Domingo, 18 de Febrero de 2018
El Tiempo

BARÓMETRO

Ciudadanos consolida su ascenso y sitúa a Podemos como cuarta fuerza

Mariano Rajoy, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez
Mariano Rajoy, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de enero, el primero con datos de intención de voto desde las elecciones catalanas, vuelve a situar al PP como primer partido en estimación de voto, pero cosecha su peor dato de la legislatura y sólo aventaja en 3,2 puntos al PSOE. Ciudadanos, por su parte, sube tres puntos y se aúpa a la tercera plaza adelantando a Unidos Podemos y sus confluencias.

En concreto, el CIS otorga al PP una estimación de voto del 26,3%, 1,7 puntos menos que tres meses antes y siete puntos por debajo del resultado que le dio la victoria en las generales de 2016. El PSOE repite como segundo, aunque cae un punto respecto a octubre y marca un 23,1%. La tercera plaza es esta vez para Ciudadanos, que tras ganar las elecciones catalanas del 21 de diciembre es la formación que más crece y llega al 20,7%, superando a Unidos Podemos y sus confluencias, que suben algo menos y suman un 19%.

Esta primera encuesta del año se basa en 2.477 entrevistas personales realizadas en 253 municipios de 47 provincias entre los días 2 y 14 de enero, con el artículo 155 vigente en Cataluña, en plena fase de conversaciones para constituir el Parlament y con Oriol Junqueras (ERC) en la cárcel y Carles Puigdemont (JxCat) huido en Bélgica.

El PP marca su peor dato de la legislatura en estimación de voto

INTENCIÓN DE VOTO

Al preguntar a los encuestados a qué partido votarían si las elecciones fueran mañana mismo, lo que se conoce como intención directa de voto, el estudio del CIS muestra un triple empate entre el PSOE (15,9%), Ciudadanos (15,7%) y el PP (15,5%), mientras que Podemos y sus socios se quedan en el 10,6%. Eso sí, hay un 19,2% que no sabe o no contesta, más un 11,3% que a priori no piensa ir a votar.

Cuando se añaden las simpatías de quienes no tienen su voto decidido, el PSOE demuestra ser el partido que presenta un menor rechazo y sube hasta el 19,2% en esa tabla de 'voto + simpatía', seguido de Ciudadanos (17,6%) y del PP (17,4%), mientras que Unidos Podemos sigue lejos con un 12,5%.

Con esas preguntas y el resto de la encuesta, descontando el voto oculto -al PP sólo recuerda haberle votado el 25% cuando en realidad sacó un 33%- y completando el estudio con su 'cocina' sociológica, el CIS calcula una estimación de voto en la que es el PP quien aparece en primer lugar con un respaldo del 26,3%.

EL PP, EN MÍNIMOS

Pero aunque vuelve a ser el primer partido en estimación de voto, el PP marca su peor dato de la legislatura pues tres meses antes (octubre) había anotado un 28% y en las generales de junio de 2016 sacó el 33%. Su ventaja sobre el PSOE se ha reducido a 3,2 puntos, la menor desde abril de 2015.

En Cataluña se aprecia un crecimiento de seis décimas en cada uno de los dos partidos independentistas

Y eso que los socialistas siguen retrocediendo respecto a los porcentajes que el CIS le atribuyó tras la reelección de Pedro Sánchez. En enero el PSOE saca un 23,1%, un punto menos que en octubre de 2017 y 1,8 puntos menos que en julio. En año y medio de legislatura apenas han subido 1,5 puntos desde el 22,6% que lograron en las últimas generales.

Mientras PP y PSOE se encogen, Ciudadanos crece 3,2 puntos en tres meses y se anota un 20,7% en enero, su mejor resultado tanto en las encuestas del CIS como en elecciones generales (en junio de 2016 sólo sacó un 13%).

El crecimiento del partido naranja le permite hacerse con la tercera plaza al superar a Unidos Podemos y sus confluencias, que en la encuesta de enero suman un 19%, medio punto por debajo de la anterior encuesta y 2,1 puntos menos que en las generales de junio de 2016. Dentro de la coalición, Unidos Podemos se anota un 11,6%, mientras que En Comú logra un 3,7%, Compromís-Podemos marca un 2,4% y En Marea un 1,3%.

ERC y PDeCAT

En el resto del hemiciclo, en Cataluña se aprecia un crecimiento de seis décimas en cada uno de los dos partidos independentistas, pues ERC sube al 3,4% y el PDeCAT al 2%, mientras que en Euskadi y Navarra el PNV marca un 1,2% y Bildu el 0,8%.

En cuanto a la valoración de líderes, el mejor puntuado es Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, con una nota de 4,01 puntos, superando tanto a Ana Oramas como a Joan Baldoví (Compromís), que hasta ahora encabezaban la tabla.

El líder del partido naranja supera con holgura al resto de políticos de ámbito estatal: el socialista Pedro Sánchez recibe una nota de 3,68 puntos, Alberto Garzón (IU) saca 3,67, y más lejos aparecen Mariano Rajoy (2,87) y Pablo Iglesias (2,54).

En todo caso, Mariano Rajoy sigue presentando un alto índice de desconfianza: hay un 78,2% que dice tener poca o ninguna confianza en él, y sólo un 20,1% tiene fe en el líder del PP. La gestión de su Gobierno es descalificada por el 55%, y sólo un 11,5% la ve "buena" o "muy buena". Cifras parecidas a la labor de oposición del PSOE, que sólo es elogiada por un 6,9% de los encuestados, por un 51,9% que la considera "mala" o "muy mala".

Entre los ministros, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría repite como la mejor valorada, con una nota de 3,58 puntos, mejor incluso que el propio Mariano Rajoy, aunque por debajo de Rivera o Sánchez.

Detrás aparecen la titular de Agricultura, Isabel García Tejerina, con una nota de 3,27 puntos, y el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, con 3,03 puntos. En el furgón de cola están Cristóbal Montoro (Hacienda), Alfonso Dastis (Exteriores) y Rafael Catalá (Justicia), los tres reprobados en su día por el Congreso, con notas de 2,33, 2,71 y 2,81 puntos, respectivamente.

CORRUPCIÓN

La preocupación por la corrupción experimentó un repunte de casi 3,5 puntos el pasado mes de enero, mientras que la independencia de Catalunya repite como quinto problema nacional, aunque con una caída de 1,8 puntos respecto al porcentaje que se anotó antes de las elecciones catalanas.

El paro sigue encabezando la lista de problemas con un punto menos que en diciembre y su segundo porcentaje más bajo de los últimos doce meses (65,8%), mientras que en tercer lugar repite la clase política, cuyas menciones caen más de cuatro puntos en comparación con diciembre y se quedan en un 24,3%.

El cuarto puesto es para los problemas económicos, con un 23%, similar al mes anterior.

La quinta inquietud nacional es de nuevo para la independencia de Catalunya, que cosechó su récord de menciones en octubre, coincidiendo con el referéndum, cuando llegó al 29% y se colocó la segunda de la tabla.

Al mes siguiente, ya con el artículo 155 de la Constitución activado, bajó al cuarto puesto (24,6%) y en diciembre cayó uno más con un 16,7%.

La preocupación que genera la situación en esta comunidad sigue disminuyendo y tras las autonómicas bajó al 14,9%.

La relación de problemas se completa con la sanidad (9,9%), seguida de los relacionados con la calidad del empleo, cuyas menciones suben más de dos puntos respecto a diciembre y se anotan un récord del 9,5%. Como octava preocupación, figuran los problemas de índole social (8,8%).

VIOLENCIA MACHISTA

Además, en enero la violencia contra las mujeres fue mencionada en un 4,6% de los cuestionarios, subiendo casi tres puntos respecto a diciembre y anotándose su récord de menciones desde 2008, cuando se situó en un 4,9%.

La encuesta se hizo tras los últimos asesinatos de diciembre, que subieron la cifra de víctimas de ese año hasta las 49 mujeres y tras el hallazgo del cuerpo de Diana Quer y la detención de su presunto asesino gracias a la denuncia de otra joven a la que había intentado violar.

Los problemas que más afectan personalmente a los entrevistados son, por este orden el paro (34,6%), los de índole económica (23,8%), la corrupción y el fraude (10,9%), las pensiones (10,7%), los problemas relacionados con la calidad del empleo (10,3%) y la clase política (9,5%).

SITUACIÓN ECONÓMICA

La percepción sobre la situación económica es la misma que en diciembre para el 7% que la define como "buena o muy buena", aunque han bajado 3,2 puntos los que la descalifican (50,7%).

La mejoría también se aprecia en la pregunta que compara la situación con un año antes ya que, por primera vez desde el estallido de la crisis son más los que opinan que está mejor (23,6%) que los que creen que ha empeorado (22,9%).

Con la vista puesta en enero de 2019, el 24,1% (23,5 en diciembre) confía en que mejore, frente al 19,6% que augura lo contrario.

La coyuntura política sigue siendo "mala o muy mala" para el 70% y sólo el 3,4% la elogia.

Para el 41,1% es peor que hace un año, únicamente el 5,4% considera que ha mejorado, y los que creen que en los próximos doce meses empeorará (24,5%) doblan a los optimistas (12,2%).