Jueves 19.07.2018
ECONOMÍA

Cantabria penaliza las herencias de más de 100.000 euros

Muchos cántabros se verán claramente perjudicados por la reforma fiscal de este año
Muchos cántabros se verán claramente perjudicados por la reforma fiscal de este año

El año 2018 comenzó con importantes rebajas fiscales en muchas comunidades autónomas. Además de algunas rebajas en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) también se ha modificado en muchas comunidades. Estas modificaciones, en la mayoría de los casos, han sido a favor del contribuyente. Pero no ha sido así en Cantabria.

Aunque muchos cántabros se puedan beneficiar de cierta rebaja en el pago del impuesto que grava herencias y donaciones, otros se verán claramente perjudicados por la reforma de este año. Es el caso de los que hereden más de 100.000 euros. Tampoco salen bien parados los beneficiarios de seguros de vida, ya que antes no pagaban nada y ahora tendrán que pagar cuando la indemnización supere los 50.000 euros.

BONIFICACIÓN PARA UNOS, PENALIZACIÓN PARA OTROS

Hasta el 31 de diciembre del pasado año, todos los herederos cántabros se beneficiaban de una bonificación del 99% en el pago del impuesto. Con la reforma, los herederos que reciban menos de 100.000 euros no pagarán nada, siempre que se trata de padres, hijos, cónyuge o pareja de hecho. Sin embargo, quienes reciban herencias superiores a 100.000 euros tendrán una bonificación de solo el 90%, por lo que pagarán más que el año pasado.

Un cambio importante en donaciones es la unificación del tipo aplicable, que se iguala al 30% para donaciones superiores a 400.000 euros. Es decir, no aumenta al 34% a partir de 797.555,08 euros, tipo estatal que se aplica en la mayoría de las comunidades autónomas. Además, las donaciones de menos de 50.000 se ven claramente beneficiadas con un porcentaje impositivo de solo un 1%.

Además, en las donaciones, sigue aplicándose la bonificación del 99% de la cuota tributaria para las donaciones de hasta 100.000 euros en metálico, siempre que se trate de padres, hijos, cónyuge o pareja de hecho. Si lo que se dona es una vivienda que vaya a ser residencia habitual del donatario, este se beneficia de una bonificación del 99%.

TAMBIÉN SALEN PERJUDICADOS LOS BENEFICIARIOS DE SEGUROS DE VIDA

Según nos confirman desde PuntoSeguro.com la nueva reforma también ha decidido que los beneficiarios de seguros de vida paguen por recibir la indemnización. Antes, los cántabros que recibían una indemnización procedente de un seguro de vida en el que el asegurado fuera cónyuge, padre o hijo no pagaban nada. Ahora si el beneficiario, de manera individual, recibe más de 50.000 euros, debe pagar la cuota correspondiente. Así, cada euro de más se sumará a la base imponible, a la que se aplicará la cuota correspondiente, una cuota creciente que va del 7,65% al 34%.