Martes, 22 de Mayo de 2018
El Tiempo

DEPORTES

Preparados para volver a la ACT

El responsable del proyecto deportivo de la embarcación de Astillero, Miguel Ángel Ruiz Camus, explica los principales retos que el equipo afronta este año. El objetivo es lograr una de las plazas que les permita pelear por el ascenso a la máxima categoría del remo nacional.

Miguel Ángel Ruiz Camus, responsable del proyecto deportivo de remo de Astillero. Foto: edc
Miguel Ángel Ruiz Camus, responsable del proyecto deportivo de remo de Astillero. Foto: edc

La embarcación de Astillero tiene la ilusión este año de conseguir importantes retos y devolver de esta manera al remo cántabro al lugar histórico al que pertenece. Para ello confiará en el trabajo de Miguel Ángel Ruiz Camus (1978) como responsable de su proyecto deportivo.

¿Qué objetivo se fijan de cara a este año?

Queremos hacerlo lo mejor posible en la ARC1. Se trata de la segunda competición liguera más importante y nos fijamos como objetivo conseguir una de las plazas que dan derecho a participar en los playoff para pelear por el ascenso a la ACT y así devolver a Astillero a la máxima categoría del remo nacional.

Nos fijamos como objetivo conseguir una de las plazas que dan derecho a participar en los playoff para pelear por el ascenso

¿Esta categoría es muy competitiva?

Hay un nivel muy alto. De cara a esta temporada nos hemos quitado dos rivales fuertes del año pasado como Donosti y Santurce, pero también hay otros importantes como Getaria que van a dar mucha guerra. En Euskadi hay mucho nivel y o haces las cosas bien, o es muy complicado conseguir buenos resultados.

Sin olvidar, claro, la Concha.

Siempre es uno de los momentos más especiales del año. Nuestro objetivo es intentar entrar entre los siete primeros durante la clasificatoria para poder remar los domingos. Sería importante tanto para el club como para la afición, ya que la última vez que Astillero remó en la Concha fue en 2012.

¿Cómo ha sido el campeonato regional de remoergómetro?

Hace no tanto había tres o cuatro equipos participando en ACT y ahora no tenemos ninguno. Han sido unos años muy complicados

Se trata de una prueba de 2.000 metros por equipos, en la que participan cuatro remeros. Hemos tenido buenas sensaciones y la gente ha entrenado bien. Veo al equipo muy entregado y estoy muy contento. En Astillero contamos con dos patrones y 26 remeros y la gente está muy animada.

¿En qué momento se encuentra el remo en Cantabria?

En los últimos años en Cantabria hemos experimentado un bajón tremendo. Hace no tanto había tres o cuatro equipos participando en ACT y ahora no tenemos ninguno. Han sido unos años muy complicados. 

¿Qué se puede hacer para revertir esta situación?

Se debe empezar a trabajar en las canteras. Hay que impulsar las categorías inferiores y animar a los más jóvenes a participar y conocer el remo. Además sería necesario que volviesen a salir las ayudas económicas que había antes para impulsar este deporte.

La embarcación de Astillero, durante uno de sus entrenamientos. Foto: edc

¿Cuál es la parte más especial cuando uno se introduce en el mundo del remo?

Creo que la competición, la vida con los compañeros. Es un ambiente muy especial si te gusta el mar.

A nivel personal, ¿cómo afronta este año?

El pasado curso no remé y en diciembre tuve una lesión en la que rompí el tendón del bíceps. Ahora lo tengo casi recuperado y estoy empezando a alcanzar el nivel de cara al verano. 

¿Cómo se acercó al mundo del remo?

Comencé a entrenar a través de mi padre en la Maruca, cuando tenía catorce años. Estuve cinco allí, y después pasé a Santander. Desde aquí fui a Astillero en sus años buenos con José Manuel de Francisco, que era entrenador y el que me llamó. Durante los seis o siete años que estuve allí lo ganamos todo. Cuando se acabó el ciclo fui a Euskadi donde conseguí los títulos más importantes.

Comentarios