Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
El Tiempo

DEPORTES

El surf cántabro rendirá homenaje a Ignacio Echevarría

El acto en memoria de este aficionado al deporte que falleció en el atentado terrorista de Londres en junio será el 8 de diciembre en la segunda playa de El Sardinero.

El surf cántabro rinde homenaje a Ignacio Echevarría
El surf cántabro rinde homenaje a Ignacio Echevarría

El surf cántabro rendirá homenaje el próximo 8 de diciembre, en la segunda playa de El Sardinero, a Ignacio Echevarría, que falleció en atentado terrorista el pasado mes de junio en Londres, al intentar ayudar a una mujer que estaba siendo agredida por un yihadista.

Con este acto, que se celebrará a las 12:00 horas, organizado por los responsables de la competición 'La Vaca Gigante', el mundo del surf quiere recordar "el valor y el coraje" de Ignacio, que practicaba este deporte, además del skate, en la localidad cántabra de Comillas.

En concreto era un habitual de la playa de Gerra, donde se dan unas buenas condiciones para coger olas. Su familia veranea en Comillas desde hace muchos años e Ignacio se sentía muy unido a Cantabria, ha destacado la organización.

La organización ha convocado a los surfers cántabros para que estén presentes en este homenaje y colaboren con una "gigante" ofrenda floral que se realizará en las aguas de El Sardinero y a la que está previsto que acuda la familia de Ignacio Echevarría.

Además, y como reconocimiento al "valor, coraje y ejemplo" de Ignacio, desde este año la prueba pasará a denominarse 'La Vaca Gigante by Oackley Trofeo Ignacio Echevarría'.

Ignacio Echevarría tenía 39 años, estaba soltero y trabajaba en Londres, aunque su familia vivía en Madrid. Había nacido en Ferrol y hasta los ocho años vivió en As Pontes porque su padre, ingeniero asturiano, trabajaba en la central térmica de Endesa. Pero la localidad a la que se sentía más vinculado era Comillas, donde practicaba sus dos deportes favoritos: surf y skate.

Por otro lado, la organización de 'La Vaca Gigante' sigue a la espera de recibir la "alerta" meteorológica y que se den las condiciones necesarias para dar el pistoletazo a la prueba. Todo parece indicar, salvo que haya novedad en las próximas horas, que habrá que esperar al mes de enero para ver la 'gran ola'.