Martes, 22 de Agosto de 2017
El Tiempo

ENTREVISTAS

El nuevo álbum de Marcos Cao ‘Océano Caos’, como el mar, “bello y peligroso”

El viernes, 17 de marzo, el cantante dio un concierto en Escenario Santander para mostrar su nuevo trabajo.

El cantante tuvo un exitoso concierto en el que tocó los temas de su nuevo disco, así como algunas canciones de 'La sonrisa de Julia'
El cantante tuvo un exitoso concierto en el que tocó los temas de su nuevo disco, así como algunas canciones de 'La sonrisa de Julia'

Marcos Casal Cao, cantante y ex componente de ‘La sonrisa de Julia’, llega a Santander para presentar en concierto su nuevo disco, ‘Océano Caos’. El 17 de marzo, en Escenario Santander, a las 22 horas, el público ha podido disfrutar del primer álbum en solitario del cántabro, que ha concedido a Eldiariocantabria una entrevista antes de salir al escenario.

Pregunta.- Es su primer disco en solitario y se llama “Océano Caos”, Caos se entiende por tu apellido, pero ¿de qué viene océanos?

Respuesta.- En fondo era un juego de palabras, yo he crecido junto al mar y este disco es una inmersión en las emociones personales, es un disco super introspectivo, y a mí me parece que el océano definía lo que te puedes encontrar en el disco: aspectos super bellos de la personalidad de alguien pero también aspectos más oscuros y tormentosos, y de ahí de poner la palabra caos, que aparte de hacer referencia a mi apellido me parecía que funcionaba muy bien con el océano, que te puedes quedar mirándolo y sea super bonito pero también tiene su peligrosidad, y creo que yo también la tengo y la mayoría de la gente que conozco también. Me parecía un título sincero que muestra muy bien lo que puedes encontrar en este disco.

“El disco es como el océano, o las personas: aspectos super bellos de la personalidad de alguien pero también aspectos más oscuros y tormentosos”

P.- El mar al que hace referencia ¿es una playa concreta o es el Cantábrico en general?

R.- Me refiero al Cantábrico en general. Mi padre es buceador, bueno, no profesional, pero ha buceado toda la vida, y yo recuerdo desde pequeñito estar buceando con bombonas con mi padre, siendo muy muy pequeñito, siempre en deportes marítimos, y los veranos junto al mar, ya fuese en Isla, o en Santander, o en Asturias donde íbamos también. Es una relación muy estrecha que he tenido yo siempre con el mar: sigo haciendo buceo, sigo haciendo surf, acabo de darme un paseo por la playa donde vivo, Loredo, con mi perro junto al mar. Tengo una relación muy estrecha con el mar y para mí emocionalmente significa mucho.

P.- ¿A qué tipo de público está destinado este disco?

R.- Es difícil de definir que tipo de público. Estoy viendo que en mis conciertos, el otro día, en Valencia, me saludaron dos chicas de 23 y 22 años pero también he visto gente de 60, y obviamente gente de veintitantos, de 30, de cuarenta y tantos. Por edad no se podría definir, por género tampoco, estoy viendo que hay chicos y chicas. Tal vez sea un disco femenino en el sentido de que hablo sin tapujos de ciertas emociones, sin esconderlas, sin cinismo, abiertamente de ellas. Entonces no sé a qué tipo de público puede estar destinado porque yo veo gente de todas las edades y distintos géneros. Tal vez a gente que no le importe bucear en ciertas emociones, te tiene que apetecer entrar ahí.
P.- Sí, porque si no la quieres revolver…
R.-
Exactamente, si no las quieres revolver es un viaje el que te propongo en este disco que entiendo que pueda no interesarte. Una de las mayores preocupaciones que tengo en mi vida es estar bloqueado emocionalmente y creo que este disco es una catarsis para desbloquearme. Espero que también le pase a los que lo escuchan.

“Una de las mayores preocupaciones que tengo en mi vida es estar bloqueado emocionalmente”

P.- Esa es otra de las preguntas, tengo entendido que este disco le creó después de una pérdida de un ser querido ¿cree que otros al escuchar su música se van a sentir identificados con ese sentimiento?

R.- Yo creo que sí. El caso es que ya lo están haciendo. Me lo trasmiten. Lo más bonito de la música o del arte en general es que no hace falta que sientan lo mismo que yo. Una canción crece cuando la estás haciendo porque va creciendo mientras la haces, pero sobre todo crece cuando la escuchan los demás y es maravilloso como hay gente que las hace suyas, cada uno con sus circunstancias. Hay gente que para mí puede significar una cosa y para otras personas puede significar otra cosa y de repente, la canción ha crecido en significado. Eso es lo bonito del arte, produce emociones subjetivas a cada persona y que no hablamos de algo objetivo o matemático.
P.- Nunca se puede entender mal la música
R.-
Se puede sentir o no sentir, o sentirte identificado. Yo creo que cada uno según como sea intenta ponerse en armonía con ciertas emociones, y el que tiene ira y rabia dentro, como podía tener yo de adolescente, pues te apetece escuchar Nirvana, que era lo que escuchaba yo entre otros grupos, porque tu quieres expresar de esa manera. El arte y la música es para eso, no es que esté bien o mal, es que unos se identifican más y otros menos. Es algo muy subjetivo y para mí es lo maravilloso de esto, que no hay que luchar contra nada sino disfrutar de lo que te gusta y no hacerlo con lo que no te emociona. Y sí que me sorprende mucho como puede alguien de 23 años que me diga “he flipado con esta canción porque lo que sea”. Me parece alucinante porque yo voy a cumplir 40 y mi vida no tiene nada que ver con la suya, absolutamente nada que ver, pero la música trasciende y hace que las canciones crezcan. Ayer mismo me ha llamado alguien de sesenta y pico años que me conoce diciendo que era el mejor disco que había hecho y me pareció flipante en una persona super melómana que tiene miles de vinilos que me dijera eso, me parece alucinante que se junten esas dos posibilidades. Quiere decir que la música crece y no tiene límites.

“Una canción crece cuando la estás haciendo porque va creciendo mientras la haces, pero sobre todo crece cuando la escuchan los demás y es maravilloso como hay gente que las hace suyas”

P.- ¿Ha omitido alguna canción porque era demasiado intima para Ud?

R.- No, realmente hay una del disco, que es ‘Intocable’, que no se puede superar mucho en intimidad. Ésa es precisamente la canción que empecé a grabar por la pérdida de un ser querido y yo creo que nunca me había expresado de esa manera en una canción y creo que una vez que publicas esa canción lo demás es sencillo. Y no, no me he cortado, me he cortado en alguna canción que he visto que no he conseguido acabarla como yo quería y la he dejado para más adelante, hasta que no esté terminada a la perfección como a mí me gusta no la publico.

“’Intocable’ es la canción que empecé a grabar por la pérdida de un ser querido”

P.- ¿El ser querido era un familiar?
R.- Era un ser muy querido con el que yo probablemente pasaba, no la mayor parte de mi tiempo, pero uno de los seres con los que yo pasaba más tiempo, me ha acompañado a muchos lugares, a conciertos, a grabaciones de discos, a grandes paseos nocturnos. Simplemente fue inesperada la pérdida y por eso me sorprendió, que nos tuviéramos que separar tan pronto cuando no te lo esperas, que son las que duelen cuando son inesperadas.
P.- Bueno, a veces aunque lo esperes, si es un ser querido, duele en el alma.
R.-
Sí, yo esto lo espere, tuve tres meses para saber lo que iba a ocurrir. Quiero decir que si se va a morir tu abuelo, pues obviamente puede ser durísimo, incluso tus padres puede ser durísimo, pero alguien con 80, setenta y tantos años, 90, pues te lo puedes esperar, son cosas para las que tienes que estar preparado, o más te vale, pero hay otras que te sorprenden más y el aprendizaje es distinto.

P.- Tengo entendido que ha grabado el disco en el estudio de su casa. ¿Es más fácil trabajar en casa o tiene más ventajas el estudio discográfico?
R.- Bueno, un estudio de grabación lo que tiene es que tienes ciertas personas que se encargan de cierta parte de trabajo, es decir de todo lo que es la sonorización, la grabación, tú no tienes que estar tan pendiente. Por otro lado, para mí grabar en casas tiene muchísimas ventajas porque no estás pendiente de que a cierta hora te tengas que ir. Un estudio cierran a tal hora del día y te tienes que ir y a mí esa tensión no me gusta. Me gusta estar en casa tranquilo, yo tengo un pequeño estudio, suficiente para grabar voces, pianos, guitarras acústicas, bajos, que es de lo que compuesto este disco. Para mí es una maravilla acostar a mis hijos, ponerme a tocar el piano tranquilamente, saber que me puedo tirar hasta las cuatro o las cinco de la mañana si hace falta, si estoy inspirado. Saber que si las musas aparecen no hay prisa. Y sobre todo poder trabajar por la noche para mí es fantástico, porque una de las peores cosas que hay para la creatividad, ya sea para escribir en tu caso, para hacer canciones en el mio, o para lo que quiera cada uno, son las interrupciones y vivimos en un mundo que estamos constantemente interrumpidos por el móvil, ya sean las redes sociales, los whasapps, entonces la falta de concentración es un problema. Por eso trabajar de madrugada es una maravilla porque sabes que las horas de estudio porque estás en tu casa y que nadie te llama a esas horas ni te molesta. Creo que eso ha sido importante. Claro también me he pasado seis meses grabando, eso en un estudio hubiese sido imposible.

“Estamos constantemente interrumpidos por el móvil, ya sean las redes sociales, los whasapps”

P.- ¿Por qué cuánto tiempo hubieras tardado en un estudio de grabación?

R.- Depende de la economía, en un estudio hubiese tardado muchísimo menos porque son muy caros, generalmente el tiempo medio de grabación de un disco suele ser de un mes. Porque claro entras a grabar y aprovechas el tiempo a toda velocidad porque estás pagando un estudio de grabación. Suele ser un mes entre unas cosas y otras, lo tienes grabado y mezclado. Yo empecé en diciembre y acabé en junio, osea que me hubiera arruinado si lo hubiera hecho en un estudio, dice entre risas.

P.- También le permitía compatibilizar la música con las cosas de casa. Es una ventaja también ¿no?

R.- Para mí sí. Estaba justo antes de este disco y durante, con un proyecto Billy Boom Band, que es como de rock, hace música para adultos pero es para niños y que funciona muy bien por suerte, estoy todo el día tocando por ahí. Yo vivo en Loredo, aunque vivía en Madrid, me vine con mi pareja a Loredo a vivir para buscar una forma de vida coherente con nuestros ideales y con lo que esperamos de la vida. Es un sitio muy tranquilo, yo vivo ahí de una manera muy sosegada, no veo casi nadie, vivo muy a mi bola, y me encanta con mis hijos, el colegio al lado de las dunas, es ideal. Entonces, me apetecía no tenerme que ir un mes de casa y perderme un mes de todo eso, si además de todo lo que te he contado no pierdo el día a día, aunque me acostará a las cuatro de la mañana y me tuviera que levantar a las ocho para llevarles al cole, no me importa, luego ya echaba una siesta. Pero me apetecía hacerlo así porque me da mucha libertad y mucho contacto con la vida que llevo. Además, coincidió con una época que tocaba mucho y los fines de semana me iba a tocar y ya no me apetecía seguir fuera.

“Antes y durante la grabación del disco he estado con otro proyecto, Billy Boom Band, rock para adultos pero también para niños”

P.- ¿Recomendaría a alguien que empieza grabarse en casa?

R.- No, no se lo recomendaría porque yo he hecho esto después de grabar siete u ocho discos, siete míos y uno de una producción ajena, en la que he trabajado con músicos increíbles como Raul Delgado de ‘La sonrisa de Julia’, Curro Moral, muchos músicos brutales de los que he aprendido mucho. Y luego muchos productores, ingenieros de grabación, que me han enseñado muchísimo. He tenido la suerte de trabajar con Nigel Walker, que trabajó con Mick Jager, con Pink Floyd, con Tina Turner, trabajó en el estudio de los Beatles, en Abby Road, en Inglaterra. Entonces yo he podido trabajar con gente así y he aprendido muchísimo, porque yo me considero un aprendiz constante. Después de aprender todo eso y de tener un equipo que siendo poco es de calidad, me puedo permitir grabar un disco en mi casa pero creo que alguien que empieza lo mejor que puede hacer es rodearse dentro de sus posibilidades de gente que sepa para ir aprendiendo porque no se aprende mejor que haciendo, no hay escuela mejor que hacer un disco, y si te puedes rodear de alguien que sepa un poquito más que tú, pues siempre mejor porque irás aprendiendo.

P.- Ahora está de gira para presentar el trabajo, ¿cómo lo enfrenta?

R.- Con calma, con mucha tranquilidad. Este disco salió sin más pretensiones que expresarme y desbloquear ciertas emociones. Ha salido algo precioso, estoy entusiasmado con el resultado, mis compañeros de banda también, el diseño, los videoclips… Estamos felices trabajando sin muchas pretensiones más que expresarnos y hacer cosas bellas. La gira nos la tomamos así, empezó en Madrid, luego hemos hecho Barcelona y Valencia, venimos este viernes a Santander, haremos Oviedo, Santiago, León, Sevilla ya está confirmado y algunas fechas más. Pero nos lo tomamos a compartir noches con nuestros seguidores que van a los conciertos, a pasar una buena noche, a crear esa magia que se crea solo en los conciertos, al menos en los nuestros lo intentamos, que es esa magia que se crea con el público a partir de la cual el concierto ya no le haces tú solo, le hacemos entre todos los que estamos en la sala, los que estamos en el escenario y los que están abajo. Así que me lo tomo como viajes en los que disfruto muchísimo con los compañeros que me acompañan y con el público, y a disfrutar de cantar, de tocar y las noches que pasamos por ahí fuera. Sin más pretensiones.

“Este disco salió sin más pretensiones que expresarme y desbloquear ciertas emociones”

P.- La magia de la que habla ¿se produce con alguna otra cosa?

R.- No, yo no conozco ningún arte que se produzca eso porque ni siquiera el cine o el teatro, bueno, depende de qué teatro, pero el teatro clásico no hay tanta interacción con el público. En un concierto la gente lo sabe. Hay ciertos conciertos, no todos, pero la magia de un concierto es cuando ya la conexión de los que están en el escenario y los que están enfrente en el público, al ver que los que del escenario se muestran, se expresan, se desnudan, se crea como una falta de miedos y de vergüenzas, y la gente se empieza a soltar, empieza a cantar todo el mundo. Hay mucha confianza, hablas de secretos de las canciones, compartes ciertos detalles con el público que en otras ocasiones no puedes compartir, y el público acaba siendo el concierto y sumándose a los instrumentistas y se crea algo que yo no he visto en ningún otro lado que en los conciertos. Éso es lo característico de un concierto de música que no tienen otras artes.

“En un concierto se crea magia con el público, se establece confianza, se cuentan secretos, el público se convierte en el propio concierto”

P.- ¿Y espera esa magia en Santander?

R.- Eso espero. Es algo que en modestia aparte que hemos conseguido siempre, básicamente porque ha sido nuestra finalidad. No siempre, me refiero siempre ya en los últimos años de ‘La sonrisa de Julia’, yo creo que se conseguía y era lo que nuestro público valoraba, que desde la primera o segunda canción ya había una química muy especial, un contacto muy cercano con el público, y de momento en los tres conciertos que hemos dado con Caos así ha sido.
P.- Pero al ser en casa...
R.- Hay mucha emoción. Todos los músicos de este grupo somos de Santander, de Cantabria, o vivimos aquí y hay una emoción brutal. Yo estoy apunto de ensayar ahora, será el penúltimo ensayo y en el anterior ya se veía una emoción muy grande. Espero que la trasmitamos al público y hay muchas ganas del público de Cantabria por vernos. No sé, no te lo puedo asegurar, pero estoy casi seguro de que va a ser especial.

P.- ¿Da algo de miedo también?

R.- Ya no. Yo tuve mucho miedo, me pasaba mucho que tocábamos por ahí con ‘La sonrisa de Julia’ y hacíamos grandes conciertos, iba a casa y buah, estaba más nervioso de lo normal. Pero a partir del creo que fue tercer disco, Bipolar, dimos un concierto en el Teatro Casyc y a partir de ese concierto fue increíble, ya rompí ese miedo, se formó algo muy muy especial, y a partir de entonces lo que hecho es disfrutar muchísimo. Y si algo tiene la experiencia y tocar muchas veces, fuera y en casa, es que éso con un poquito de suerte y con ganas se va superando, y ahora lo que hago es disfrutar muchísimo más.

“Tuve mucho miedo a tocar en casa pero conseguí romper ese miedo y se formó algo muy especial”

P.- Una pregunta más, ‘La sonrisa de Julia’ ha tenido varios cambios de componentes, al final están ahora mismo disueltos ¿no?

R.- Bueno realmente no hubo tantos cambios de componentes. Eramos cuatro, cayeron dos componentes por el camino, pero volvió uno de ellos, y en estos momentos eramos tres. Lo que pasa que en directo vamos con músicos, amigos que nos acompañan, porque necesitamos más componentes para tocar y éso si iba variando, pero sí que hubo momento que nos quedamos dos y luego al final hemos sido tres.
P.- Pero ¿se ha disuelto?
R.- Sí, sí. En estos momentos sí. Mira, en estos momentos estoy tomando un café con Raúl, de la ‘La sonrisa de Julia’. Disuelta es una palabra muy fuerte, parece que se ha disuelto un azucarillo en el océano y no se va a volver a juntar. En estos momentos estamos parados, porque estamos haciendo con Raul el proyecto Billy Boom Band y me acompañan en el proyecto ‘Océano Caos’, y si él tiene un proyecto sabe que me tiene para lo que quiera, incluso para conducir si hace falta, y somos familia además. Y Currito Morales, el otro componente, que vive en Madrid, el teclista, le queremos muchísimo, cada vez que voy a Madrid me quedo en su casa a dormir y Raúl también. Nunca se sabe si algún día nos apetece hacer algo y nos motiva, amistad, amor y cariño hay de sobra, así que no lo descartamos para nada.

“’La sonrisa de Julia’ está disuelta pero no descartamos volver a hacer algo juntos porque hay cariño”

Con estas palabras termina la entrevista con un cantante amable, accesible y que ha salpicado de sonrisas toda la conversación. Quizá tenga su lado tormentoso, como él afirma, pero hoy el océano y Marcos brillaban con su encanto.

Comentarios