Miércoles, 23 de Mayo de 2018
El Tiempo

ENTREVISTAS

“Para Pau sería un sueño jugar con el Racing en primera”

"Nadie sabe cómo", pero la "obsesión" de Pau Miguélez por el balón aparece cuando prácticamente todavía no ha dado sus primeros pasos.

"Tenemos fotos en las que casi no sabe andar y ya juega al fútbol en el jardín de casa”, asegura el padre del jugador nojeño, que está llamado a ser una de las promesas del fútbol cántabro y el club verdiblanco. 

Pau Miguélez jugando en las categorías inferiores del Racing
Pau Miguélez jugando en las categorías inferiores del Racing

Dicen que los niños nacen con un pan debajo del brazo, pero Pau Miguélez (Noja, 1999) lo hizo con un balón.  “En cuanto empieza a andar su obsesión es tener un balón de fútbol”, afirma Toñín Miguélez, padre del delantero del Racing. “Nadie sabe cómo, pero desde el primer momento le ha llamado mucho la atención. Tenemos fotos en las que casi no sabe andar y ya juega al fútbol en el jardín de casa”, asegura. Y es que la pasión de este joven nojeño por el balompié llega a tales límites que de pequeño no veía dibujos. “Sólo quería que le pusiéramos partidos de fútbol en la televisión”, declara Toñín.

Miguélez inició su trayectoria futbolística en la Sociedad Deportiva Noja como prebenjamín hasta que pasó al club verdiblanco como alevín, donde siempre ha jugado en las categorías inferiores hasta que el 23 de agosto de 2015 debutara con el primer equipo ante el Celta de Vigo B. El pasado verano firmó su primer contrato profesional con la entidad racinguista.

Además, ha sido convocado en numerosas ocasiones por la Selección Española –concretamente con la Sub-16, Sub-17 y Sub-18 -, ésta última para disputar la Copa del Atlántico en la que consiguió el subcampeonato. A principios del mes de marzo, el seleccionador Luis de la Fuente le llamó para realizar dos sesiones de entrenamiento en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas con el combinado nacional Sub-19.

¿En qué momento decidió que quería ser futbolista?

No es que quisiese ser futbolista, es que siempre ha querido jugar con un balón. Ha sido un niño de estar todo el día con el balón en la calle, ha sido su obsesión. En ese sentido ha estado muy adelantado a los niños de su edad, de hecho comenzó a entrenar con su primo que es tres años mayor que él.

Pau Miguélez con sus abuelos Pau Miguélez con sus abuelos

Como jugador lo está demostrando por sí mismo, ¿cómo es como hijo?

Para mí es casi mejor que como jugador, o sea que imagínate. En casa nunca ha dado ningún problema, es un chico que sabe lo que quiere y que disfruta con lo que hace. El propio fútbol le lleva a tener un comportamiento excelente en casa, con la familia y también en la calle, y en eso creo que los valores del deporte ayudan mucho.

Todavía es muy joven, tiene 19 años y la fama es muy tentadora, ¿ha cambiado su forma de ser desde que juega en el primer equipo?

Sigue siendo el mismo de siempre. Continúa viviendo en casa y va todos los días a Santander a entrenar. Va hasta allí con Álex García (centrocampista) que vive en Beranga. Yo les acerco el día que libro en el trabajo y el resto de la semana se turnan entre ellos para llevar el coche. Además, tampoco ha aparcado los estudios y ahora está haciendo un curso de entrenador personal y nutrición que compagina con el fútbol.

Muchos confían en que en el futuro pueda ser uno de los líderes del equipo, ¿crees que siente presión por ello?

Cuando le veo salir a jugar sigo viendo su desparpajo y no creo que note mucha presión, ya que ve el fútbol como algo con lo que disfrutar. Quizás ahora pueda tener un poco más por todo lo que se revuelve entorno al equipo, pero no a nivel individual. Sabe que está en el Racing, que hay que ganar y que se espera que el equipo ascienda, pero por lo demás yo creo que lo lleva bastante bien.

¿Y cómo vivís en casa toda esta situación?

Yo estoy disfrutando mucho porque siempre me ha gustado el deporte y he estado muy relacionado con él. Es un trabajo como otro cualquiera, y encima veo que disfruta y se lo pasa bien. Tiene el trabajo que todo el mundo desea: hacer lo que te gusta y poder ganarse la vida con ello. Para mí lo más importante es que disfrute de lo que está viviendo. Nosotros le apoyamos y vamos siempre a verle jugar, tanto en casa como fuera.

Pau de pequeño en el jardín de casa

En julio, antes de que firmara su primer contrato profesional, se rumoreó que tenía muchos equipos siguiéndole, pero al final decidió quedarse en casa. ¿Qué significa el Racing para él?

Pau es del Racing de toda la vida, siempre se ha sentido racinguista. Desde que comienza a entrenar en Noja quiere ser jugador de este equipo. Para cualquier niño que juega al fútbol en Cantabria su meta es llegar al Racing. Además, él vive de pequeño una temporada muy buena del Racing. Cuando llega a las categorías inferior del club el primer equipo está en primera división, y para él sus expectativas está cumplidas, siente que ya está donde quiere realmente.

Es verdad que había cosas muy interesantes, pero creemos que aquí también está muy bien. No le costó mucho decidir que quería seguir en el Racing, con su familia, con su mismo entorno de amigos y en su club predilecto.

Todavía le queda mucha trayectoria profesional por delante. ¿Hasta dónde creéis que puede llegar?

En el fútbol es muy difícil predecir algo así. Me conformo con que siga disfrutando y pasándoselo bien, y si el día de mañana sigue en el Racing y alcanzando cotas más altas con el equipo, mucho mejor.

¿Y cuál es su sueño, futbolísticamente hablando?

Para él sería un sueño jugar con el Racing en primera. Este es el fin de todo, con el que yo creo que cumpliría sus objetivos.

Ha sido convocado con todas las categorías inferiores de la selección, y recientemente entrenaba con la sub-19, ¿cómo habéis vivido ese momento?

Estamos muy contentos porque esto significa que le siguen observando y que les ha gustado cómo ha jugado en los últimos partidos. Ha pasado por todas las categorías inferiores, pero sí que es verdad que llegar a la sub-19 es ya un nivel bastante alto. Es un momento en el que necesitas jugar en tu club y no en categorías inferiores. Supongo que al empezar a jugar de continuo en el Racing haya vuelto a entrar en la ronda para el seleccionador.

Pau con la selección