Miércoles, 23 de Agosto de 2017
El Tiempo

ECONOMÍA

El IVA de los toros y las monturas de gafas graduadas, rebajado al 10%; la luz y el gas se mantienen al 21%

El Gobierno de Rajoy, que subió el IVA a estos suministros básicos en 2012, ha rechazado las peticiones de rebajarlo en los suministros básicos por considerarlas “demagógicas”.

España se sitúa por encima de países como Reino Unido, Italia, Francia o Alemania en estos gravámenes.

El Estado aplica un IVA del 10% a las corridas de toros, pero la luz y el gas siguen tributando al 21%
El Estado aplica un IVA del 10% a las corridas de toros, pero la luz y el gas siguen tributando al 21%

El Gobierno de España presidido por Mariano Rajoy ha anunciado a bombo y platillo durante los últimos meses que los espectáculos culturales en vivo verían rebajado el IVA del 21% al 10%. Una medida que el Estado ha querido centrar en el sector de las artes escénicas como el teatro, pero que también afecta a las corridas de toros, una práctica que está en el ojo de la polémica entre sus más férreos defensores y sus detractores. La decisión pone de manifiesto, además, las preferencias del PP en materia fiscal, que aplica a las corridas de toros un IVA reducido pero mantiene la presión fiscal sobre las familias en ámbitos como la luz o el gas, que siguen tributando al 21%.

Así se desprende de las novedades fiscales que se han conocido este martes, incluidas en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017. Y es que el documento incluye solo dos novedades fiscales. A la ya mencionada rebaja en los espectáculos taurinos se suma la de las monturas de las gafas graduadas, que también baja al 10%.

Fue el propio Mariano Rajoy el que decidió subir el IVA a la luz en julio de 2012, pasando del 18% al actual 21%

Pero del IVA en luz y gas, sin noticias. Cabe recordar que fue el propio Mariano Rajoy el que decidió subir el IVA a la luz en julio de 2012, pasando del 18% al actual 21%. Ahora, en lugar de recortar estas tasas impositivas, opta por reducir la de los toros y las gafas graduadas.

España es uno de los países europeos que más grava el primero de estos recursos, cuyo IVA está por encima de, por ejemplo, lo que aplican Reino Unido (5%), Italia (10%), Francia (16,7%) o Alemania (19%). Tan solo los países del norte de Europa, según datos de agosto de 2016 publicados por la Comisión Europea, se encuentran muy por encima del tipo impositivo aplicado en nuestro país. Estados que también tienen un nivel de vida mucho mayor en materia, por ejemplo, de salarios.

Rebaja demagógica

Por supuesto, varios grupos de la oposición han tratado de sacar adelante iniciativas para reducir estos tipos impositivos al reducido del 10%. De hecho, es una de las reclamaciones del programa electoral de Podemos. Pero la respuesta del Gobierno de Rajoy cuando se propuso en febrero de este mismo año dista mucho siquiera de sopesar esta posibilidad. Según los ministros de Energía, Álvaro Nadal, y de Hacienda, Cristóbal Montoro, dichas peticiones son “demagógicas”, argumentando que si se bajan estos impuestos “habrá que subir otros”, según publicaba Cinco Días. Lo que no se ha aclarado es qué impuestos habrá que subir si se reduce el de los toros y las gafas graduadas.

Cabe recordar que a comienzos de este 2017 la factura de luz alcanzó máximos históricos a consecuencia de la ola de frío polar que azotó Europa, ante lo que el propio Mariano Rajoy afirmó que habría que esperar a que lloviera para que el coste de la electricidad se redujera.

Reclamación de los sectores

Con la reducción del IVA en los espectáculos en vivo y en las monturas de gafas graduadas el Gobierno de Rajoy da respuesta a las reclamaciones de ambos sectores en los últimos tiempos. Según el Estado, los beneficios fiscales por este tipo reducido del IVA, frente al general del 21%, ascenderán este año a 8.140,05 millones de euros, un 2,8% más que lo previsto para 2016.

La Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (Fedao) reclamó hace varios meses al Ministerio de Hacienda un plan especial para que las más de 10.000 empresas de óptica que operan en España pudieran afrontar la regularización fiscal de unos 12 millones de euros, después de que la Dirección General de Tributos, a través de una respuesta vinculante, entendiera que dichas monturas debían pagar un IVA del 21% desde 2015 y no del 10% como venían haciendo con anterioridad.

Ahora, con el cambio introducido en el proyecto de Presupuestos, las monturas de gafas graduadas volverán a tributar a un IVA del 10%, al igual que los espectáculos en vivo, que desde septiembre de 2012 con la subida del IVA cultural estaban tributando al 21%.

Lo que no contemplan los Presupuestos de 2017 es la aprobación -la ley de Presupuestos no puede crear nuevas figuras impositivas pero sí reflejar su impacto recaudatorio- de las nuevas figuras impositivas anunciadas para gravar el consumo de bebidas azucaradas y la imposición medioambiental, que de momento se han aplazado a la espera de ver cómo evolucionan los ingresos fiscales.

Comentarios