércoles, 07 de Diciembre de 2016
El Tiempo

DEPORTES

La Audiencia declara culpable el concurso de acreedores del Racing y responsabiliza solo a Ali Syed

La Sala no considera que los delitos imputados a Pernía justifiquen su culpabilidad en el caso, pero no descarta que "podrían ser fuente de otro tipo de responsabilidad”.

El magnate indio pierde cualquier derecho que tuviera como acreedor, lo que supone que el Racing ya no le debe 4 millones de euros.

El expresidente del Racing, Francisco Pernía, y el magnate indio Ashan Ali Syed
El expresidente del Racing, Francisco Pernía, y el magnate indio Ashan Ali Syed

La Audiencia Provincial ha estimado parcialmente el recurso de la Fiscalía y ha declarado culpable el concurso de acreedores del Racing. La sentencia responsabiliza del concurso culpable al magnate indio Ashan Ali Syed y su empresa WGA, y exime al expresidente del club, Francisco Pernía, para el que la Fiscalía pedía que fuera condenado a abonar casi cinco millones por daños y perjuicios.

De esta forma, la Audiencia revoca la sentencia del Juzgado de lo Mercantil, que el pasado mes de febrero declaró fortuito el concurso, y lo califica como culpable por la demora en la solicitud de concurso e incumplimiento del deber de colaboración con la administración concursal por parte de WGA y Ali Syed.

El magnate indio y su empresa, que no se personaron en el proceso ni se opusieron a la calificación culpable, quedan inhabilitados para administrar bienes ajenos y para representar o administrar a cualquier persona durante un periodo de cinco años. Además, pierden cualquier derecho que tuvieran como acreedores concursales, lo que en la práctica supone que el Racing ya no debe dinero al empresario indio.

La Sala señala que las diez actuaciones imputadas a Perníav"podrían ser fuente de otro tipo de responsabilidad pero no pueden sustentar la calificación culpable"

Por su parte, el club se opuso inicialmente a la calificación, pero desistió en el acto del juicio, lo que según la Audiencia, "debió tener como inmediata consecuencia que el concurso fuera declarado culpable por esa causa y que se considerase como personas afectadas por la calificación a Alí y WGA".

Por otro lado, la Sala señala que las diez actuaciones imputadas a Pernía, al que los administradores concursales acusaron de la "salida injustificada" de cinco millones de euros, "podrían ser fuente de otro tipo de responsabilidad pero no pueden sustentar la calificación culpable tal y como fueron formulados, al faltar la exposición justificada de su vinculación con la insolvencia".

Esta justificación sí está presente en el recurso de apelación de la Fiscalía pero faltó en el informe de la administración concursal y en el dictamen del Ministerio Fiscal de la primera instancia, donde, de haberse incluido, "podría haber supuesto que la solución fuera diferente", reconoce la sentencia de la Audiencia, que se puede recurrir ante el Tribunal Supremo.

La Administración concursal, que no recurrió la sentencia del Juzgado de lo Mercantil, citaba en su informe hasta diez conductas que, desde 2007, supusieron una "salida injustificada" de 4,9 millones de euros del club que supondrían "gastos excesivos e injustificados que agravaron la situación de insolvencia".

Entre ellas, aludía a los gastos por el proyecto de la Escuela de Fútbol Racing Primavera, gastos excesivos en fichajes y ventas como los relativos a los de los jugadores Tchité, Smolarek, Zigic y Garay, o la compra de un vehículo de lujo, entre otros.

Pernía, que sí se personó en el procedimiento y se opuso a la calificación culpable, tendrá que hacer frente a esas imputaciones en el procedimiento iniciado a raíz de la querella de los exjugadores, que está pendiente de la apertura de juicio oral.

Comentarios