Viernes, 09 de Diciembre de 2016
El Tiempo

ECONOMÍA

Cantabria crecerá hasta el 2,2% y creará 12.000 empleos en 2017

El informe ‘Situación Cantabria’ del BBVA apunta a que la región terminará el año en un crecimiento del 2,9% del PIB.

El BBVA estima que en 2017 se crearán 12.000 empleos en Cantabria
El BBVA estima que en 2017 se crearán 12.000 empleos en Cantabria

El PIB cántabro crecerá un 2,9% este año y se desacelerará el próximo, hasta el 2,2%, según las previsiones del BBVA para la región, en la que en ambos ejercicios se crearán 12.000 puestos de trabajo, y la tasa de paro se reducirá, al cierre de 2017, en el 14,5%, aunque todavía será "excesivamente elevada".

Son las principales conclusiones del informe 'Situación Cantabria' de la entidad financiera, que han presentado este jueves en Santander el director de la zona norte del banco, Peio Belausteguigoitia, y el economista Miguel Cardoso, jefe para España de BBVA Research.

Este experto ha valorado que de confirmarse las perspectivas -el Instituto Nacional de Estadística ha corroborado el pronóstico del crecimiento del 2,6% para 2015 y todo apunta a que se cumplirán también para el presente ejercicio- la Comunidad habrá ligado cuatro años de crecimiento de su Producto Interior Bruto, aunque se mantendrá a finales de 2017 un 5% por debajo del nivel alcanzado antes de la crisis económica.

"Pese a la recuperación, todavía queda mucho camino por delante", ha comentado Cardoso, que se ha referido a "desequilibrios" que se mantienen en la economía autonómica y que son "preocupantes", como el nivel de paro o el número de desempleados de larga duración, y que es "complicado de reducir" (afecta al 43% de los demandantes de empleo), o la "debilidad" de las exportaciones, que han bajado hasta un 13%, según ha cifrado.

Déficit

Preguntado por el déficit cántabro, que en septiembre se situó en 130 millones de euros, el 1,04% del PIB, el nivel más alto de todas las comunidades, el directivo del BBVA lo ha achacado al incremento del gasto, especialmente el farmacéutico y en educación, pero también a los ingresos, que han tenido "una evolución por debajo de lo esperado".

Así, teniendo en cuenta que el límite fijado a las comunidades es del 0,7% a finales de este año y que Cantabria tiene "elevadas probabilidades" de no cumplir -es más, "cada vez es más probable" que cierre el ejercicio "por encima" del 1%-, Cardoso ha señalado que la región tendrá que hacer mayores esfuerzos que otras autonomías, incluso aunque "se relaje" el objetivo marcado, como va a pedir este jueves el Gobierno PRC-PSOE al Ejecutivo central del PP en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Al hilo, ha reflexionado que aunque se mantenga el control del gasto -actualmente en el 19% del PIB-, será "difícil" cumplir el objetivo de déficit si no se adoptan medidas que incrementen los ingresos.

Reforma fiscal

A propósito de esto último, y a preguntas de los periodistas sobre la reforma fiscal que podría acometer el bipartito en los próximos presupuestos con la subida de varios impuestos y la recuperación de otros, Cardoso no ha querido opinar sobre esta medida hasta que no sea "oficial".

Ahora bien, ha sostenido que el crecimiento del PIB previsto ya va a dar "suficiente consolidación fiscal". Pero ha apuntado también al deseo de la administración de "no congelar" el gasto, sino de incrementarlo, aumentado para ello los ingresos para dar "más y mejores servicios". "Es una decisión política", ha señalado.

Crecimiento

En cuanto al crecimiento previsto en Cantabria (del 2,9% este año y el 2,2% el próximo, mientras que en España será del 3,3% y 2,5%, respectivamente) el informe anual que elabora el BBVA señala que el PIB regional crecerá un 0,7% en el tercer trimestre de este ejercicio, y que podría mantenerse cerca de ese nivel en el cuarto.

Esto obedece a la recuperación de la demanda interna, fundamentalmente por el aumento del consumo de las familias, tras caídas "significativas" en 2010 y 2011. Y también, aunque en menor medida, a la política de expansión del gasto público -"las inversiones, en general, aportan poco al crecimiento en Cantabria", ha manifestado Cardoso- y al dinamismo del sector turístico.

En este sentido, el informe pone de manifiesto que el consumo privado sigue creciendo por el mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos y la mejora de la renta disponible de los ciudadanos, favorecida por la creación de empleo. Todo ello ha impulsado el avance del gasto doméstico.

Una situación que, según el análisis hecho por la entidad financiera, es particularmente beneficiosa para el sector turístico cántabro, que ha evolucionado de forma favorable respecto a años precedentes, con un crecimiento del número de viajeros y las pernoctaciones, especialmente de los extranjeros, que han repuntado entre un 15 y 17% en relación a 2012, a lo que se suma la recuperación del turismo nacional en los últimos meses.

Impacto del Brexit

Pero de cara al 2017, y teniendo en cuenta la desaceleración prevista, con una caída del PIB de siete décimas, hasta el 2,2%, Cardoso se ha referido por un lado al impacto del Brexit, la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea, que en Cantabria tiene una repercusión, en la reducción del crecimiento del próximo ejercicio, de cuatro décimas.

Esto se debe a que algunos sectores de nuestra región están "más expuestos" que los de otras comunidades a la marcha del país británico del mercado común, aunque el índice de Cantabria (-0,4) no es "significativamente diferente" del estimado para el conjunto de España.

También se puede "resentir", por la depreciación de la libra, el número de viajeros ingleses a nuestra región, que en la actualidad suponen el 20% de los turistas extranjeros.

Pero el peso del sector turístico no es "tan elevado" como en otras comunidades, por lo que el impacto será "algo más moderado" que en las autonomías del este del país, por ejemplo.

Vientos de cola

En relación con esto último, Cardoso se ha referido a la incidencia de ciertos "vientos de cola" que venían acompañando el crecimiento cántabro y que van a reducir su impacto. Ha citado así "tensiones geopolíticas" en estados del Norte de África, del Mediterráneo o de Europa, que se han visto afectados por atentados del terrorismo islámico (como Francia y Bélgica), y que ha propiciado la llegada de turistas a España, en vez de a esos destinos.

Aunque el BBVA no tiene datos concretos de la incidencia que esto ha supuesto y puede suponer para Cantabria, el experto económico ha cifrado en un 25% el aumento de las pernoctaciones desde 2010 en el conjunto de España por las citadas tensiones, que no se esperan que vayan "a más" y, por tanto, que tengan mayor influencia.

Comentarios