Miércoles, 07 de Diciembre de 2016
El Tiempo

DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

El 20% de los tumores de mama en España se dan en mujeres menores de 45 años

Este tipo de cáncer es el más frecuente en mujeres en España, y se estima que aproximadamente una de cada ocho presentará esta enfermedad a lo largo de su vida.

Su incidencia empieza a incrementarse a partir de 35 años, y es tres veces más habitual a partir de los 50.

Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida
Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida

Este miércoles, 19 de octubre, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, y por ello la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha hecho especial hincapié no solo en este tipo de tumor, sino en los datos que cada año se registran, destacando el 20% de mujeres que lo padecen en España y que tienen menos de 45 años.

Como ha destacado la Asociación, este tipo de cáncer afecta cada año a más de 26.000 mujeres, lo que lo convierte en el más frecuente de los tumores en mujeres en España. Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres presentará esta enfermedad a lo largo de su vida.

La incidencia empieza a incrementarse a partir de 35, es unas tres veces más frecuente a partir de los 50 y a los 55 de estabiliza. La tendencia de incidencia ha sufrido un cierto incremento en los últimos años, y este incremento ha sido similar en todos los grupos de edad, no se ha producido solo en las mujeres más jóvenes.

La supervivencia aumenta un 1,4% cada año y su tasa se sitúa cerca del 83% a los cinco años del diagnóstico

Afortunadamente, el cáncer de mama es uno de los tumores con mejor pronóstico y mayores índices de supervivencia y cronificación, gracias a una mayor concienciación social sobre su detección precoz y la consiguiente reducción del riesgo de desarrollarlo, así como también debido un mayor esfuerzo en investigación. 

La supervivencia aumenta un 1,4% cada año y su tasa se sitúa cerca del 83% a los cinco años del diagnóstico. Tres de cada cuatro casos son diagnosticados en estadios iniciales y sólo un 4% presenta metástasis al diagnóstico. Esto ha sido posible en gran medida gracias a la puesta en marcha de programas poblacionales de detección precoz. 

Sin lugar a dudas, el diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. A través de los programas de cribado con mamografías, se pueden diagnosticar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidad. Generalmente se recomienda realizar mamografías periódicas entre los 50 y 69 años. 

Cada mujer puede reducir su riesgo de forma individual con pequeños cambios en su estilo de vida. Actualmente se conoce que prevenir la obesidad, evitar el alcohol, una dieta adecuada y ejercicio habitual reduce no solo el riesgo de padecer un cáncer de mama sino también el riesgo de recidiva.

Aparte de la edad, hay otros factores que se asocian con un riesgo más elevado: las mujeres con antecedentes de cáncer de mama en la familia, o que no hayan tenido hijos o los hayan tenido tarde, o con menarquia precoz o menopausia tardía, parecen tener mayor riesgo. No obstante, muchas mujeres que han tenido un cáncer de mama no presentaban ningún factor de riesgo conocido. Poseer un riesgo mayor para el cáncer de mama no implica la certeza de que se vaya a padecer la enfermedad, sólo indica cierta predisposición.

Comentarios